Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En Diciembre todo el mundo “hace su agosto”. Es un mes de complacencia y descanso: la vuelta al colegio o la universidad están en un enero o febrero lejanos, mientras que el trabajo sufre una metamorfosis cotidiana que hace que los días vayan despacio y las semanas sean rápidas. Diciembre se pasa volando, en un dos por tres. Como los carnavales de Barranquilla o Rio de Janeiro, la fiesta no es para siempre.

Aunque en nuestro país la época navideña arranca desde mucho antes. Septiembre es el preámbulo con su ‘Amor y amistad’ -en el que hicieron caber a trompicones el día de los ‘Amigos con derechos’-, Octubre es un puente hasta la fiesta de Halloween que trae consigo conmemoraciones para todos los gustos: el descubrimiento de América, los cumpleaños de Pelé y Maradona, o el natalicio de John Lennon. Octubre es como un conocido que nos encontramos en las rumbas o los buenos restaurantes, pero que a la hora de las vacas flacas te deja tirado.

Noviembre es diferente, Eduardo Arias lo recordaba como “un mes de aguaceros interminables, de semanas enteras sin sol (en Bogotà)”. Es la época menos navideña del año junto con Semana Santa. Sin embargo, el afán comercial, el arribismo, sin olvidar nuestro espíritu fiestero y servicial, con una dosis de conveniencia política se ha transformado en el hermano menor y feo de Diciembre. No dura siquiera lo que debe durar, cuatro semanas mal contadas. De Noviembre sobreviven la fiesta de ‘Todos los Santos’ y la Independencia de Cartagena, con su reinado de belleza a bordo.

Después de la mitad del mes no hay cómo detener la avalancha decembrina, Noviembre cede sus días a la necesidad imperativa de adelantar la espera de Niño Dios y Santa Claus.

Canon Navidad

En las calles y en las emisoras (“¡Desde Noviembre se siente que llega Diciembre!”, grita un eslogan de Candela Estéreo) el espíritu navideño toma su puesto en Colombia. Basta con salir a la calle: los centros comerciales de Bogotá tienen listos sus instalaciones y decorados de luces, una mezcla de ostentación y mal gusto, más semejante a la jactancia de traquetos que a la festividad de una religión. Sin olvidar las ofertas y miles de promociones, cuyo beneficio para incautos es pagar en Febrero lo que consumimos a final de año.

Noviembre es Diciembre, una espera, una yuxtaposición que nos saca de la realidad del país, una fiesta que nos hace olvidar del letargo del proceso de paz en La Habana -contando con que nos interese el tema-, el final del Gobierno de Santos, la crisis de la justicia y la sin salida de la salud. Pero no importa, estos problemas se disminuyen con el aliciente del fútbol: clasificamos a Brasil 2014. Algo bueno nos dejó este año.

Catalina Ruiz-Navarro comentaba sobre el caso de la violación de una joven en Andrés Carne de Res, que al sentirnos (y ser) un país pobre, nos consolamos con una falsa ilusión: gastar como ricos para creer que no somos tan míseros. La tacañez mental la compensamos gastando a manos llenas.

Ya mataron Noviembre. ¿Para qué? Para lo mismo de siempre: para hacer bulla y festejar, expresar que a pesar de tanta tragedia somos el país más feliz del mundo. Se pierde pero se goza. En esa gozadera a Noviembre hay que hacerle el cajón. Hace ver lejos la felicidad decembrina.

(Visited 178 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Saltando de un lugar a otro encontró su pasión en escribir, y sus textos han sido publicados en revistas como Gatopardo, SoHo, Esquire, Vice, Malpensante. Bogotano, profesor en algunas universidades e investigador asociado de Los Andes y apasionado por el periodismo, acaba de escribir su primer libro con Penguin Random House, "CSI Colombia", siete crónicas de cómo las ciencias forenses decodificaron algunos de los crímenes más impactantes de la historia reciente de Colombia. ​

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

2

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa y(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar