Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hernán Peláez es el hombre de radio que más admiro. Cuando estuve en Caracol tuve la fortuna de compartir con él algunos conceptos sobre el medio. Las oportunidades fueron pocas, pero muy enriquecedoras.  Una de ellas ocurrió en 1.996 en una reunión del área de producción de la cadena. Allí tuvimos una amable discusión.

 

Mi ídolo aseguraba que gracias a las nuevas tecnologías, la radio juvenil musical tendría todo asegurado para prevalecer. Aunque yo provenía de esa radio le refuté cordialmente, argumentando que las tecnologías que aparecieran, tarde o temprano serían adquiridas por todos convirtiéndose en un bien común. Le dije, palabras mas palabras menos: “Lo que quedará, lo que hará la diferencia es gente como usted o como Edgar Perea que tienen algo que contar”. 

 

No se si el Dr. Peláez recuerde esa conversación tanto como yo. Pero desde ese momento,  sin saber que aparecería el mp3 o los I-Pods sentí que la radio, incluso la musical, no puede depender únicamente de la música. Necesita de las palabras, de puntos de vista, de gente que se exprese genuinamente estableciendo conexiones emocionales con los oyentes.

 

I-pod vs. Radio

 

Ahí está la respuesta a la pregunta que planteó este blog la semana anterior: 

 

¿Tiene la radio alguna posibilidad de competir con un I-Pod?

 

Claro que si. Aunque exista el Podcasting, el I-Pod no entrega en tiempo real la calidez, la compañía  y la emoción de la voz humana.

 

La radio está en capacidad de construir esa conexión emocional entregando experiencias únicas compuestas por información y entretenimiento que solo pueden ocurrir en la mitad de las canciones. En ese espacio se desarrolla la personalidad y el sentido de pertenencia hacia una estación.

Los detractores de las palabras recurrirán a aquella conocida frase radial que dice que “los oyentes quieren más música y menos carreta”. Y claro que tienen razón, si por años la radio ha entregado más carreta que contenido valioso. Entre otras, concursos aburridos, chistes flojos, promociones repetidas y DJs que sólo saben decir la hora y el nombre de la canción.

Estamos en un momento histórico para cambiar esa percepción. Para que cada emisora, según su público objetivo, entregue contenidos relevantes y únicos. Para que las empresas radiales apoyen los nuevos talentos y sus nuevas ideas por excéntricas que parezcan. Para que se le de acceso al micrófono a gente más preparada o al menos más interesante.  Para que los DJs nuevamente se emocionen y se relacionen con la música que presentan.

El Sonido

 

Pero las palabras no son el único recurso para poner en medio de las canciones.  También están los sonidos, un recurso evocador. Lo que oímos puede crear imágenes en nuestra mente. El sonido carga un impacto brutal: un bebé llorando, unas campanas de iglesia, el inconfundible cantar de La Luciérnaga de Peláez.

 

Entonces ¿por qué estos sonidos tan habituales en nuestra vida escasean en la radio?  Es usual oír en medio de las canciones efectos prefabricados sacados de La Guerra de las Galaxias, pero poco de los sonidos que nos evocan algo, sonidos que nos recuerdan gente, experiencias, lugares y momentos.

 

Y qué tal la ausencia de sonido. El silencio o un “bache” intencional son muchas veces más poderosos que cualquier ruido, palabra o canción.  Wbeimar Muñoz por ejemplo, es un maestro haciendo pausas de silencios eternos para darle más énfasis a un mensaje específico.

 

La próxima vez que esté en una finca deténgase a oír el sonido de los grillos, los pájaros, los animales o cualquier motor que le rompa la tranquilidad. Luego pregúntese por que la radio, un medio basado en el audio, hace un trabajo tan mediocre con el sonido

 

 

El Modelo MTV

 

En televisión, la aparición de MTV desarrolló la industria del video clip con un perfeccionamiento impensable de la cultura visual. El modelo funcionó un tiempo pero MTV empezó a decaer cuando aparecieron varios canales pasando exactamente lo mismo: videos musicales.

 

Entonces el canal cambió para dar contenido relevante. Hoy en día MTV es mucho más que “Music Televisión”. MTV es una verdadera marca que entrega información y entretenimiento a su audiencia teniendo como eje central la música, pero sin llegar a depender exclusivamente de ella. Dicen que el contenido es el rey, pero estoy seguro que la música por si sola no llega al trono.



No se si la industria de la radio esté preparada para cambiar ese paradigma de dependencia musical y aventurarse a crear contenidos con palabras y sonidos. Lo veo muy difícil, especialmente cuando algunos de sus protagonistas les encanta practicar aquello del CVY (¿”Cómo voy yo ahí”?)

 

La próxima semana continuaremos con ese tema en la serie “10 razones para pensar que la radio está en peligro”.

PD: Reciba las actualizaciones de este blog en su e-mail. Suscríbase en www.top10radio.blogspot.com

(Visited 52 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Comunicador digital. Creo contenidos y estrategias web 2.0 para que marcas y empresas se conecten con clientes y empleados. Amo el rock y la buena radio. Este Blog tiene ideas, noticias, mercadeo y conceptos de comunicación, medios tradicionales y nuevos medios. Suscríbase, recomiéndelo a sus amigos y deje sus comentarios.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

El 26 de abril de 1986 ocurrió en la antigua Unión(...)

2

Por: Ana María Ramírez [caption id="attachment_247" align="aligncenter" width="1501"] Foto: Edgar Domínguez,(...)

3

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

11 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Para mi la epoca de la super-estacion conjugaba todo lo que acaba ud de decir. Y falta trecho para que las nuevas generaciones alcancen ese nivel de comprenetracion con el oyente.

    Sigamos dejando que los españoles se queden con nuestras cadenas radiales a ver en qué terminamos
    ——–

  2. Muy bueno el Blog, Hernan Pelaez es el numero 1, ojala el jarto de Cesar Augusto Londoño le hubiese aprendido algo en tantos años que estuvo a su lado, alguien que se esta proyectando es Gustavo Gomez, pero otra vez aparece el señor Londoño que lo acompaña de lunes a viernes lo acompaña y daña el programa. POR FAVOR FUERA CESAR AUGUSTO DE CARACOL

  3. Indudablemente, Hernán Pelaez Restrepo es la figura mas importante de la Radio deportiva de nuestro Pais.
    Sus conocimientos,sumados a su caballerosidad, sencillez, prudencia, gallardía y juicio, contrastan con la ordinariez, prepotencia y pesadez (no por su gordura) del fastidioso Iván Mejía, compañero suyo en TV, y la mediocrodad de los demás comentaristas de Caracol (rescatando a Javier Bonnet).

  4. Sobre Pelaez en la punta y el resto en el lote a decadas.. que podria denominar de los EXPERIMENTADOS ACOMODADOS, con la camiseta de la mediocre regularidad (CESAR AUGUSTO) y la de la no combatividad (ADOLFO)…
    Desde el exterior me apunto a escuchar la luciernaga, el pulso del futbol, porque se nota el trabajo, el peso de los interlocutores y calidad de comentarios… pero es patetico el llegar a las emisoras tradicionales, donde creen como los NIETO que los ochentas no tenian mas que las canciones comerciales, olvidando el rock en todas sus versiones, folclor y el transfondo de la electronica o la clasica…
    10 puntos por ponernos a pensar en la radio…

  5. En cuanto a Hernan Pelaez, tuve la oportunidad de compartir su pasion por el futbol, sobretodo el argentino, desde nuestros anos de estuadiants en San Bartolome LM, y luego en la Universidad de America (Ing. Quimica).Desde entonces era un estudiante de los reporteros del El Grafico, recuerdo a Dante Panzeri, y conocia la historia del futbol argentino en su totalidad. Tal vez su primera incursion periodistica, aun siendo estudiante, fue una entrevista al embajador uruguayo quien era tambien dirigente del Penarol, y si mal no recuerdo su primer trabajo de radio fue en la Radio Modelo que quedaba en San Victorino. Se puede decir que su vida ha sido dedicada al futbol.

  6. Es cierto. El problema no es la radio musical en sí, es la forma cómo se hace y los parámetros que tienen en cuenta para elegirla (los géneros, por ej.). Son pocos los espacios que todavía valen la pena en la radio (La Luciérnga, por ejemplo es uno de ellos). Igual que el personaje del comentario 1, “sueño, en medio de mi carrera universitaria el poder tener un espacio en cualquier emisora”, en el que pueda hablar de lo que me apasiona, y hacerlo de la mejor manera. En cuanto al iPod, creo que definitivamente está ganando la batalla, sobretodo para aquellos que nos gusta la música un poco menos comercial, sin decir que la música comercial sea mala.
    Un saludo, Santiago, y siga adelante con el blog que está muy bacano.

  7. Sin entrar a debatir con usted lo de Hernan Pelaez, en lo que respecta a sus comentarios tecnológicos, si tengo que decir que como asiduo oyente y televidente de los comentarios deportivos de Hernán pelaez, para mi es una biblia del fútbol, aparte de su mesura, equilibrio y prudencia, caballerosidad, pero mucha sapiencia como comentarista deportivo, sin ninguna duda sigue siendo el mejor, y no veo ninguno hasta ahora que le pueda quitar ese puesto, de pronto por ahi se acerca Adolfo Pérez. Lástima que las cadenas nacionales de TV. solo les guste las caras bonitas y los muchachitos, por que se han pedido de lo mejor que hay en el mercado

  8. somewhat_damaged_ikari

    El principal problema con la radio es que nunca habrá completa cobertura de géneros…es un sueño mío en medio de mi carrera universitaria el poder tener un espacio en cualquier emisora (aunque me gustaría que fuera en alguna de las grandes) tener un espacio para el rock y el metal que no tienen difusión en Radioacktiva y que no tiene tanta en Radiónica, como por ejemplo, entregar ciclos de géneros (¿quién no ha tenido las ganas de escuchar en radio un ciclo de metal finlandés?), soltar canciones como en una emisora cualquiera o echar tertulia (no se imaginan las horas que se podrían pasar hablando sobre Pink Floyd y Roger Waters ya que éste va a venir a Colombia). Si alguien me quiere dar un espacio, así sea a medianoche y semanal no importa.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar