Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: Marmotazos

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Cuando Catherine se fue de la fiesta le dejó el mensaje muy claro a Andrés: “Tienes que acabar lo que empezaste”. Eso lo tenía loco. No paraba de contarnos y no hallaba la hora de llamarla y cuadrar cita. Todos lo notábamos ansioso, cómo no podía quedarse quieto, miraba el celular, caminaba de un lado a otro… Cada vez que agarraba el celular entre todos lo parábamos.


En nuestros capítulos iniciales de “Le pasó a un amigo: La prima”: Andrés fue a una fiesta de quince con su traga maluca y allí conoció a Catherine, con quien bailó un buen rato, sintiendo toda la atracción que puede sentirse por alguien que acabas de conocer y que te baila muy pegadita, con un vestido diminuto. Tras encontrar a su traga besando a otro tipo, Andrés se decidió a todo con Cathe, la tomó de la mano y la llevó al segundo piso del salón, que estaba a medio construir. La oscuridad y el frío de la noche los acompañaron durante 5 perfectos minutos, el calor de ambos aumentó hasta que el papá llamó a Catherine y ella se fue, dejando a Andrés acelerado. “Vestido y alborotado”. O a medio vestir, pues.

Acá encuentras la primera y la segunda partes.


“Marica, suelte ese pinche celular, no sea intenso”, decía uno. “No la llames todavía, deja al menos que pase un día, nojoda” le decía el otro. Si no fuera por nosotros, el man la habría llamado tan pronto abrió los ojos. Y es que ya todos sabemos que el que muestra el hambre no come. Ese domingo nos la pasamos tratando de hacer que Andrés se olvidara de ella, que se distrajera con cualquier cosa: que el partido del Barça, que la jugada de XBOX, que la ida a misa (no mentira, esto no pasó). Pero no lo logramos. Todo el día Andrés fue un solo manojo de nervios.

El lunes no se aguantó más y la llamó. Al menos fue por la tarde, aguantó a después de almuerzo.

– “¡Hola Cathe! ¿Cómo estás?”, dijo Andrés medio nervioso. No podía ocultar esa ansiedad.

– ¡Hooola Andrés! Súper. Oye, qué pena salir corriendo tan rápido ese día. Mi papá estaba muy mamón porque se iba ayer para Cali y quería dormirse temprano. ¿Me perdonas?

¡Yo a usted le perdono lo que sea! Claaaro Cathe, no te preocupes. ¿Y cómo va tu día?

– Bien bien, mucho trabajo, pero todo bien.

La conversación siguió por un rato, no mucho, porque Andrés no se aguantó más y le preguntó cuándo se volverían a ver. Catherine, tras reírse ruidosamente le dijo “veámonos este sábado. ¿Paso por tu casa?” Él no lo podía creer. La nena no se ponía con pendejadas, no le propuso salir a tomarse algo por ahí, o a caminar, a comer… nada. Directo al punto. Durante la semana él planeó bien cómo sería la cosa. Le armó plan familiar a la mamá (por ese entonces él vivía con la mamá) para asegurarse que no habría nadie en la casa. Se ofreció a recoger a Catherine, cosa que pudieran hablar en el carro y así cuando llegaran a la casa no fuera tan incómodo.

Marmotazos-Le_paso_a_un_amigo-La_prima_2Cuando Andrés la recogió le entregó una cajita de chocolates que le había comprado y en el trayecto entre el carro se pusieron a hablar de cualquier cosa, de cómo le fue al papá, de cómo estaba cada uno en el trabajo… y de la fiesta. Ahí la cosa empezó a tornarse más interesante porque era inevitable mencionar lo que pasó. Catherine sacó un chocolate y lo mordió con esa sensualidad que solo tienen las mujeres. A Andrés se le empezó a acelerar el pulso.

– Uy Andresito, esa noche yo me fui toda mal.

– ¿Cómo así mal? ¿Te enfermaste? Es que esa noche estaba como fría, y tú en ese vestidito.

– JAJAJAJAJA, nooooo Andresito, no seas tierno. Mal… porque me dañaste la mente, no quería dejar de besarte.

– Uy. ¿En serio? (dijo Andrés medio achantado). ¿Por qué?

– Pues porque besas muy rico. Me encantó como me pusiste contra la pared.

Obviamente él no tenía necesidad de que le contaran cómo fue esa noche, la había recorrido mentalmente muchas veces, así como había recorrido mentalmente a Catherine. Muchas veces.

– Te he recorrido mentalmente muchas veces. Yo tampoco quería que te fueras, pero pues ni modos, tu celular no nos dejó ser felices.

– Cierto, pero esta vez no está mi papá. Y ya voy a apagar el celular -dijo Catherine mirando fijamente a los ojos a Andrés, con una sonrisa pícara-.

Cuando llegaron al apartamento, Andrés no veía la hora de quitarle ese jean apretado que traía Catherine. La cola se le veía divina. Estaba muy nervioso y acelerado, obviamente casi no puede abrir la puerta porque no le atinaba a la llave que era. Entraron al apartamento y él no esperó más: La puso contra la primera pared que encontró y la empezó a besar. Él inmediatamente sintió como si estuvieran una semana atrás en aquel salón oscuro y en obra gris. Y está seguro que ella sintió lo mismo, porque inmediatamente se ubicó tal como estaba ese día. Así lo planeó él. Y esa complicidad que sentían ambos se manifestó a la perfección. Las manos volvieron a recorrer el mismo camino, aunque ahora con un poco más de ropa. Él no aguantó más, bajó las manos hasta su cola perfecta y de ahí la agarró para alzarla; ella entendiendo perfectamente, lo rodeó con sus piernas y se dejó llevar a la habitación.

Allí él la tiró a la cama y le empezó a quitar cada botón, entre acelerado y torpe, pero confiado, porque ella le inspiraba eso. Ella le transmitía toda la seguridad que él necesitaba. Ese cuerpo increíble estaba ahí para él, esperándolo impaciente y dispuesto. Andrés solo nos contó que Catherine era de estas mujeres muy enérgicas, que disfrutan de la intensidad en esos momentos. Que quieren todo muy fuerte, duro, sin compasión.


Andrés pasó varias semanas elevado, con una sonrisa de pendejo que ya nos tenía aburridos a los demás, aunque en el fondo era la cochina envidia que todos sentíamos, a pesar de no conocerla personalmente en ese momento. Porque luego la conocimos en un paseo a Villavicencio, y sí: esa mujer estaba como quería. No era muy voluptuosa, más bien flaquita, pero con un cuerpo muy lindo. Andrés le decía “mi flaquita talladora”, porque los huesos le tallaban a Andrés en ciertas posiciones que no describiré acá.

Marmotazos-Le_paso_a_un_amigo-La_prima¿Recuerdan que les mencioné que ella disfrutaba la intensidad? Pues en el paseo todos lo pudimos notar porque casi no los vimos. Estuvieron más tiempo encerrados en la habitación que en la piscina. Creo que hasta llegaron más blancos a Bogotá de lo que salieron. Podría jurar que Andrés adelgazó y todo, el muy desgraciado. La verdad es que casi no vimos a Andrés, pero no nos importó: por fin el man llevaba a alguien a un paseo. Y se desquitó como 30 veces. Tan contentos estábamos por él que los dejamos quedar en la habitación matrimonial que traen todas las fincas. Y le celebramos dos meses seguidos, regalándole RedBull cada vez que lo veíamos.

No duraron mucho más con Catherine, fue más un amor de verano que otra cosa (o sea, por el verano que traía Andrés). Un tiempo después la encontramos en Facebook y supimos que se casó y tuvo un par de hijos. Pensé que verla le iba a afectar a Andrés hasta que dijo con cara de idiota “marica, yo le hice a esa viejota.”

@OmarGamboa

Los dejo con la banda sonora, que creo que es lo que escucha mentalmente Andrés cada que se acuerda de Catherine.


Pues sí señores, por fin publiqué el final de “La prima”, jajaja. Varios de ustedes me preguntaban cada tanto, espero no haberlos defraudado con el final de la historia. Traté de recordar la mayor cantidad de detalles. Muchas gracias a mi editora silenciosa, como siempre tan bella.

Tengo muchas cosas qué contarles. La primera es que hace unas semanas renuncié a la Universidad, así que ya no soy profesor. Decidí dedicarme de lleno a mi agencia. Ya no me dirán más “profe”, jajaja. La verdad es que me hará falta compartir con los estudiantes, además que tenía un grupo muy bonito, pero ni modos. Necesito este tiempo. Honestamente, enseñar consume mucho tiempo y ya no podía seguir así. Mi admiración por los docentes, por los buenos, por esa dedicación que implica ser buen profesor. Espero haberles dejado huella de alguna manera; sentir que le aportaste a la vida de alguien es muy bonito, espero que así haya sido. Con algunos de ellos sigo en contacto, cuando me escriben por redes y conversamos un rato. Por otro lado, sigo dando cursos esporádicos. Y conferencias, que disfruto mucho hacerlas.

También les tengo otro dato a los amantes del Sushi. Los que me siguen en redes sociales quizás vieron que estuvimos en P.F. Chang’s aprendiendo a hacer sushi, y nos contaron que TODOS LOS DÍAS, desde las 5PM hasta que cierran, cualquier rollo vale 20 mil pesos. Les dejo acá el Instagram de P.F. Chang’s para los que quieran saber más. Creo que mi amiga Tifis va en estos días a celebrar un cumpleaños.

Por otro lado, ojalá ahora que tengo más tiempo pueda también dedicarle tiempo a los Marmotazos y acá nos veamos cada jueves (o viernes), como antes. Comenten todo lo que quieran, ustedes saben que leo cada comentario que me dejan, además que es muy rico leerlos, conocer su opinión, saber de ustedes. Cuéntenme cosas. ¿Qué más, bien? 😀

Eso es todo por ahora, nos leemos el otro jueves (eso espero). ¡Chau!


Si quieren encontrar todas las entradas, están en este enlace: http://blogs.eltiempo.com/marmotazos/ En el botón “Seguir a este blog +” pueden poner su correo electrónico para que les llegue cada vez que publico. ¡Así no se pierden ni una!

Algunas entradas anteriores: “Le pasó a una amiga“, “¿Por qué seguimos solteros?“, “Fui a Coldplay pero no lo vi“.

(Visited 2.726 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Soy un consultor apasionado por el Social Media y los contenidos digitales. Director de los Premios TW, a lo mejor de las Redes Sociales en Colombia, emprendedor en los ratos ocupados, melómano y escritor en los ratos libres. Soy profesor de Redes Sociales en la U. Externado, y de Marketing Digital en la Sergio Arboleda. Bogotano por nacimiento, ingeniero de sistemas por educación (Universidad Nacional) y tuitero por gusto.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Carlos Eduardo Álvarez anhela conquistar a Silicon Valley. A sus 22 años,(...)

2

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

3

La vida se trata de ganar y perder, parece que nunca vas(...)

12 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. karenandradecamargo

    hola Omar,
    Empecé a leer este blog por las historias de andrés y pues con el tiempo todo lo que escribias me gustaba mucho, gracias por terminar la historia después de una larga espera, no olvides a andrés!!
    Abrazos.

  2. haroldjuanpablo.castro

    Por fin llegó el final de la serie! Los marmotazos son tan importantes y divertidos para mí, que pese a tener filtros en mi correo para que solo las cosas importantes me notifiquen (para quienes no saben esto es los ítems que llegan a la bandeja de entrada), los correos de este blog los tengo en mi Inbox y además destacados: sigo otros blogs en ET pero esos si los hago llegar a una carpeta para verlos después… DESPUÉS! Saludos Omar, gran trabajo.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar