Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
mujer sola

Por @Silviadan

Todas las mujeres que conozco han sido acosadas en la calle por lo menos una vez en la vida. Es una de esas cosas tristes que todas sin excepción tenemos en común y que preferiríamos no haber vivido.

El acoso sexual callejero afecta la dignidad y los derechos de las mujeres y deja cicatrices emocionales de por vida. Suena exagerado, pero no lo es.

De hecho Perú así lo entendió. Por eso en marzo de el año pasado aprobó una ley —la primera en su especie en América Latina—  que previene y sanciona el acoso sexual callejero con hasta doce años de cárcel y que define el acoso como “la conducta física o verbal de naturaleza o connotación sexual realizada por una o más personas en contra de otra u otras, quienes no desean o rechazan estas conductas por considerar que afectan su dignidad, sus derechos fundamentales”.

Pero Perú no es el único país que ha entendido que el costo social de no poner freno a estas actitudes es demasiado alto. Argentina, Chile y Panamá debaten el tema en sus congresos y se alistan a formular medidas para contrarrestar esos comportamientos no solo para controlar este tipo de ataques, si no para educar a la población y generar  posiblemente un cambio cultural.

El acoso sexual callejero es un síntoma que habla a grandes voces de la salud cultural de nuestros países. Demuestra que aún estamos muy lejos de alcanzar la equidad de género. Es una de las expresiones más vocales de la necesidad masculina de controlar al llamado sexo débil y disminuir su libertad en los espacios públicos.

No estamos hablando acá de piropos inofensivos que resaltan las cualidades femeninas, los saludos amables de hombres que quieren ser atentos con las mujeres en la calle o los esporádicos silbidos que realizan cuando ven pasar a una mujer que consideran atractiva.

No.

Estamos hablando de desnudarse en frente a una mujer para mostrar genitales, de masturbarse frente a una mujer, de usar calificativos denigrantes de manera pública y agresiva para llamar la atención, de tocar o rozar deliberadamente a una desconocida en los espacios públicos para generar reacciones sexuales y físicas, y de agresiones verbales con connotaciones sexuales que indican rabia o resentimiento hacia las mujeres.

Son este tipo de comportamientos y actitudes las que deberían estar catalogadas como violaciones a los derechos fundamentales y que merecerían algún tipo de sanción social. Atentan contra derechos que incluyen decisiones de cómo vestirse, por dónde transitar, y si contestar o si ignorar comentarios no pedidos de personas desconocidas.

El ideal sería que como sociedad pudiéramos ponerle freno a este tipo de condiciones sin necesidad de recurrir al castigo. Sin embargo, por el momento no lo podemos lograr a menos que intervenga el Estado. Así se ha demostrado en Perú. El hecho de lograr una ley que promueva sanciones para el acoso sexual callejero ilumina el tema con una luz mucho más fuerte que obliga a todos los actores a pensar y discutir el problema.

Ahora son mucho más comunes las campañas, los anuncios y las referencias al acoso sexual callejero que es visto como un comportamiento errado, propio de una cultura atrasada e ignorante. Ya no es un tema extraño ni incómodo. Es algo que se discute y se habla contribuyendo, por un lado, a empoderar a la mujer a defenderse y expresarse cuando sucede; y por el otro, a recordarles a los hombres que ese tipo de comportamiento hiere, frustra y deja cicatrices emocionales por siempre.

Y aunque el acoso sexual callejero siga siendo un mal muchos, ya no es el consuelo de tontos.

 

(Visited 1.490 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

@Silviadan es Politóloga de la Universidad de los Andes. Máster en Resolución de Conflictos y Comunicación de la Universidad de George Mason (Virginia). Consultora en comunicaciones y periodismo. Madre, esposa, hija, y amiga.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. olfancalderon0516

    Ojala en Colombia se apruebe y se lleve a cabo estas leyes, puesto que hay atarbanes en las calles que son vulgares con las mujeres y no respetan ni a la misma madre; de ellos por supuesto. penas duras contra estos desadaptados pedófilos.

  2. Los hombres actuamos así porque así nos hizo la naturaleza. o porque así nos hizo Dios. Enamorados del sexo de las mujeres. Me sorprende que las mujeres sean como son, ellas también deberían vivir enamoradas del sexo de nosotros los hombres. Deberían volverse locas sabiendo que uno las desea. Eso que ellas llaman acoso es, en realidad, una forma de decirles que las queremos mucho, que las necesitamos. Con frecuencia ese mensaje es muy mal interpretado y pésimamente entendido.

  3. Deberán promoverse castigos que curen a todos estos degenerados. Puede ser al estilo indígena. Aprisionándolos con un cepo por varios días acompañados con sendas fueteras. Y luego un largo período a la sombra. Seguro que por una vez bastará. Pero debe repetirse las veces que sean necesarias.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar