Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

POR JUAN ALBAÑIL.

El dilema en nuestro país por estos días, parece que es  “Ser optimista o no ser nadie”.

El optimista de la actualidad no cree en las cifras que no sean oficiales.

Está seguro de que los desplazados desaparecieron del país antes que los ateos.

Considera a la pobreza como un mal necesario y el déficit fiscal como un “impasse” de bajo perfil.

Para el optimista la imagen es todo; por eso ama furiosamente las encuestas y los vítores y los aplausos.

En el decálogo del optimista la crítica es sinónimo de traición y la réplica camino a la condenación.

El optimista silba y canta sin razón y repite todo el tiempo que La “actitud” es mejor que el jugo de noni y más barata gracias a los futuros beneficios del Tratado de Libre Comercio.

Ser optimista en estas latitudes es más bien sencillo.

Basta con imitar a quienes creen en las energías positivas antes que en los trece mil niños guerreros,

o a quienes  tienen reloj de cuarzo y le parece bien que  ahora “sólo” haya dos millares  de compatriotas secuestrados, salvo que el nuevo censo del Dane (que, como las nuevas fajas de yeso, todo lo reduce) lo contradiga.

o es suficiente con seguir las rutinas de quienes se bañan con alhucema, o encienden velas porque no son víctimas de un homicidio cada 24 minutos;

o de quienes duermen , aman y se desperezan desorientados por el Feng Shui, consultan el horóscopo y creen que la paz a lo sumo necesita un a mesa, dos gritos y tres genuflexiones,

O de los que  cuando se las entregan,  contestan su carta astral, son hinchas del análisis transaccional y del insigth, al mismo tiempo que del Deportivo Cali o el Independiente Santafé.

Para el optimista la historia  nacional tiene cuatro décadas exactas y el futuro comenzó  hace cuatro años y medio.

Por eso optimistas hoy se confiesan el Ministro Arias  (antes y después de la luna de miel), Sabas, (antes de ser ministro, es decir cuando quería ser embajador),   el Ministro Palacio  (que ama tanto el “Seguro” como lo nacional y por eso prefiere ver nacer sus hijos españoles),  los más de 40 congresistas con familiares empleados en el exterior, el ex ministro Londoño (que sigue aspirando humilde y legalmente al otro 20 por ciento de Ecopetrol), los empresarios que pagaron más de tres billones en sobornos para recibir licitaciones y una buena cantidad de colombianos que creen que tarde o temprano, vía referendo o reality show,  les  llegará la feliz oportunidad de  decretar (así sea con un articulito) que el símbolo nacional sea la papaya.

 

(Visited 30 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Hola. Somos los Juanes. Una familia de comentaristas independientes con varias cosas en común, el sentimiento de patria, fe en la libertad de expresión, respeto por el disenso, apellidos distintos y un sólo nombre verdadero. "Estas explicaciones, por la simple razón de que sin ellas muchos lectores supondrían que todos los personajes tratan de hablar igual sin conseguirlo": Mark Twain.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    Sufrimos de bravuconadas

    /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt;(...)

  • Entretenimiento

    Mentiras institucionalizadas

    Ahora resulta que todos somos  la institucionalidad del país. Ya nadie quiere ser, como en la vieja argumentación política,(...)

  • Entretenimiento

    La profecía no cumplida de Gaitán

    Cuando se cumplen por estos días sesenta años del magnicidio de Gaitán, un visitante desprevenido podría pensar que muy(...)

  • Entretenimiento

    La profecía no cumplida de Gaitán

    Cuando se cumplen por estos días sesenta años del magnicidio de Gaitán, un visitante desprevenido podría pensar que muy(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Si hablamos de logros importantes a lo largo del tiempo, de(...)

9 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. JosePalacios

    Muy buen articulo, muy critico, creativo e inteligente. existe este «optimista» precisamente porque por política implicita se instauró en este país que la «crítica es sinónimo de traición y la réplica camino a la condenación»; se insta a la comunidad via «optimismo» que acepte como verdad mentiras y se conforme con no estar personalmente peor. Se requiere por lo tanto que aparezcan pesimistas o «don nadies» que crean en el futuro, en el cambio, en la autocritica y en un mundo mejor. ¡no más conformistas que como tratando de purgarsen y recurriendo a su seudopositivismo se alegran de haber leído este articulo porque no leerán jamás al autor!

  2. marinarincon

    A diferencia del señor piedecuestaazul, a mi me fascinò la columna. Aunque no estè de acuerdo en algunas cosas. En cambio el coemntario de piedecueta es pueril y ese sì ramplòn.. No da un sòlo argumento…asì no se puede

  3. Piedecuestazul

    Muy «pingo» el comentario. Creí que valía la pena, pero, perdí el tiempo leyendo ésto, pero gané, porque jamás, jamás, volveré a leer a Juanalbañil.

  4. juansinmiedo, me declaro despues de leer, este blog, un autentico don nadie, y con un poco de miedo [no solo por que vivo en cali, sino por que ahora resulta que la farc no fue…humm?]. y creo que somos espectadores de una pelicula, que se repite que no tiene final, perdon, que el final es agonico, dramatico, con intereses oscuros, siniestro.
    solo queda esperar que nosotros cambiemos de rol,y nos covirtamos en actores, mejor, en protagonistas de nuestra historia,y que agotemos todos los sistemas de participacion, y no dejemos que la indiferencia, no impida construir un guion, digno, justo y equitativo.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar