Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
En Estados Unidos alrededor de 95.000 personas esperan un trasplante de riñón y tardan cinco años para conseguir uno, mientras que en Colombia el tiempo de espera es de un año y medio aproximadamente y el número de pacientes es de 3.000. En un país con zonas de extrema pobreza ¿este panorama propiciará la existencia del mercado negro de órganos?
mercado
En la página web de la UNESCO se pueden leer historias como estas:
Rosemary se enteró en la morgue de que a su hijo le habían extirpado los ojos y retirado las vísceras de la cavidad abdominal para luego reponerlas cuidadosamente. (…) En el banco local de ojos le dijeron que las córneas del muchacho habían sido retiradas y donadas a “pacientes con suerte”.
Laudiceia da Silva (…) acababa de exigir una investigación judicial para que se esclarecieran las circunstancias en que había “perdido” un riñón en el hospital estatal en donde sólo debían extirparle un quiste en los ovarios. (…) (El) hospital dio una explicación inverosímil: que el riñón de Laudiceia había sido absorbido por la “masa” de tejidos que rodeaba el quiste. (…) “Los pobres como nosotros están perdiendo sus órganos en provecho del Estado”, afirmó.
 
Asesinar una persona para luego extraer sus órganos con el fin de venderlos a pacientes con altos recursos económicos. ¿Qué tan reales son estas historias?
 
“Médico Urbano” consultó a varias autoridades al respecto: Alejandro Niño, expresidente de la Asociación Colombiana de Transplantes de Órganos; Camilo Alonso, coordinador del programa de promoción y capacitación de la Red de Transplantes del Instituto Nacional de Salud; Juan Mendoza Vega, presidente del Tribunal Nacional de Ética Médica; y Raúl Insuasty, de la unidad de divulgación del Instituto de Medicina Legal; quienes coincidieron en que el tráfico de órganos es un MITO.
corazón
 
La razón principal es que el proceso de transplantes requiere un equipo médico especializado. “No es algo que se pueda hacer en un garaje”, asegura Niño. Incluso no todos los hospitales están acreditados por la Secretaría Distrital de Salud para hacer transplantes debido a la dificultad del procedimiento.
Tampoco es fácil mantener un órgano una vez extraído. No es cuestión de meterlo en un refrigerador y punto. Por ejemplo, el corazón debe ser transplantado antes de cuatro horas; el riñón antes de 36; y el páncreas antes de cuatro. “La conservación de un órgano es técnicamente difícil y cara. Además, es necesario hacer exámenes entre el paciente y el donante, los cuales son costosos y largos”, explica Juan Mendoza Vega.



Sin embargo, los testimonios siguen apareciendo, sobre todo en países tercermundistas. Este video expone el caso de unas monjas que denuncian la desaparición de niños en Mozambique para traficar sus órganos:
 
El mercado negro de órganos también se refleja en casos en los que personas con altos ingresos, que requieren un órgano para un familiar, persuaden a alguien de bajos recursos para que acceda a donar. Pero no todo es cierto. De acuerdo con Camilo Alfonso, aunque estos casos se han visto en países del sur este asiático, en Colombia no se ha presentado ningún caso. Lo que sí existe es el “turismo de órganos”, que se refiere al transplante a los extranjeros, privilengiándolos en la lista de espera. Esta práctica está prohibida por el Decreto 2493 del 2004, el cual reglamenta la donación para desestimular el turismo de órganos, darle prioridad a los colombianos y dejar claro que este tratamiento es humanitario y no tiene precio.
 
Mientras en Estados Unidos los pacientes tardan cinco años esperando un riñón, en Colombia la espera es de un año y medio. Ese es el motivo por el cual varios extranjeros vienen al país con miras a reducir ese tiempo. No obstante, gracias al decreto señalado, el año pasado solo el 8% de los transplantes fueron para extranjeros.
 
Aunque los expertos dicen que el mercado negro de órganos es un mito, la OMS (Organización Mundial de la Salud) asegura que esta práctica ilegal representa el 10% de los transplantes en el mundo. Como algunas historias publicadas en medios masivos colombianos:
 
cicatriz
 
¿Qué dice la ley?
Hay varias normas que regulan el transplante de órganos para evitar que esta actividad deje de ser una alternativa de vida y se convierta en un negocio:
 
  • Decreto 2493 de 2004
  • Ley 919 de 2004: Se prohíbe la comercialización de componentes anatómicos humanos como transplante y se tipifica su delito como tráfico.
  • Decreto 1546 de 1998: Por el cual se reglamentan la obtención, donación, preservación, almacenamiento, transporte, destino y disposición final de componentes para trasplante 
  • Resolución 5108 de 2005: Por la cual se establece el Manual de Buenas Prácticas para Bancos de Tejidos y de Médula Ósea y se dictan otras disposiciones.
 
Además de contar con una legislación adecuada, el comercio de órganos se puede evitar erradicando la extrema pobreza y no privilegiando a ningún paciente por tener más recursos.
 
Convertirse en donante
 
Solo hay tres condiciones para ser donante: que sea un acto voluntario, los órganos estén en buen estado y que sean compatibles. En vida, una persona puede donar cualquier órgano par (riñón, pulmón, intestino, etc). El “donante cadavérico” puede donar cualquier órgano, siempre y cuando esté en buen estado.
 
En la página web del Instituto Nacional de Salud se puede llenar un formulario para adquirir un carné de donante.
 
DSC00747
 
Y usted, qué opina ¿el tráfico de órganos es un mito o una realidad?
 
 
Investigación y fotografía
Laura Juliana Muñoz
 
(Visited 60 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

A Juliana de Laurel le gusta tomar café y entregarse al insomnio de las letras nocturnas. ¡Ah! El placer de los sonidos cuidadosos de la noche, carros ligeros que habitan la ciudad sin hombres, el amor hecho en silencio como una víctima de los niños o de los años, los suspiros inconscientes del que reposa en su pequeña muerte a la que llama sueño. Juliana prefiere el sueño que se inventa con los ojos abiertos, sin pesadillas, del tic tac que tanto aborrece. laurajuliana.wordpress.com

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Siempre que visito un restaurante, trato de averiguar sobre su historia y sus inicios porque me parece importante empaparme del arduo trabajo que hay detrás de lo que ahora es exitoso. Uno no puede ser irresponsable y criticar negativamente solo por una primera mala impresión, pues son muchas familias las que dependen económicamente de microempresas dedicadas a la gastronomía. Por eso, y aunque ya lo conocía, decidí volver a probar, y a escribir, sobre el ya muy conocido restaurante El Galápago, pues me molestó un comentario irresponsable de alguien que se dedica a hacer evaluaciones de comida en sitios de Bogotá y la sabana, tal vez con un poco de arribismo o de desconocimiento del tema. Adentrándonos en la carta de este restaurante ubicado en el centro de Chía (carrera 10 No 13-43), que también tienen una sede en la calle 19 No 14-08 (El Galápago Campestre ), su plato estrella es la hamburguesa al champiñón en pan blanco tipo árabe al que se le incluyen 260 gramos de carne madurada, tocineta y una salsa espectacular que, como su nombre lo indica, tiene muchos pero muchos champiñones frescos y de gran tamaño. Perfectamente se la pueden comer entre dos, y les recomiendo acompañarla con papas en casco y alguna de las muchas opciones de bebidas como limonadas, jugos de fruta natural o, tal vez, con una cerveza artesanal.  Visualmente puede que el plato no cumpla con los estándares de muchos otros, pero al probarla lo de menos es como se ve, pues el sabor de la carne y sus adiciones es delicioso.   [caption id="attachment_3503" align="aligncenter" width="1024"]Foto: Blog ¿Para dónde va? Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption]   Pero El Galápago tiene muchas más opciones cárnicas (pollo, res y cerdo) como, por ejemplo, las entradas de chunchullo crocante, morcillas y platos fuertes como las costillas de cerdo acompañadas de papa salada, arepa de queso y ensalada. Allí también podrán encontrar cortes de carne artesanal como churrasco, punta de anca, baby beef, asado de cadera, chuletas, pechugas a la plancha y otros que se me olvidan en este momento. Igualmente, hay opciones para veganos que no quieran ser relegados a la hora de salir a almorzar en la sabana de Bogotá.   [caption id="attachment_3504" align="aligncenter" width="1024"]Foto: Blog ¿Para dónde va? Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption]   Las malteadas, los postres y los helados son otro elemento destacado de este restaurante. Estos son elaborados de manera artesanal, logrando escoger el comensal entre más de 10 opciones para cerrar con un sabor dulce la visita al lugar. Finalmente, hay que resaltar que en El Galápago también son Pet friendly, un aspecto muy importante hoy en día para los que no se quieren separar de sus mascotas. Y en cuanto a los precios, los platos fuertes oscilan, en promedio, entre los treinta y los sesenta mil pesos. Pero, como lo advertí anteriormente, las porciones son generosas y, en ocasiones, con un solo pedido comen dos personas. Si van a ir el fin de semana les aconsejo que lleguen temprano ya que a veces hay fila, pero realmente los meseros son muy pilos y no hacen esperar mucho a sus visitantes. El Galápago Campestre SÍ es un buen restaurante, que tiene detrás a gente trabajadora que ha luchado mucho para lograr posicionarse, a tal nivel que ya han sido ganadores en Premios La Barra. Yo lo recomiendo ampliamente y espero que ustedes lo visiten y también le hablen del lugar a conocidos y familiares.

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

9 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Gran artículo, estoy de acuerdo con el comentario de lalovegap, salir a buscar un órgano “no es como salir a buscar leche deslactosada … “, sin embargo, en mi modo de ver las cosas, creo que el tráfico puede darse a niveles altos en las directivas de estas instituciones, por ejemplo a algún conocido o “amigo” como suele ocurrir en algunos contratos…
    Pero bueno, lleven carnet o no de donante, recuerden lo que dicen estas leyes (1172 de 1979, 73 de 1988 y el Decreto 2493 de 2004): contemplan que “todas las personas son donantes, a no ser que en vida hayan expresado lo contrario por escrito.” Como quien dice, hasta tus órganos le pertenecen al estado..
    ——–

  2. PauloCesarBarbatti

    Hola se?orita Laura: Que tan triste su tema de hoy. Que tan increible el comportamiento de personas tan conceptuadas, inteligentes y confiables. Digo eso, porque solamente medicos operadores, perfectos conocedores del cuerpo humano lo harian. Medicos… personas que estudiaron y que despues de recibiren su diploma, hacen un juramento de siempre atender y ayudar las personas que necesiten de sus cuidados profesionales. Entonces pregunto: En nuestros paises subdesarrollados, como podriamos confiar nuestra vida o de las personas que amamos, en las manos de ese tipo de profesional, en un caso de atendimiento de urgencia? Solamente por mucha necesidad y con total confianza en Dios…

  3. Les cuento que el caso de la niña Wayú ya se esclareció: resulta que no tenía ojos porque se los habían comido aves carroñeras, no porque aquí tengamos un caso de tráfico de órganos. Un saludo, Juliana.

  4. Hola Juli! Buen blog, bueno , bueno. Pero sabes algo, en tu correo te cuento que no me gusto…. Por lo demas lo del trafico de Organos, si es puro mito…. Conseguir un ri?on no es como salir a buscar leche deslactosada en el supermercado. Pero el problema, realmente, es la poca cultura de solidaridad para la donacion que tenemos. Para que nos sirven las corneas, piel, huesos, ri?ones, etc despues de muertos?? El cielo, (o el infierno…) nos haran inventario a la entrada?? En mi casa casi hay crisis cuando hace 7 a?os les mostre mi Carnet de la Red de Donantes en la que autorizo que en caso de muerte cerebral solo dejen el estuche… Es hasta poetico eso de “Poder vivir dandole vida a otros”. Un abrazo .

  5. Gran argumentación y es cierto; el asunto es un mito. Si para prestigiosos hospitales y bancos de organos se presentan dificultades para conservar los aportes de donantes voluntarios, mas aun para presuntos traficantes. Lo preocupante es que este tipo de mitos pueden ser utilizados para que inescrupulosos se aprovechen de las ganas de vivir de pacientes necesitados de un transplante. Espero que tu articulo lo lea mucha gente. gracias.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar