Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

¿Qué fue lo que tanto nos molestó del comportamiento de algunos colombianos en Rusia?
¿De dónde nace esa rectitud tan extrema al juzgar? Ni idea. Pero de lo que sí estoy seguro es que no tiene nada que ver con nuestra forma de actuar. Y es que si esa integridad fuera el reflejo de nuestro buen comportamiento este país sería otro totalmente distinto. No existirían el matoneo, las burlas, y la vida de muchos no sería un infierno.
Mucho menos, creo que tenga que ver con nuestra buena educación, nadie que se precie de ser bien educado reclama buen comportamiento con insultos, ni exige respeto para sí, ni para los demás, publicando vulgaridades y amenazas por las redes.
Creería que tiene que ver más con nuestra hipocresía y con la rabia y la envidia que nos despertó el hecho de que ellos sí hubieran podido ir a Rusia a ver el mundial. No nos llamemos a engaños, eso es realmente lo que nos duele e indigna, verlos por allá enfiestados, bebiendo, celebrando, pasándola bueno, mientras que a nosotros nos tocó quedarnos aquí trabajando.
De ahí a que muchos se escudaran en el argumento de “era preciso sentar un precedente” para poder celebrar el hecho no solo de que se les hubiera aguado la fiesta, sino el  que a uno de ellos lo echaran del trabajo. Pese a esta actitud ruin y miserable – nadie que se precie de ser una buena persona se alegra con la desgracia ajena -, insistimos en vernos a sí mismos como personas integras e intachables, todos unos adalides de la moral y la ética. Falso. No es que los Colombianos no podamos con el irrespeto y la falta de educación, es que cualquier excusa es válida para insultar y agredir al otro, mucho más si ese otro tiene un mejor puesto y gana un salario más alto que el de nosotros.
Quedar bien ante el resto, eso es además lo que buscamos haciendo pública nuestra indignación. Qué más da que en privado sí nos haya dado risa el vídeo, o que en nuestros genes, como en los de cualquier otro ser humano del mundo, esté reírnos de la desdicha y el ridículo ajeno. Lo importante es poder salir en redes a rechazar y a condenar el hecho, a calificarlo de espantoso, burdo, y a dejar explícita nuestra inclinación por el humor fino e inteligente.
Lo que subimos a redes es lo de mostrar, y nuestras opiniones no son la excepción. Es por esto que entre más airada sea nuestra reacción, y con más indignación y vehemencia rechacemos el acto, más alejados nos sentimos moral y éticamente del que cometió el error.
Una actitud que nace además de ese afán de teorizar y de darle trascendencia a todo. Ni al despistado, ni a la actitud de ese despistado que, tratando de hacerse el payaso, hizo quedar en ridículo a dos jóvenes y de paso quedó en ridículo él también dejando ver su cobardía,  se les  puede atribuir   la culpa  de todo lo malo que pasa en el país. El hecho podrá calificarse de broma de mal gusto, si se quiere de idiootez, pero jamás de monstruoso. Asignemos a cada acto la magnitud y la relevancia debida. Dejemos de tratar de explicar en cada tontería que hacemos la causa de nuestro subdesarrollo.
Rectitud extrema al juzgar que nace además de ese eterno complejo de pensar que los colombianos somos la peor porquería del mundo. Según eso, hasta inmerso en un ambiente de jolgorio y recocha el comportamiento de un habitante de un país desarrollado es intachable.
Empezando por este mundial, todos los días vemos actos reprochables cometidos por rusos, gringos, ingleses, argentinos, mexicanos…, es más, ¿cuántos jugadores de futbol sin importar su nacionalidad se la han pasado quemando tiempo, engañando al árbitro con faltas inexistentes?, pregunto ¿de qué continente eran el 90 por ciento de los ciclistas que se doparon en la década del 90 y en la del 2000? (Europa). Pese a todo lo anterior, juramos que los únicos a los que se nos va la mano es a nosotros los colombianos.
No es que esté justificado o minimizando el problema, es sólo una invitación a verlo desde una óptica distinta a la que parece ser la única y real preocupación de los colombianos: nuestra imagen en el exterior, cómo nos ven y qué piensan de nosotros allá afuera. El problema no es que seamos un país pobre y desigual, el problema es que los extranjeros nos vean como tal. ¿Cuándo entenderemos que más importante que intentar arreglar la imagen negativa que se deriva de un problema, es intentar arreglar ese problema?
Aunque, a veces, más que complejo presiento que es soberbia. Soberbia de pensar que somos tan únicos y especiales que el mundo entero sabe quiénes somos, y vive pendientes de nosotros. “Mira, hija ese que va allá es un colombianosky. Se reconocen a leguas. Definitivamente son una raza aparte, distintos a cualquier otro humano del planeta. Ahí donde lo ves son dañados, malas personas, violentos, echados palante, trabajadores, guerreros, maravillosos, especiales (¿no entiendo cómo nos la arreglamos para calificarnos a sí mismos de cosas tan opuestas?). Ahora bien, hija, un colombiano de pura ceposky es aquel que, guiado por eso que ellos mismos llaman malicia indígena, hace trampa, engaña, y comete cagadoskys como meter whisky al estadio”. “ Perdón papi, ¿cuál de ellos fue al que, tratando de mejorar su imagen y quedar como la mejor empresa del mundo, Avianca echosky?”

(Visited 468 times, 2 visits today)
PERFIL
Profile image

Alex Rojas. Bogotano. Publicista. Durante 7 años docente del distrito. Libretista de Televisión.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Opinión

    No le 'como' cuento a Mockus

    No existe en este país un político más sobrevalorado que Antanas Mockus. En qué radica su éxito, ¿por qué la(...)

  • Opinión

    Colombianos en Rusia

    ¿Qué fue lo que tanto nos molestó del comportamiento de algunos colombianos en Rusia? ¿De dónde nace esa rectitud tan(...)

  • Opinión

    ¡Petro presidente!

    Porque es el único que representa una opción real de cambio. Porque votar por el que dijo Uribe, como si(...)

  • Opinión

    La modelo y don José

    No sé quién es más cruel si aquel que discrimina a otro por su condición social, o aquel que un acto(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

2

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa y(...)

3

Francia ganó el Mundial de Fútbol hace un par de días. Julio(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. claudia519842

    lA LIBERTAD DE OPINION QUE DICE USTED DEFENDER, ES LA MISMA QUE VIOLENTA AL CRITICAR A LOS QUE NOS MANIFESTAMOS EN CONTRA DE LAS ACCIONES NEGATIVAS DE NUESTROS HIJOS COLOMBIANOS EN EL EXTERIOR…..OSEA, YO SOY LADRON DE EMPANADAS PERO SI VEO A UN VIOLADOR EN ACCION NO PUEDO HACER NADA NI DECIR NADA PORQUE NO ESTOY EN POSICION DE?

  2. No se trata de regiones ni de países lo que insultó el Sr. Ingeniero, fue a la dignidad humana violentando la confianza e ingenuidad sana de una juvenil japonesa. Ahora si de razas y culturas se trata es mejor dirigirse a la discusión de la creación de estas que se le atribuyen a Dios; pero que están en duda la aparición y origen de gitanos y colombianos.Las últimas investigaciones confirman que los gitanos no fueron creados por Dios, sin embargo no fue el diablo sino un gestor no tan maléfico como este. De los colombianos Dios asegura que el no fue el creador de estos y remitió a los investigadores al infierno para que le preguntaran al diablo; Pero este se asustó cuando le preguntaron y contestó que gracias a Dios el no había sido. Estemos atentos a las próximos reportes de los investigadores y muy alerta contra estos abominables abortos del universo.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar