Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog





Somos animales de sangre caliente. Hace falta poco: un trago, un arma, un tío traqueto, un primo militar, un amigo alzado en armas, para que nos envalentenemos, con los resultados que conocemos. La calle, los hospitales y sobre todos los  anfiteatros y cementerios son testigos de nuestros arrebatos. Fue suficiente el anuncio de un plan armamentista para que el país indeciso, abierta o de manera subrepticia, se decidiera por la guerra, por conjugar el verbo arrasar, por desconocer las diferencias a través del exterminio, por convertir esta esquina noroccidental de América Latina en un nuevo país que un día la historia reconocerá como Plomombia. Salen ganando ellos, los que viven de la guerra, los armados de todas las tendencias, los civiles que viven de las armas empuñadas por todas las tendencias. Finalmente resultamos como ellos, o peor, no hay guerrero más empecinado que el recién convertido. No nos bastó con el ejemplo chileno para entender los peligros que entrañan las soluciones militares, la soluciones de fuerza, las pacificaciones. No fue suficiente con lo que vivieron, con lo que siguen viviendo Argentina y Paraguay. Ni siquiera nos sirvió la triste experiencia peruana. La dictadura disfrazada que se ufanó del exterminio de la oposición armada mientras se deshacía corrompida por dentro y por fuera y deja hoy un país más débil y más expuesto que nunca a los populismos deseperanzadores, al resurgimiento y recrudecimiento de la violencia o a la extremización de la derecha. «No futuro» en cualquiera de las alternativas. Hoy nos sentimos bravucones porque tenemos un «tío» traqueto, alzado en armas e inclinado por la opción militar. Nos sentimos vencedores como se sintieron vencedores los que pensaron en El Salvador los que empujaron la guerra de casi dos décadas antes de que se sentaran a hablar de paz, o en Guatemala o en Nicaragua que embravuconados perdieron el tiempo de una generación y sacrificaron parte de su futuro. Aún estamos a tiempo para hablar de paz antes que de guerra, de pensar como los salvadoreños en esa dualidad inseparable: Justicia y reconciliación. Pero las dos, la  búsqueda de justicia como base para la reconciliación. Tenemos tiempo para pensarlo ahora  o después de otros quince años de guerra, al cabo de los cuales entenderemos como Luther King que no había caminos para la paz, porque la paz era el camino.

(Visited 50 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Hola. Somos los Juanes. Una familia de comentaristas independientes con varias cosas en común, el sentimiento de patria, fe en la libertad de expresión, respeto por el disenso, apellidos distintos y un sólo nombre verdadero. "Estas explicaciones, por la simple razón de que sin ellas muchos lectores supondrían que todos los personajes tratan de hablar igual sin conseguirlo": Mark Twain.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    Sufrimos de bravuconadas

    /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt;(...)

  • Entretenimiento

    Mentiras institucionalizadas

    Ahora resulta que todos somos  la institucionalidad del país. Ya nadie quiere ser, como en la vieja argumentación política,(...)

  • Entretenimiento

    La profecía no cumplida de Gaitán

    Cuando se cumplen por estos días sesenta años del magnicidio de Gaitán, un visitante desprevenido podría pensar que muy(...)

  • Entretenimiento

    La profecía no cumplida de Gaitán

    Cuando se cumplen por estos días sesenta años del magnicidio de Gaitán, un visitante desprevenido podría pensar que muy(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar