Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hace unas semanas  el diario La Tercera de Chile publicó una corta nota sobre la intención que se tiene en este país de tipificar el acoso sexual callejero como delito, con el fin de sancionarlo.

La nota, corta y descriptiva, contenía las declaraciones de Claudia Pascual, ministra del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam) en las que explicaban que el tema no consigue la atención que debiera y tampoco se sanciona.

Por eso la necesidad de incluirlo en la ley sobre violencia contra las mujeres que está por aprobarse y que también contiene a la violencia doméstica, física, sexual, sicológica, y obstétrica, entre otras.
La nota recibió 155 comentarios de los cuales más de 65 eran de hombres. Hombres que en su mayoría criticaban o se burlaban de la medida argumentando que estaba diseñada por feministas o “feminazis” —como la llamaban algunos—. Otros, en tono de chiste, afirmaban en sus respuestas que a pesar de la medida seguirán “piropeando” a las que se lo “merezcan”.

No faltaron los comentarios obscenos y furiosos. Los resentidos.  Muy pocos salieron a defender la medida o a solidarizarse con quienes se han visto afectadas por el acoso sexual callejero.  Los que lo hicieron ponían a consideración la idea de enseñarles a las mujeres a defenderse y a pedir respeto en las calles para evitar la necesidad de sanciones o castigos legales.

Pero no es raro ver este tipo de reacciones frente a temas que tocan fibras profundas y enquistadas en culturas machistas, donde por años se ha visto como normal que el hombre ejerza control a través de estos comportamientos.

En especial cuando se está dejando por fuera a una de las partes más importantes de la problemática: los victimarios.

Hace un rato ronda la idea de incluir a los hombres en todas las discusiones sobre violencia contra las mujeres.

Hoy existen organizaciones, grupos de estudio y expertos que saben  que los hombres deben ser parte del equipo cuando se toman estas decisiones. De lo contrario, la implementación de leyes como esta no tendrá el efecto deseado. Quienes están en contra de la medida o no entienden lo que es Acoso Sexual Callejero, seguirán en el extremo contrario resistiendo con todas sus fuerzas el cambio necesario para el éxito de la medida.

La inclusión de los hombres es finalmente lo que se requiere para conseguir un cambio cultural frente a este tema y lograr que medidas como la que ya tiene Perú y esta ad portas de ser implementada en Chile tengan los efectos deseados.

(Visited 2.059 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

@Silviadan es Politóloga de la Universidad de los Andes. Máster en Resolución de Conflictos y Comunicación de la Universidad de George Mason (Virginia). Consultora en comunicaciones y periodismo. Madre, esposa, hija, y amiga.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

7 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Sigan asi y lograran lo que hace tiempo pasa en Norteamerica y gran parte de Europa … la legion de solitarias y solitarios amargados por no tener manera de relacionarse con nadie es deprimente. Dicen que son felices pero se les nota la tristeza cuando con lo unico que comparten es un perro o una gata … y eso se nota en el nivel de medicacion que viven, haciendo sonreir de felicidad a los CEOs de las farmaceuticas que no dudan en llenarles la panza de veneno. De cuendo en cuando no se pueden disimular los ojos inchados del llanto. no hay que negar que hay unas “bellezas” que hacen del piropo una porqueria, pero se desconoce las bondades sociales que cuando es practicado de manera decente y delicada conyeba …

  2. Es urgente que los hombres comprendan el daño que hace a las mujeres ese comportamiento, o seguirán naciendo generaciones y generaciones de mujeres que vivan su vida entera calculado día tras día, a lo largo de unos 70 años, cada paso que dan en la calle. Ojalá los hombres pudieran vivir un solo día de sus vidas de esa manera, calculando la hora de salir a la calle, calculando los lugares por donde podrá o no podrá caminar para evitar una violación, calculando si se pasa a la otra acera porque en la esquina hay 5 mujeres apostadas que con total seguridad lo intimidarán, lo acosarán y le harán sentir que no debió haber salido de la casa, calculando los gestos del taxista para saber si corre o no peligro, sintiendo siempre, sin excepción, incomodidad y fastidio cuando una mujer hacia ellos por la misma acera porque con total seguridad su mirada escrutadora y procaz lo hará sentir, de nuevo, que no debió salir de la casa, aguantando pitos de carros, llamados con “psst, psst” de mujeres que no ven en ellos una persona sino un animal al que molestar porque sí, porque son mujeres y son las dueñas del espacio público…. ¿Podrá un hombre resistir todo eso junto un solo día de su vida sin sentirse una persona infeliz al habitar el espacio público, sin evitar salir más o calculando cada paso que da la próxima vez que salga a la calle? ¡Cómo me gustaría que fuera posible que un solo hombre pudiera saber qué es eso! Como dijo Catalina Ruiz Navarro en una de sus resientes columnas: “las mujeres habitamos el espacio público en actitud de combate”. Qué cosa más triste, y qué cosa para hacerse aún más triste cuando la contraparte, los victimarios, no están dispuestos a reconocer el daño que hacen.

  3. La mujer fue creada por Dios con el atributo de la belleza, para ser amada y admirada. Debe entonces diferenciarse un piropo galante y decente que nada malo tiene y ningún castigo merece de las vulgaridades que algunos expresan y ofenden que merecen todo el castigo de la Ley. Sin embargo ahí radica el problema, en establecer el límite, pues para unas será ofensivo un comentario que en el fondo no lo es. Elevar a Ley una conducta como ofrecer un piropo genera un relativismo legal en el que según la mujer que lo reciba llevará a todos los hombres a ser abusadores delincuentes. La sanción debe ser social, no legal, pues no faltara aquella que quiera abusar de la Ley. Y los hombres debemos ser los primeros en defender la dignidad de la mujer, poniendo en su sitio a los atrevidos.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar