Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: Los mensajes de los sueños

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hace pocos días llegó a mi correo un sueño remitido por una mujer identificada como Grecia. Lo interpreté al aire en el programa que emito por mi página web pero ahora deseo publicarlo en este medio para subrayar la confirmación de muchas de las afirmaciones que he expresado a lo largo de este blog. He aquí el texto del correo:

“Hola buenas noches, quisiera contarle mi sueño. Mi papá murió hace unos meses y constantemente lo sueño y ayer soñé que él me mostraba que estaban como regalando tierras y la gente se mataba para lograr esas tierras; entonces yo me apartaba y cuando me aparté todos los que andaban murieron y él me dijo que en la muerte ni las tierras ni el dinero valen nada y yo le pregunté “¿usted sabe cómo voy a morir?” y él me respondió que el mañana sólo Dios lo sabe pero que un viernes va pasar algo feo y eso me tiene pensativa.”

Como lo saben los lectores de mis publicaciones, nuestros seres queridos fallecidos se comunican con nosotros mediante sueños. He dicho que generalmente al tercer día después de su partida al plano espiritual empezamos a soñar con ellos y a recibir su guía y advertencias de esa manera. También he enseñado que en ese plano no existe el tiempo y que, desde esa realidad alterna a la nuestra, pueden apreciar con nitidez nuestras equivocaciones y desaciertos porque todo lo ven y no se les puede mentir. Por eso se convierten en consejeros de su familia.

Partiendo de las premisas anteriores, el sueño de Grecia es aleccionador no solo para ella sino en general para todas aquellas personas que quieran tener una idea de cómo funciona esa otra realidad a la que accedemos después de abandonar el cuerpo que habitamos. En las imágenes del sueño su papá le muestra a manera de ejemplo el desarrollo cotidiano del comportamiento humano en el plano físico. Las personas luchan entre ellas, incluso se matan, para atesorar bienes materiales (las tierras en el sueño). Sin embargo, inmediatamente le enseña que en la muerte, es decir, en el plano espiritual, donde él se encuentra, “ni las tierras ni el dinero valen nada”. Sabias y sencillas palabras que tal vez por obvias poca atención merecen por parte de quienes transitan por este mundo.

El dios dinero es objeto de culto por parte de aquellos que anhelan disfrutar sus “beneficios”. Riqueza y poder son los objetivos que pretenden alcanzar quienes se autodenominan líderes en la sociedad. Aunque hay excepciones, son muy pocas y casi no se notan. Pero los efectos de la concupiscencia se aprecian por doquier. Solo basta con ojear los diarios para comprobar que los escándalos de corrupción por los sobrecostos en los contratos de obras públicas se suceden uno tras otro y las cifras desfalcadas son astronómicas; o que los niños se mueren de desnutrición mientras el dinero de la salud se pierde en el pago de procedimientos inexistentes, para solo citar uno de los casos denunciados.

Entre escándalo y escándalo discurre el diario vivir y la gente ya no se asombra con esas noticias porque su recurrencia en los medios tiene el efecto de presentarlas como hechos “normales”. Por esa razón muchos creen que “ser honesto no paga” y se lanzan a pescar las “oportunidades” que puedan encontrar en el mar de la corrupción y el pillaje.

En el plano espiritual ese cúmulo de riquezas no vale nada. Al contrario, si fue mal habido como lo enseñan las imágenes del sueño, constituyen un lastre que impedirá a quienes fueron sus dueños acceder a un lugar cercano a Dios. Allá solo les tendrán en cuenta sus buenas acciones y no el activo de la herencia que dejaron en la tierra.

Otro aspecto importante del sueño de Grecia es la respuesta de su padre a la pregunta “¿usted sabe cómo voy a morir?”; él le dijo: “el mañana solo Dios lo sabe”. Esta es otra verdad a la que ya me he referido anteriormente pero ratificada esta vez por el padre de Grecia. He dicho que no creo en la legitimidad de las artes adivinatorias. La Biblia las prohíbe y para muchos son prácticas diabólicas. Lo cierto es que el conocimiento del futuro solo le corresponde a Dios. Él es el único ser omnisciente y solo revela el futuro mediante los sueños cuando decide ayudar a una persona en particular o a un grupo determinado para que eviten las consecuencias de un peligro inminente. También puede tratarse de oportunidades que no se deben desaprovechar. El deja vu y los sueños premonitorios son ejemplos típicos de esta situación. Todo lo demás es charlatanería.

Un punto interesante es el relativo a la expresión “un viernes va a pasar algo feo”. Grecia dice que esas palabras la dejaron pensativa. Yo creo que quedó preocupada. Sin embargo la intención del espíritu de su padre no era asustarla ni anunciarle una desgracia futura que ocurriría un día viernes. En realidad los accidentes, los fenómenos naturales y demás hechos que causan muerte y destrucción pueden ocurrir cualquier día de la semana. En el plano espiritual el factor temporal no existe y por lo tanto allá no cuentan las horas, los días y las semanas. El padre de Grecia solo quiso llamarla a la reflexión para que tomara conciencia del hecho que dividió en dos la historia de la humanidad y que precisamente ocurrió un viernes: la muerte de Jesús de Nazaret. Ese día murió un justo, un inocente. Casualmente en la entrada anterior me referí a este hecho deplorable cuando dije que la actitud cobarde de Pilato permitió que se cometiera esa injusticia. Pero esa muerte significó la redención de la humanidad y ese es el detalle sobre el cual recae el mensaje del sueño. Conocer las enseñanzas de Jesús y convertirlas en una forma de vida es la mejor manera de aprender que en el mundo espiritual ni las tierras, ni el dinero, ni el poder o la fama tienen valor alguno. “Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que un rico entre en el Reino de Dios” Marcos 10:25.

En el programa Los Mensajes de los Sueños que emito por mi página web www.elportaldelossuenos.com de lunes a jueves de 9:30 p.m. en adelante interpreto en directo los sueños que recibo en el correo info@elportaldelossuenos.com. Posteriormente en YouTube, en el canal de Candy Delgado, quedan subidos los videos para que se puedan ver en cualquier tiempo. Están cordialmente invitados a enviar sus sueños al correo citado anteriormente y a ver y escuchar su interpretación en mi programa.

 

El portal de los Sueños

Facebook

Twitter

Instagram

(Visited 1.211 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Nací en Barranquilla, Colombia, en 1949. Desde muy niña, a la edad de seis años, descubrí que poseía el don de interpretar los sueños. Al principio supuse que era una facultad natural que poseían todos los seres humanos. Sin embargo, con el transcurrir del tiempo observé que no era así. Entonces, al llegar a la adolescencia, decidí ocultarlo para evitarme problemas y malos entendidos con quienes suponían que lo mío era un arte adivinatorio. Después de haber educado a mis hijos, de verlos casados e independientes, y ya retirada de mis ocupaciones laborales, consideré que había llegado la hora de desempolvar el don y ponerlo al servicio de los demás.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Todo el mundo habla de cerrar ciclos como si se tratara de(...)

2

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a las(...)

Publicidad
1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar