Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Desde que tengo uso de razón he escuchado esa frase. Cada cierto tiempo salen noticias diciendo que Colombia “podría” ser potencia mundial, que tiene todo para serlo. Somos los más en biodiversidad, tenemos petróleo, tenemos café, flores, tenemos talento y gente increíble. También tenemos plata (aunque los políticos se la roban toda y por eso ahora tenemos un I.V.A. del 19%). De todo esto ya hablé en “La Patria Boba“.  O en una nota de El TIEMPO, en el 2013, que se dice que fuimos (¿somos?) potencia mundial en aves. No sé para qué nos sirve serlo además de escribir noticias al respecto, o para sacar pecho y decir que tenemos un jurgo de pájaros. Pero lo cierto es que somos potencia mundial en eso.

Igual que decir que somos la primera potencia mundial en ciclismo. No quiero menospreciar a nuestros ciclistas, que son admirables. Ser los mejores del mundo en cualquier cosa es una vaina impresionante, más si lo hacen solos, sin un apoyo real del Estado. Ahora espero que le saquemos provecho a eso (provecho económico, por ejemplo que hagamos investigación y que desarrollemos una nueva técnica para ese deporte y sus derivados, o que inventemos nuevas bicicletas), porque hasta ahora tener los mejores ciclistas solo nos sirve para ponernos creídos y tener de qué hablar en los círculos sociales internacionales:

– Hoooola Colombia, qué milagrazo. ¿Qué más? ¿Cómo va tu economía?

– Mal, estamos jodidos y nos clavaron más I.V.A. Pero tenemos unos ciclistas de puta madre.

Hace dos años en el diario El País de España decían “Colombia: una potencia emergente en América Latina.” El artículo menciona “un periodo de crecimiento económico que comenzó hace más de diez años”. Como quien dice, veníamos divinamente pero algo pasó entre el 2015 y el 2017. Blanco es y Santos lo pone. Continuemos. Según una noticia de El Espectador, gracias a el posconflicto Colombia será potencia mundial en alimentos. ¿Será que esta vez sí? ¿O será otro pajazo mental como los de las últimas décadas?

OK, pensemos. Si tenemos todo eso, si somos potencia mundial en un montón de cosas que tenemos claras, si somos unos duros y tenemos todo el talento del mundo, ¿por qué carajos 30 años después aún no somos potencia mundial económica? Japón pudo hacerlo en 50 años, Singapur cambió del cielo a la tierra, Alemania superó dos guerras mundiales y un muro que la dividía cruelmente. Todas potencias mundiales.


Por estos días empecé a leer un libro llamado “Creatividad, S.A.” que vi en el Facebook de mi amigo Carlos Correa (@kloscorrea en Twitter) y que fue escrito por Ed Catmull, presidente de Pixar y Disney Animation. En el libro Catmull empieza describiendo el camino que lo llevó a fundar la empresa que hoy en día es uno de los íconos del cine mundial.

Llevo un capítulo y ya hay varias cosas que me llamaron mucho la atención. La más importante es cómo un ambiente de innovación y creatividad lo llevaron a ser lo que es hoy. Catmull se graduó de la universidad de Utah en 1969 con dos títulos, uno de física y otro en el entonces emergente campo de la ciencia informática. Resulta que por los 50 estaba en furor la carrera espacial y andaban en competencia con la Unión Soviética. Cuando los soviéticos pusieron en órbita el Sputnik, los norteamericanos reaccionaron formando ARPA LINK (siglas en inglés para la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada), que en esencia era la destinación de fondos a la investigación en universidades. Bacanísimo. Además a los científicos no les pidieron casi requisitos, ni RUT ni Cámara de Comercio, ni que pagaran seguros para las cláusulas de incumplimiento ni que firmaran ningún otrosí. Con decirles que ni siquiera se metían en los proyectos. Lo único que querían era que los científicos hicieran lo que saben hacer: investigar e innovar. Tampoco les dijeron que tenían que ser innovaciones militares (ARPA fue asignada al Departamento de Defensa). De esos recursos y esa investigación nació Internet. Los primeros pasos hacia conectar dos computadores y que se hablen entre sí se dieron en esas universidades financiadas por el gobierno (gracias a Jorge Torres, que aportó el dato en un comentario).

Parte de ese presupuesto fue asignado al nuevo departamento de computación gráfica en la Universidad de Utah. Pues imagínense que de ese grupo de estudiantes salieron -como por nombrar algunos-: el cofundador de Pixar; el fundador de Silicon Graphics y creador de Netscape; el fundador de Adobe (los mismos de Photoshop y el Acrobat Reader, creadores del formato PDF); y uno de los más importantes creadores de la computación gráfica, a quien le debemos el sistema de ventanas (el mismo que vemos en todos los computadores). Imagínense la medio bobadita de gente que salió de ahí. Y si bien es gente muy dura, no creo que es porque sean gringos o porque sean más inteligentes que el resto de seres humanos. Fue gracias a que tenían un ambiente adecuado para eso. En palabras de Catmull: “Tras doctorarme, en 1974, dejé Utah con una estupenda lista de innovaciones en el bolsillo […] Al igual que les sucedía a mis compañeros de clase, el trabajo que yo había realizado se debía en gran parte al entorno protector, ecléctico e intensamente estimulante en el que había vivido.

Como quien dice: estaban ahí para innovar, crear, pensar nuevas maneras de hacer las cosas y, sobre todo, los dejaban hacerlo. Tenían ganas y plata para hacerlo -el apoyo del gobierno y sus fondos-. De esas mismas ganas que tiene un montón de colombianos con muchas ideas que nunca ven la luz porque no hay cómo, porque no hubo quién les creyera en la idea o porque el gobierno en vez de incentivar ese tipo de iniciativas se la pasa tapando huecos fiscales o aumentando el I.V.A.


Pero la cosa no viene solo desde la falta de visión del gobierno, sino de la nuestra. Estoy seguro que nadie en el Departamento de Defensa se dijo “metámosle plata a ese parrandón de universitarios y verán que de ahí sale una nueva industria en Hollywood. Van a inventarse los videojuegos y nos forramos en plata. Vea, cuando yo le diga“. No señores, eso no pasó. De hecho, en 1974 la computación gráfica no eran más que cubos y rectángulos que se movían y parecían tridimensionales. En esa época ver un dibujo de una pirámide con sombra dejaba con la boca abierta. Que uno pudiera ponerle textura a un rectángulo y hacerla ver con un fondo de ladrillo o de cuaderno era tesis doctoral. No estoy exagerando (sobre algo parecido fue la tesis de Catmull).

Es como cuando hace unos años a los que nos la pasábamos pegados al computador nos decían que estábamos perdiendo el tiempo, o que las redes sociales no eran más que un chat.

Lo que hace 40 años se podía haber considerado una perdedera de tiempo (dibujar cuadritos con un computador) hoy en día representa miles de millones de dólares en industrias como el cine y los videojuegos, sin contar las aplicaciones en industrias como la militar y la salud. Gracias a eso hoy en día nuestros cirujanos pueden aprender a reparar corazones sin necesidad de abrir pacientes, ni cerdos, ni nada. Todo virtual. Seguramente la gente del Departamento de Defensa de Estados Unidos no sabía que 40 años después eso iba a cambiar el mundo, pero no por eso dejaron de hacerlo. Sencillamente invirtieron recursos (tiempo, dinero, creatividad) e innovaron por donde se les ocurriera.

Omar_Gamboa-Marmotazos-Orgullo_Colombia

Eso es lo que nos falta: Ese espíritu de innovación, esas ganas de crear cosas de cero y la decisión de hacerlo. Porque querer y hacer son dos cosas muy diferentes. Hace poco me invitaron a hacer una charla sobre esas veces en que la he “embarrado” y para qué me ha servido (lo llaman Fuck-Up Nights). Parte de lo que mencionaba en esa charla es que muchas de las ideas de negocio que tuve las dejé pasar por falta de ímpetu. Creo que eso ya no me pasa, o eso pretendo.

Lo que hace 40 años se podía haber considerado una perdedera de tiempo (dibujar cuadritos con un computador) hoy en día representa miles de millones de dólares en industrias como el cine y los videojuegos.

No tengo idea si alguien del gobierno me lea pero, si es así, ojalá consideren invertir más en investigación y desarrollo, eso es lo que de verdad va a sacar el país adelante (pregúntenle a uno de los colombianos más inteligentes, Rodolfo Llinás). Es inaudito que todavía dependamos del precio del café o del petróleo para estar bien económicamente. Y a ustedes los invito a creer más en nosotros, en ustedes mismos. Si tienen ideas y creen en ellas, intenten hacerlas realidad, sáquenlas adelante, empujen, sueñen y construyan. Y si tienen plata y conocen a alguien que tiene ideas, apóyenlo. No le regalen las cosas, pero sí motívenlo a probar su idea. ¿Quién quita que de ahí salga una empresa que les retorne más plata? Además no podemos seguir esperando que el gobierno nos saque adelante, eso no va a pasar. Si queremos dejar de ser subdesarrollados tenemos que creer más en nosotros y apoyarnos entre todos. La plata en el colchón no sirve para nada: hay que invertir. Acá con los ahorritos no se busca crear nada, prefieren comprar un apartamento en Girardot porque van a la fija (aunque nunca vayan al apartamento).

Miren nada más empresas colombianas muy nuevas pero que ya están haciendo la diferencia: MensajerosUrbanos.com, Platzi, Domicilios.com, 1Doc3, Rappi, Tappsi, PayU. Si uno de estos emprendedores hubiese llegado hace cuatro años a su puerta y les cuenta que tiene una idea para una empresa y que para eso necesita 50 mil dólares, que en en el 2017 la empresa valdrá 3 millones de dólares, ¿le habrían creído? ¿Le habrían metido plata a esa empresa?

¿Cuántas buenas ideas hay ahí afuera? Los gringos tienen muchas empresas líderes en el mundo no porque sean mejores que nosotros, sino porque se tienen más confianza. Esa es la única diferencia. Creo que hace unos años no había nada más tercermundista que Singapur. Esa vaina era un peladero en los 80 (igual que Dubai en los 70) y miren lo que son hoy. Sí se puede, pero hay que querer. Yo quiero. ¿Ustedes?

@OmarGamboa

ACTUALIZACIÓN: Los invito a leer el comentario que deja Gonzalo. Él es español así que puede darnos una perspectiva diferente porque nos ve desde afuera. Personalmente me parece muy acertada.


Con esta reflexión cerramos los marmotazos este año. No haré reflexiones y balances de mi 2017, pero sí les quiero agradecer a muchos de ustedes sus mensajes y comentarios, no solo acá sino en mis redes sociales. Varios preguntaban por qué no había vuelto a escribir, otros preguntaron por las historias de Andrés en “Le pasó a un amigo”. Ya empecé a escribir otra nueva, creo que se llamará “Ella no está enamorada de mí”. Cierro el año muy contento, gracias a que mi agencia de Influencer Marketing, TrendHouse, está andando de maravilla. El 2018 viene con muchos retos, de esos que me gustan. Ya les estaré contando el otro año.

Un abrazo para todos y muy feliz 2018. Vamos a comernos el mundo, vean que sí podemos, solo hay que creer un poquito en nosotros.


Ya saben que también podemos hablar en Redes Sociales. Me encuentran en  Twitter,  FacebookLinkedin e Instagram.

Un abrazo para todos, como siempre gracias por leer, comentar y compartir. ¡Chau!


Si quieren encontrar todas las entradas, están en este enlace: http://blogs.eltiempo.com/marmotazos/ En el botón “Seguir a este blog +” pueden poner su correo electrónico para que les llegue cada vez que publico. ¡Así no se pierden ni una!

Algunas entradas anteriores: “Del dolor también se aprende“, “El derecho a estar mal“, “El lenguaje incluyente nos tiene jodidos y jodidas“.

(Visited 10.972 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Soy un consultor apasionado por el Social Media y los contenidos digitales. Director de los Premios TW, a lo mejor de las Redes Sociales en Colombia, emprendedor en los ratos ocupados, melómano y escritor en los ratos libres. Soy profesor de Redes Sociales en la U. Externado, y de Marketing Digital en la Sergio Arboleda. Bogotano por nacimiento, ingeniero de sistemas por educación (Universidad Nacional) y tuitero por gusto.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

2

Los dos errores más comunes que se cometen por desconocer cómo funciona(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

57 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
    • Cierto. Pero eso me lleva de nuevo al otro argumento: No podemos esperar a que el gobierno nos saque de esta situación. En 200 años no lo ha hecho, los últimos 8 años han demostrado que eso no va a cambiar. En USA, por ejemplo, son las corporaciones privadas las que están empujando el progreso, no el gobierno. Acá debe suceder lo mismo y, adivine quién es el sector privado. Nosotros, la ciudadanía, formando empresas, investigando, proponiendo cosas nuevas.
      Si seguimos de pueblo pasivo, de pueblo que lo único que hace es quejarse del gobierno, siempre seremos pobres, mental y económicamente.
      Feliz 2018. ¡Un abrazo!

  1. Marmota, desde que como país no se suplan las necesidades mas básicas, no se puede pensar en salir del subdesarrollo, y esto no va pasar porque quienes administran y gobiernan no se interesan en solucionar nada, porque entonces como políticos, ¿ que campaña harían? No tendrían nada que prometer. Y por otro lado se puede ser muy creativo, adaptable y recursivo, pero, con hambre no camina nadie.
    Si nos comparamos con la USA, un trabajador normalmente allá destina el 30% de su sueldo en su elemental vivir. Vivienda – servicios- transporte – mercado. en un hogar nuestro eso mismo representa el 80% de la entrada. El mínimo; mientras por una hora allá son $10.20 dll. aquí las 8 horas $24.591 cop. Entonces así tengamos la fé de Isaías, para el dane, cárdenas y el ojibrotado con 200 mil al mes estas boyante, pues en 30 años tampoco saldremos del 3er mundo.

    • Obviamente la desigualdad es muy alta, comparándonos con países como USA y los europeos. Sin embargo, en USA particularmente hay mucha desigualdad social y hay un alto porcentaje de población pobre, lo que quiere decir que no es absolutamente necesario resolver eso primero. Es parte de todo, hay que avanzar en varios aspectos.
      No debemos esperar que el gobierno nos saque. Es el sector privado el llamado a liderar cambios, porque el Estado no lo hará.

  2. Gracias Ómar, excelente artículo; usted dio en el clavo: a los colombainos nos hace falta tener un poco más de fe en nosotros mismos. Por eso decía el ilustre profesor Yu Takeuchi que “un colombiano es más inteligente que un japonés, pero dos japoneses son más inteligentes que dos colombianos.” He ahí el otro punto y es que somos muy poco dados a trabajar colectivamente; somos muy dados a la envidia y pisotear el trabajo de los demás, en lugar de unir ideas para sacar adelante cosas más asombrosas. Y si a esa frase del profesor Takeuchi, le agregamos nuestra “inteligencia” en materia política, ahí si nos llevó la que nos trajo!

  3. marcoponciocaton

    Hoy en día en Colombia se debe es invertir en software y tecnología ese es el futuro, el país ha avanzado mucho en este aspecto pero es gracias a iniciativas privadas. Lastima que solo piensen en invertir en el campo y en el petróleo, creo que la razón es que es mas fácil robarse la plata en esos sectores.

  4. Este tipo si esta demasiado desfasado, eso seria si fuéramos gobernados por intelectuales como Alemania que tiene de presidente a una doctora en Física nacida en la parte comunista de Alemania pero Colombia jamas ha hecho un plan de desarrollo de 20 a 30 años donde se enfoque la educacion en esa direccion y aqui lo unico que esperan es en el petroleo, sera que a este no le han comentado que el petroleo esta en los precios mínimos y que esa es la verdadera enfermedad que acabo a Venezuela? Nosotros no tenemos petroleo, lo tenemos que buscar, Venezuela si tiene mas mayores reservas mundiales pero no puede hacer anda porque el petroleo no vale nada y lo único que nos esta salvando es la deuda externa y la exportación de Cocaína

    • Este desfasado tipo considera que cualquier cambio empieza por uno. Que mientras sigamos pensando que todo es culpa de nuestros gobernantes y que solo saldremos del hueco cuando aparezca un mecías, seguiremos tan mal como ahora. Ya tuvimos la oportunidad de tener un gobernante “primer mundista” como Mockus pero lo dejamos pasar. O cambiamos nosotros y exigimos más, ponemos de nuestra parte, o nos terminamos de joder. Feliz año.

  5. Acaso la auto clase dirigente, piensa crear competencia? la potencia está en todas partes; la mezquindad y la miseria mental de los detentadores no deja avanzar,nada diferente al delito puede avanzar el trabajo honrado siempre será perseguido a base de tenazas fiscales. o: NO?

  6. ¿Y qué es ser potencia mundial? Son países que, aprovechando su poder militar y económico, explotan y abusan de los países más débiles; invaden, arrasan y asesinan inocentes. Eso es ser potencia mundial. Los colombianos no somos aún tan malos como para convertirnos en eso.

  7. Mijito! si los ultimos veinte años nos han gobernado las mentes “mas ilustres” que ha dado este pais (Pastrana, Uribe, Santos), que esperaba usted de ellos. Y de que somos el pais mas rico del mundo, eso no lo dude.

  8. He observado muchas veces que la mirada de un extranjero se saluda de dos maneras: o se le desacredita por no conocer el país, o tiende a verse como una fuente para sentir pena por aquéllo de qué dirán los demás. También es sencillo para el extranjero reconocer lo diferente, sea bueno o malo, por aquello de que el contraste permite destacar mejor entre la confusión de quién da por hecho todo lo que ve, por aquello de que es local.

    Tras casi cinco años de vivir y observar al realidad económica y social colombiana, modestamente me he permitido – soy español – ofrecer mi punto de vista comparado con la realidad de mi país. Las comparaciones nunca son perfectas ni las premisas son iguales, pero existen elementos que pueden ayudar a poner en perspectiva a los colombianos algunos elementos que, sinceramente, creo que no son para tanto.

    a) casi todas las quejas que leo aquí (entre el texto y los comentarios) son muchas veces universales. No son puramente colombianas. Si estás dentro, no se ve. Si llegas de fuera, lo sientes y, súbitamente, pones en mejor perspectiva tu propio país: resulta que el tuyo tampoco es tan original en la queja.

    b) como los españoles, los colombianos tienen poca fé en sí mismos. Se creen un país atrasado, repleto de mentalidades incompatibles con la eficacia y el orden y condenados a vagar en una especie de basurero de la historia por siempre jamás. Yo creo que eso se puede retar: la España de los años setenta salía de un drama histórico de inmensas proporciones, justo como presumiblemente puede estar sucediendo en Colombia hoy. La sanidad no cubría a toda la población y las infraestructuras eran impropias de un país que entonces se decía que era la décima potencia industrial del mundo. Ojo, que estas cosas engañan: hoy es menos que la diez, pero se vive mucho mejor. La realidad española hoy no tiene nada que ver y lo han hecho los mismos que se creían marcados por la historia para el desastre. Un poeta español escribió que “de todas las historias del mundo, la peor es la española, porque siempre termina mal.”. La mejor prueba de lo contrario, quizá sea la liga de fútbol, que con tanta pasión se sigue acá.

    c) no hay ningún concidionante genético ni biológico para que un colombiano no sea competente ni eficaz. De hecho, son colombianos los conductores de taxi amarillo y son colombianos los conductores de Uber black, y cualquiera que se lo haya permitido verá la diferencia – visto de modo generalizado – de la actitud de profesionalidad y respeto al cliente de unos y otros. ¿Será al final un problema de incentivos, entendidos los incentivos como dicen los economistas (es decir, no hablo de sueldos y dinero)? En mi percepción personal, el desempeño de los colombianos en España no deja nada que desear. Y yo mismo empleo colombianos y trabajan con las mismas reglas que los españoles empleados en España y nada deja que desear. Obviamente, hay matices culturales. Pero…

    d) en muchas charlas que he dado en Colombia, al hablar de cambio organizativo y de la gestión de la digitalización siempre alguien levanta el dedo y dice que “si eso se puede hacer con los colombianos”. Yo creo que lamentarse de ser colombiano no sirve de nada, basta con querer comportarse como si el resto de colombianos tuvieran que comportarse como tu crees que debiera ser. Suena idealista, pero tampoco se puede hacer más desde tu propia esfera. Y eso puede ser muy revolucionario: ¿se imaginan en empeñarse en confiar un poco más en el talento de las personas y en retirar tanto control burocrático y semi militarizado que predomina en las organizaciones colombianas en las relaciones humanas y de trabajo? Alguien decepcionará, seguro, pero a la larga la gente devuelve lo que le dan. Y en mi empresa lo he comprobado.

    Obviamente, no pretendo dar lecciones a nadie. Tampoco las circunstancias españolas eran las colombianas. Siempre son diferentes aunque, como digo, se pueden trazar paralelismos. Pero eso tiene poco que ver: la cuestión es que si otros pudieron, tu tambien puedes y debes hacerlo según tu entorno.

    Quizá, amigo Omar, las personas de visión y con capacidad de generar liderazgo social deben crear una fuerte corriente de opinión para crear un cierto “despotismo ilustrado” en Colombia. Quiero decir que probablemente lo que mejor que se puede hacer es crear debates en torno a lo obvio que en el día a día del colombiano se pierden en la confusión del “siempre ha sido así”.

    Por ejemplo: hubo un Alcalde de Bogotá – no le nombraré, porque si se dan nombres todo polariza – que puso paradas para las busetas, con sus marquesinas protegiendo de la lluvia. Esto es lo obvio en cualquier capital del mundo ¿por qué nadie saluda esto en Colombia como un éxito básico?. ¿Cuántas horas de carro suponen viajar de Bogotá a Villavicencio? ¿De verdad es aceptable el tiempo que toma hacer 80 kilómetros? El día a día da por hecho que las carreteras colombianas den lugar a esos tiempos de recorrido, pero no es obvio. Yo creo que es ahi donde hay que crear, por ejemplo, el debate “indignado”, en que la sociedad resuelva lo obvio. Y no son sólo las infraestructuras, que lo merecen. Si no la educación, la sanidad o la burocracia ridícula que obliga a hacer tantas filas y traslados: ¿por qué aceptar como normal que haya que pagarlo todo en efectivo? ¿por qué seguir penalizando las transacciones bancarias? Dices en tu texto la cuestión de los seguros para, simplemente, presentar una oferta que ni siquiera te han concedido aún: por mucho que lo intento explicar en España, nadie lo entiende.

    Perdón si algún lector se ofende o piensa que la mirada crítica desde el exterior no está legitimida. Después de todo, mi país también tiene problemas. Pero si mi opinión les vale, creo que si en algo se puede contribuir a crear una senda de mejora, es la de empezar a desenmascarar lo obvio. Colombia tiene elementos magníficos como esos que se señalan aquí para ser potencia. Yo mismo los empleo cuando en el exterior se reduce la visión de Colombia a un país que produce y distribuye cocaína. Las sombras de la realidad no se pueden negar, pero las luces hay que proyectarlas.

    Colombia es un país sometido hoy al pesimismo. Pero no creo que lo puedan refrendar los datos. El país es mucho mejor que cuando llegué, pero todos piensan que están al borde del abismo. Hoy salieron los datos de que han vuelto a bajar los homicidios en Bogotá por otro año más. Por ejemplo. Desde mi visión, hay tanto por hacer, que el futuro sólo puede ser interesante.

    Te añado una teoría particular: el hecho de que el crecimiento del PIB se frene (ojo, no cae, se desacelera) puede ser una oportunidad excelente para mejorar la eficiacia: muchas empresas no podrán mantener procesos y métodos de trabajo obsoletos amparados en que se vende más porque la economía crece de modo natural, ahora habrá que pensar en cómo usar mejor los recursos para mantener la misma rentabilidad o mayor.

    Hay espacio para el optimismo. Sí, a pesar de esa corrupción tan obscena. Pero el mero hecho de crear el contexto de la indignación contribuirá a reducirla. Pongan, por favor, los líderes de opinión colombianos su grano de arena para el optimismo: no se trata de negar los problemas, sino encontrar solución a los problemas.

    • Es un honor que me leas, Gonzalo. Y más aún que te tomes el tiempo de escribir y aportarle tanto a la discusión. En serio muchas gracias.
      Comparto completamente tu opinión y creo que debemos empezar a aportar a los cambios. Admiro mucho el liderazgo que han tomado los españoles en Marketing Digital (que es el caso que conozco): constantemente están buscando la manera de innovar, de aportar. De definir pautas, medir, entender, y luego regalar ese conocimiento. Ahí es donde muchos debemos aprender y procurar acompañarlos en esa labor. Hay que echarse el bulto al hombro.

  9. gentilvidal0517

    Mientras la decisión del voto obedece a un tamal, una botella de ron, una promesa de trabajo, un bulto de cemento, unas hojas de eternidad o 50 mil pesos ser potencia mundial está a años luz de concretarse. Soñar no cuesta nada.

  10. gentilvidal0517

    Mientras tengamos esa corrupta clase política gobernando el pais seguiremos siendo uno más de los paises del tercer mundo. Potencia mundial? Un país de bárbaros, violentos, corruptos, incultos, indiferentes? Investigación o innovación de donde y con qué y con quienes?

    • No somos un país muy diferente del resto, no somos los más violentos ni los más bárbaros. Tampoco somos los más incultos. ¿Sabe que sí somos? Indiferentes (como ud también dice). Por eso creo que es hora de dejar de serlo, de exigir niveles mínimos o nulos de corrupción, pero eso empieza por nosotros. No podemos esperar que un político Mesías aparezca a tumbarla, porque eso no va a pasar. No seamos indiferentes.

  11. Todos los paises ricos, o tambien Chile y Argentina, tienen programas sociales para dar un impulso a los mas pobres y disminuir la delincuencia que nace de la pobreza. Sin eso, es imposible ser una potencia mundial.

  12. Hay dos factores para que Colombia no sea potencia mundial.el primero y principal: la mentalidad del Colombiano (el chip de programacion)donde esa educacion y formacion mental lo deja viendo solo hoy y no el futuro,es decir,no planifica el futuro y vive el presente sin hacer nada.vive a la deriva de lo que venga sin tomar las riendas (pereza,pachanga).el segundo elemento,son los dirigentes.que solo piensan en el beneficio propio y junto al numeral uno,viven sin planificar.en conclusion,ni ciudadanos ni dirigentes piensan en el porvenir pareciendo que todos viven en un Pais prestado y que no tienen ni patria ni nada.esa forma y mentalidad si no cambia Colombia y sus ciudadanos seran por la eternidad un Pais y ciudadanos tipo Banana Republic.despues se quejan de porque se estan en esa situacion y hechan la culpa el uno al otro y estos a un tercero.

  13. Potencia mundial de la estupidez, no ha visto la cantidad de idiotas religiosos evangelistas que pululan en este pais? No ha visto que los mitos urbanos, el reiki, la medicina bioenergetica, la superchería, las brujas, dios, el diablo y cuanta estupidez se les ocurre son las creencias de este pais? Aqui le dimos la espalda a la ciencia y la razón, al conocimiento, al trabajo duro, aquí nunca seremos potencia de nada mientras los medios de comunicación son lo que son y la educación es lo que es.

    • Entiendo que usted está criticando nuestro atraso cultural porque creemos en mitos como brujas, diablos, etc. Pero por otro lado nos está tildando de ser un país de estúpidos. Personalmente creo que creernos menos es una característica del subdesarrollo. Lo invito a que más que “pordebajearnos” como sociedad, procure levantarnos. A juzgar por la firmeza de sus aseveraciones, tiene un elevado conocimiento de lo que debería ser una sociedad y ya está por encima de las creencias míticas como las religiones. Si usted ya se liberó de esas ataduras mentales, ¿por qué no intenta aportarle más a esta sociedad que también es suya? Ayúdenos a sacarnos adelante, porque renegar del país no aporta mucho.
      Un abrazo y feliz 2018.

  14. Excelente articulo, mientras el congreso y senado sean armarios llenos de corbatas no llegaremos a ninguna parte, hay que empezar por cambiar la politiqueria y la forma de hacer politica, necesitamos con urgencia lideres jovenes con sentido de pertenencia y con amor patrio, todo es posible si hay conciencia social, acabemos con la corrupcion y seguramente nuestro pais entrara en el camino del cambio y el desarrollo. Feliz 2018 Omar y siga escribiendo, ud ya comenzo a generar cambio.

    • Muchas gracias Saúl. Claramente el gobierno nos tiene jodidos, pero también es porque lo dejamos. Algo que me causa curiosidad del mundo actual es que los gobiernos están empezando a perder protagonismo y liderazgo y lo están empezando a tomar las empresas privadas. Como la carrera espacial hacia Marte, está en manos de varias empresas como SpaceX (de Elon Musk). No es el gobierno, no es la NASA.
      En Colombia puede pasar algo similar, siempre y cuando haya gente que esté dispuesta a liderar. A tomar el testigo en esta carrera de relevos y empezar a correr a lo que marca.

  15. Tengo 45 anos y desde que tengo uso de razon eh escuchado esas mismas palabras; Biodiversidad, riquezas naturales, etc etc y en 30 anos estaremos en…Guerra decian en aquel entonces. La culpa…el gobierno y la corrupcion y de que no se hace nada por el pueblo, etc, etc. Pasaron 40 anos, 4 decadas y hoy x hoy la gente sigue diciendo lo mismo que decian nuestros Padres; Pasara mi generacion y seguira habiendo los mismos problemas, Narcotrafico, corrupcion, violencia, envidia, mal hablados, folclorismo desaforado, triunfaleros y maliciosos. Aunque para consuelo de la gente, no es el unico pais que esta asi; Latinoamerica y el tercer mundo estan Marcados por casi todas las mismas cosas. La verdad es que las potencias como EEUU se han hecho tan, pero tan grandes y el dependentismo tambien, que es dificil ver como un Pais como Colombia va a llegar a ser potencia. Sonar, no cuesta nada.

    • Toda mi vida he escuchado lo mismo. Lo curioso es que usted mismo está reforzando nuestro continuo conformismo. ¿No cree que es posible cambiar? ¿Que es hora de dejar de soñar con lo que podemos ser y empezar a serlo?
      Jeff Bezos creó Amazon en un garaje pasados los 40 años. Hoy es una de las empresas líderes del mundo.
      Creo que hace unos años no había nada más tercermundista que Singapur. Esa vaina era un peladero en los 80 (igual que Dubai en los 70) y mire lo que son hoy. Sí se puede, pero hay que querer. Yo quiero, ¿ud no?

  16. El hito histórico al que se refiere Gamboa, sucedio en 1957, cuando los sovieticos ganaron a USA la carrera por construir y orbitar alrededor de la Tierra el primer satelite artificial, del tamaño de un balon de basket, llamado Sputnik, que implicaba, igual que Corea del Norte ahora, poseer un cohete capaz de vencer la fuerza de gravedad para salir de la atmosfera y alcanzar la altura necesaria para orbitar el satélite. La reacción en USA fué de pánico social total, ya que creian que los sovieticos podrian bombardearle con bombas atómicas en cualquier momento. Ese instante crucial se llama en su historia el Momento SPUTNIK y produjo la asignación de millones de Dolares y recrutar la gente más brillante de las Universidades gringas, para la investigación y desarrollo científico enfocado en la defensa de USA. Se creo la agencia DARPA y uno de sus productos es la Internet que hoy usamos, Se creo las redes de transmisión de datos asincronicas, con caminos alternativos y diversos, para poder transmitir aun en caso de una guerra nuclear , protocolos de comunicación, hardware, Software, el producto más tangible de ese momento SPUTNIK es la internet de hoy …

    • Muchas gracias por el aporte y la profundización, Jorge. Efectivamente, en los años 60 fue cuando una “crisis” de ego les hizo decir a los gringos “La madre, esta década llegamos a la luna”. Y llegaron. Se pusieron la camiseta y se lanzaron.
      Olvidé mencionar en el escrito que de DARPA nació algo tan importante como Internet. Voy a ponerlo con su crédito.

  17. Básicamente porque Colombia es una nación económicamente pobre en donde invertir el poco capital es un asunto estupido, así que se prefiere la explotacion de cosas conocidas. No es que se decida ser pobres o no innovadores, eso vale forro, los capitales que circulan son tan pequeños que prefieren jugar a lo fijo. El estado es burocrático y por tanto apuesta a pagar la victoria electoral con cargos por empresas inciertas. Así que lo del ciclismo viene bien, y las iniciativas de gran coraje, pero mi estimado escritor, una golondrina no hace verano pero si alienta a otros a nadar contra la corriente.

    • Colombia no es pobre. Colombia tiene muchísima más riqueza en recursos naturales que el 95% de los demás países. Otra cosa es que se la roben, pero eso no es por nuestra economía sino por nuestra cultura y nuestra permisividad a la corrupción. ¿Sabía usted que con la plata que se robaron de Reficar habríamos podido comprar dos veces la Formula Uno? Enterita. Seríamos los dueños de la marca (es casi como ser el dueño del Mundial de Fútbol). Tenemos tantos recursos que por eso somos tan mediocres para aprovecharlos. Mire cómo Suiza tiene los mejores chocolates, pero importan toda la materia prima porque ellos no pueden por sí mismos.

  18. Tremenda ridiculez, es como decir que la luna sera sol dentro de 30 anos. Imposible! Colombia es pais brutalmente tercermundista, la mentalidad del pueblo viene con un atrazo cultural de siglos. El peor cancer y maldicion que impide el progreso de un pueblo es la religion dogmatica que los espanoles y la monarquia corrupta papal impusieron durante la invasion a Latino America. Omar olvista mencionar que Colombia ya es potencial mundial en corrupcion, injusticia social abuso en todos los ambitos. Tremenda porqueria de pais!

    • Japón era uno de los países peor vistos antes de la segunda guerra mundial. Que algo dijera “Made in Japan” era una desgracia, era despreciable en todo el sentido de la palabra. Pues ellos, una islita diminuta, hoy son una de las economías más fuertes, son una potencia mundial, signo de calidad.
      Singapur pasó de ser el patio trasero de Asia a ser una de las ciudades más importantes del mundo. Si ellos pudieron, no veo por qué nosotros no.

  19. Somos la Atenas suramericana pero porque estamos en ruinas… en fin! Es un buen propósito de nuevo año el creer mas en nosotros.
    Un fuerte abrazo, feliz año!
    y que el 2018 vengan mas historias de “le pasó a un amigo”

    • Muchas gracias por tus buenos deseos. Claramente yo pienso diferente. Inténtalo, mira que hay ejemplos de colombianos que han hecho cosas maravillosas. Mira que hay países que han estado peor y han salido adelante. Sé que es complicado porque venimos programados para el pesimismo, pero nadie dice que no podamos dejar de serlo.
      Un abrazo para ti y feliz 2018 🙂

  20. manuelsalazar0806

    Que Colombia es la Atenas Suramericana. Que somos los mejores en etc,etc, que tenemos…todo esto lo hemos oido; pero no hacemos nada por mejorar…solo criticamos y nos quejamos. Desde hace mucho
    tiempo te sigo y no me he perdido ningun Marmotazo, me divierten, gracias Omar y venturoso 2018.

  21. karenandradecamargo

    Hola Omar,
    Nunca te lo dije por redes pero internamente conté todo el tiempo que duraste sin escribir, bienvenido de nuevo.
    Este año me trajo este blog y te lo agradezco mucho, te deseo todo lo bueno para este 2018 que viene y que va a ser muy exitoso.
    Besos, abrazos y muchos buñuelos y natilla.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar