Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: Los mensajes de los sueños

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Enfrentar la realidad de la muerte en un mundo donde se le rinde culto a la vida es una de las experiencias más duras de superar para una gran cantidad de personas. En efecto, nadie quiere aceptar la finitud de su existencia ni la de sus seres queridos. Conozco el caso de mucha gente que elude, incluso, hablar del tema. No quieren saber nada de la muerte y sus consecuencias para quienes les sobreviven. No obstante, en mi opinión, es un error cerrar los ojos frente a un evento inevitable; sería el equivalente a vivir el día con la esperanza de que la noche no llegara. Por ese motivo es mejor entender qué es la vida, para qué sirve y por qué es preferible ver la muerte con ojos de esperanza y no con una expresión de terror.

La pregunta del millón para muchas personas es: ¿por qué estoy en este mundo? o ¿de dónde vengo? Encontrar la respuesta a esos simples interrogantes ha sido la tarea de muchos sabios, filósofos y científicos. El problema surge cuando el investigador descubre que para un interrogante tan simple existen múltiples respuestas, muchas, incluso, contradictorias.

La posición más fácil, cómoda y descomplicada que muchos prefieren asumir ante el misterio de la vida es la inducida por los genios promotores de la sociedad consumista e individualista: la vida hay que disfrutarla plenamente dando rienda suelta a los placeres que nos ofrece, hay que comprar lo “mejor”, cultivar la apariencia y evitar la vejez porque es un signo de decadencia. La consecuencia obvia de este modus vivendi es una existencia plena de posesiones innecesarias y de muchos temores porque está basada en la creencia de que la valía personal depende de la imagen que se proyecta ante la sociedad y no de la dignidad que el ser humano posee por el solo hecho de existir.

Así las cosas, para quienes piensan de esta manera la muerte es un desastre. No solo es el final de todo su mundo, la pérdida de sus preciadas pertenencias, también es el vacío interior que sienten cuando comprenden, en un momento de lucidez, que solo fueron objeto de explotación por parte de quienes les adularon el ego para obtener ganancias. Nunca se sintieron amados y tratados con respeto. Una vida así, plena de banalidad y carente de fundamento espiritual, desemboca inevitablemente en un mar de temores y desasosiego cuando llega el momento de encarar la verdad de la propia partida.

El temor a la muerte desaparece cuando comprendemos que nuestra presencia en este mundo no es un producto del azar sino una oportunidad que tenemos para crecer espiritualmente. He dicho en reiteradas oportunidades, y lo ratifico ahora, que la experiencia de vida presente de todos los seres humanos es una opción que debemos aprovechar para situarnos en un lugar más cerca de Dios cuando retornemos al mundo espiritual después de atravesar el portal de la muerte. Es decir, después de despojarnos del cuerpo que ocupamos en este momento. Tengamos presente que la vida continúa pero de una manera diferente. Murió el cuerpo pero el espíritu sigue existiendo.

Al llegar al plano espiritual después de cruzar ese umbral, de alguna manera vamos a ser evaluados. Y no nos van a calificar por las riquezas acumuladas durante toda la vida, ni por los títulos adquiridos. Solo nuestras acciones serán tomadas en cuenta. Por eso conviene asumir a plenitud la necesidad de hacer un examen de conciencia y verificar en qué área de nuestra vida estamos fallando. Es posible que descubramos que estamos muy apegados a las cosas materiales y que nos resulta más importante el carro que un hijo. O que somos indiferentes ante una situación difícil de un familiar muy allegado. Tal vez la indolencia es una característica que nos distingue. En fin, para no permanecer en esa línea, debemos asumir el compromiso con nosotros mismos de ser mejores personas cada día. Con estos cambios sacaremos a flote nuestros mejores sentimientos y erradicamos aquellos que atraen malas influencias de naturaleza espiritual como son el odio, la envidia, el resentimiento etc.

Sobra repetir que en ese proceso los sueños juegan un papel importante. A través de ellos Dios siempre nos está mostrando en qué nos estamos equivocando. Es nuestra decisión aceptar sus mensajes e implementar los cambios que necesitamos para mejorar.

A manera de resumen solo deseo puntualizar que la muerte solo es un paso hacia el plano espiritual. Al llegar allá y evaluar lo que fue la vida que dejamos atrás, nos daremos cuenta qué tan cerca o qué tan lejos quedamos de Dios. Esa posición dependerá de nuestras acciones en este mundo. Nacimos para servir a los demás, para ayudarlos en sus emprendimientos y ser solidarios con sus propósitos. “Si alguno quiere ser el primero, que sea el último y el servidor de todos”, dijo con sabias palabras Jesús de Nazaret. Cuando entendamos esta verdad y la asimilemos, viviremos sin temor alguno y la muerte, lejos de ser una catástrofe, será un acontecimiento natural que esperaremos con serenidad.

Los invito a ver el programa “Los Mensajes de los Sueños” que transmito en vivo por streaming por la página web www.elportaldelossuenos.com de 9:30 P.M. en adelante de domingo a jueves todas las semanas.

Twitter: @candy_delgado

Instagram: @candydelgado2016

Facebook: candydelgado

(Visited 1.707 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Nací en Barranquilla, Colombia, en 1949. Desde muy niña, a la edad de seis años, descubrí que poseía el don de interpretar los sueños. Al principio supuse que era una facultad natural que poseían todos los seres humanos. Sin embargo, con el transcurrir del tiempo observé que no era así. Entonces, al llegar a la adolescencia, decidí ocultarlo para evitarme problemas y malos entendidos con quienes suponían que lo mío era un arte adivinatorio. Después de haber educado a mis hijos, de verlos casados e independientes, y ya retirada de mis ocupaciones laborales, consideré que había llegado la hora de desempolvar el don y ponerlo al servicio de los demás.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Hubo un tiempo en que el servicio de transporte ofrecido por Uber(...)

2

No me imaginé que a los casi 30 fuera posible vivir miles(...)

3

Le acabo de recetar esta dosis de bicarbonato de sodio a una(...)

Publicidad
6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Syleolibros, en Amazon, Donald Trump lo mejor que le puede pasar al mundo y a los EU si es Elegido Presidente, LA Oración de Francisco, FRancisco antes de ser Papa, LA HIStoria de Papa Francisco, Trilogia la Toma del Palacio, la HIstoria completa jamás contada, 1 ASí comenzó todo, 2 A SAngre y fuego, 3 TRágico desenlace, complementados con, El Eme y la Toma, OPeración Ratonera, JUSticia bajo fuego, y mas.

  2. elportaldelossuenos

    Gracias a los comentaristas por sus aportes. Es bueno saber que la muerte, como experiencia, no nos aterra a todos. No es el final sino un nuevo comienzo. Reciban un abrazo de mi parte.

  3. eleonora102378

    A los 10 años me tocó presenciar el viaje prematuro de mi papá. Fué una experiencia que me marcó por completo. Primero, él se despidió de cada una de nosotras: su mujer a quien quiso profundamente y de sus dos hijas y luego de los demás familiares y amigos, ya en grupo. Nos dijo: a la medianoche emprenderé un viaje maravilloso y les ruego que se alegren conmigo, que se sientan en una fiesta. Y murió a las 12. Uno de sus mejores amigos, borracho empedernido, escribió en medio de lágrimas su homenaje al hombre y al amigo. Yo conservo ese escrito.

  4. Que bueno a sido encontrar a alguien, no que piensa como yo, sino que ” siente ” lo mismo que yo siento. Me reafirmo en mis creencias y pensamienos. Gracias..muchas gracias

  5. La muerte es una bendición para la humanidad, si no existiera, el sufrimiento sería espantoso para los más débiles. Si hombres con más de sesenta años delinquen y humillan con su poder a los demás, aún sabiendo que son mortales, que tal no lo fueran.

  6. claudia102677

    SOY JOVEN PERO DESDE NIÑA PIENSO EN LA MUERTE Y ME ATERRA SABER QUE ESTA AHI ESPERANDONOS A TODOS, TAMBIEN SOY CREYENTE Y PIENSO QUE ES UNA ROCA DE LA QUE ME AFERRO PARA NO PENSAR QUE TODO SE ACABA CON ELLA

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar