Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hay que decidir siendo equilibrados, rodeándose de buena gente y no pidiéndole a la vida más de lo que la vida te puede dar. ¡Anticipe, visualice, y tenga valor, responsabilícese!

Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas”, señala una popular cita atribuida al escritor uruguayo Mario Benedetti.

Aunque las preguntas que se hacen las personas pueden variar a lo largo de su vida y de un individuo a otro, existe una serie de interrogantes que la mayoría de los seres humanos se plantean en algún momento de su existencia.

Javier Urra, presidente de la Asociación Iberoamericana de Psicología Jurídica (AIPJ), reflexiona sobre las cuestiones vitales que todos nos preguntamos, por el viaje de la vida que, según afirma, “siempre es un peregrinaje”.

Este psicólogo analiza diez preguntas vitales (en su doble acepción de “relativas a la vida” y “de suma importancia”) que todos nos planteamos.

Para Urra “la vida merece ser vivida, pero siendo consciente de que hay dolor, sufrimiento y pérdidas. Hay que ponerle pasión. No sé si siempre hay espacio para una sonrisa, pero siempre lo hay para la esperanza”.

¿Somos únicos? ¿Es difícil ser uno mismo?
–Sí, somos únicos. Esta sociedad, de la que todos somos parte, intenta globalizar, pero cada uno busca la individualidad. Hay que compartir con todos, aprender de algunos y saber que se nace y se muere solo, sumando, pero sin diluirse.
¿Es importante aprender de los fracasos?
–Sin duda sí, pero la mayoría de la gente no aprende. Los hay que fracasarán con tenacidad. Hay que anticipar las consecuencias de los actos. Hay que preguntarse por lo que aconteció. Hay que indagar desde las opiniones de un tercero.
¿Es posible caer bien a todo el mundo?
–¡Desde luego que no! Sería terrible. Cabe intentarlo, pero si uno tiene criterio y lo manifiesta, habrá quien discrepe y habrá a quien no le guste, ante lo cual mi consejo es: sea usted mismo. El mundo es muy amplio. Hay a quien querer. Hay con quien convivir, y hay a quien caerle mal. Es una suerte.
¿A qué tenemos miedo?
–A la muerte, a no gustar a los demás y, algunas personas, a sí mismas. Dado que vivir es incompatible con tener miedo, al igual que a los fantasmas, al miedo hay que enfrentarlo.
¿Cómo saber elegir lo que debemos olvidar?
–Captando lo que nos hace mucho daño, lo que no nos permite evolucionar. Cabe perdonar, e inclusive cabe olvidar. La memoria es esencial, pero maquillar el pasado no nos hace libres.
¿Cómo tomar decisiones acertadas?
–Depende de la genética, de la educación, de la actitud, de las circunstancias, y aun del azar. Hay que decidir siendo equilibrados, rodeándose de buena gente y no pidiéndole a la vida más de lo que la vida te puede dar. ¡Anticipe, visualice, y tenga valor, responsabilícese!
¿Por qué debemos educarnos en el autocontrol?
Porque el autodominio y el autogobierno son esenciales para la vida, para ser previsibles, para ser gratos, para no generar dolor. La sociedad es la suma de individuos, y nosotros somos uno de ellos. Facilitemos la vida a los demás y hagámosla grata para nosotros. Seamos previsibles, coherentes y congruentes.
¿Por qué el dejar hacer no es un buen sistema para educar?
–Porque no es un sistema y todo padre sabe que la frase de mayo del 68 “prohibido prohibir” es una estupidez. ¿Se imaginan un código de circulación, donde cada uno hace lo que quiere? Ser tutor, profesor o padre exige asumir ser adulto e imponer normas. El hijo, el alumno, aprende, pero hace falta que le enseñemos, que le demos ejemplo.
¿Cómo debemos afrontar las adversidades?
–Los contratiempos se deben asumir con naturalidad, ya que son previsibles y, nada más nacer, sabemos que vamos a morir. Que vamos a sufrir. Que la vida no es justa. Una realidad ante la cual nos cabe una actitud positiva y esperanzada, lo cual no quiere decir que no deba ser realista, o sea, dolorosa.
¿Por qué nos tomamos la vida tan en serio?
–Porque somos ególatras, porque nos creemos importantes, porque valoramos que lo que hacemos es trascendente, por miedo a reírnos de nosotros mismos. Yo sugiero que nos preguntemos cuánta gente nos ha antecedido, y cuántos son recordados. Lo esencial es muy breve. Antes del “Aquí yace” es cuando tenemos que actuar, repito ¡actuar!, ayudar a dejar en heredad un mundo mejor, un poco mejor, que el que recibimos.

1463648888-javier-urra

‘Celebra y comparte la vida’ es el título de tu nuevo libro. ¿No valoramos lo que tenemos?

Yo creo que, en general, sí valoramos lo que tenemos y mayoritariamente la gente dice que es razonablemente feliz; ahora bien, el detalle, el momento, se nos escapa, y a veces se nos nubla por aspectos, que objetivamente son irrelevantes. Cuando perdemos la salud, o nos acontecen ciertos hechos añoramos lo que hemos perdido y en ocasiones, escasamente valorado.

¿Cuáles serían las claves para poder celebrar la vida?

  1. Ser muy agradecido.
  2. Dejarse sorprender.
  3. Disfrutar de la gente y de cada persona.
  4. Valorar la belleza.
  5. Auto-ilusionarse.
  6. Ponerse un limitador de deseos.

¿Somos inconformistas o nos agobian los problemas?

Somos seres humanos, exigentes y limitados. Vulnerables y narcisistas. Afectivos e intransigentes. Somos complejos, difíciles de conocer y de querer, hasta para nosotros mismos, pero así somos, y la verdad resulta entrañable.

Llevamos un ritmo de vida muy acelerado, ¿qué pautas darías para disfrutar más del día a día?

No querer estar en todos los lugares al mismo tiempo. Saborear el momento, aunque es difícil, porque somos psicohistoria y expectativa. Y en todo caso entender que somos los que somos, más allá de lo que quisiéramos ser.

Intentas responder a preguntas que todos nos planteamos, ¿aprendemos de los fracasos? ¿Cómo tomar una decisión acertada?… ¿Cuáles son esas preguntas que más preocupan?

Creo que mayoritariamente la gente sí aprende de los fracasos, pero algunos son tan recalcitrantes que confirman que no aprenden, ni aprenderán. Para tomar una decisión acertada, hay que partir de lo que se conoce, analizar las posibilidades, equilibrar riesgos, ponerle unas gotitas de intuición, sentirse concernido y al fin comprometerse. Las preguntas que más preocupan es al final de la vida ¿mereció la pena? ¿Hice lo que tenía que hacer? ¿Trasmití a la gente que quería que así era? ¿Empleé bien el tiempo? Si volviera a nacer ¿cambiaría? Y la última ¿qué me deparará el mañana?

¿Asustan más aspectos que no podemos controlar como la vejez o la pérdida de salud o nos dejamos llevar más por los que tienen que ver con el éxito social o laboral?

Hay una edad para el currículum y hay otra para pensar en el cuidado de uno mismo, y hay otra para plantearse el no ser una carga para aquellos que nos quieren y a los que hemos cuidado. Recordar que somos, egoísmo y generosidad.

El tema de los adolescentes, violencia, alcohol, maltrato a padres… ¿Cómo se puede encauzar esto? ¿Qué pautas darías?

Solo educar, educar correctamente. Enseñar a ponerse en el lugar del otro, a perdonar, a compadecerse, a empatizar. Educar en el respeto, en el autogobierno, en la bondad.

Por otro lado, ¿por qué cada vez hay más acoso escolar?

Hay mucho acoso escolar y además ahora hay ciberbullying. Hay un sentimiento de impunidad ante los adultos, y de un aplauso de los compañeros, muchas veces cobardes. Precisamos hacer público que los agresores, sufren, por lo que han hecho.

¿Hay diferencias entre lo que preocupa a los hombres y a las mujeres?

Yo creo que en general no, si bien la política, y aspectos muy generales pareciera interesar más a los hombres, y la familia, las relaciones, los sentimientos, más a las mujeres. Todo esto está cambiando, pero mucho más despacio, de lo que se dice.

¿Cómo podemos reencontrarnos con nosotros mismos y ser felices?

No siempre es posible. Hay gente que si se conoce, debiera abofetearse, por insensible, por inhumana, por estúpida. Otros, encontrarán las razones de sus dudas y sufrimientos, es ahí donde deben esforzarse para emitirse mensajes, y pasar a la acción, de forma y manera que no se queden lamiendo la herida sino avanzando y tendiendo la mano a quien lo necesita.

 

EL TEXTO INICIAL CORRESPONDE AL ARTÍCULO “10 PREGUNTAS PARA UNA VIDA”, PUBLICADO EN PORTAFOLIO EL 23.06.2016, Y ORIGINADO POR EFE. LA SEGUNDA ENTREVISTA DEL DR. EN PSICOLOGÍA Y CIENCIAS DE LA SALUD JAVIER URRA, A PROPÓSITO DEL LANZAMIENTO DEL LIBRO “CELEBRA Y COMPARTE LA VIDA”, APARECIÓ EN WOMAN’S DAY DE ESPAÑA (19.05.2016). 

10 PREGUNTAS PARA UNA VIDA
(Visited 411 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Carlos Gustavo Álvarez G. es periodista y escritor. Ha dirigido y editado diferentes medios de comunicación --Revista Elenco, Edición Dominical EL TIEMPO, Revistas Credencial y Cromos-- y publicado 14 libros sobre diversos temas. En 2017 cumple 35 años como columnista de prensa, labor que ejerce actualmente en Portafolio y en el blog Motor de Búsqueda de EL TIEMPO. www.carlosgustavoalvarez.com

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Urgencias en "Urgencias"

        En el reciente hecho que tuvo como víctima a mi madre –y por el que debo agradecer la(...)

  • Bogotá

    Bogotá inhumana

    El jueves 2 de noviembre hacia la una de la tarde, un vendedor ambulante atropelló a mi mamá con su(...)

  • Colombia

    ¡Despierta, Colombia!

    El martes 31 de octubre, mientras en Colombia nos agasajábamos con el Día de las Brujas, y también celebrábamos el(...)

  • Colombia

    Hitler en Tunja

    Cuando la pantalla del celular comienza a relampaguear a las 2 y 30 de la mañana con la imagen de(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

2

Teólogo Fabián Salazar Guerrero. Director Fundación INTERFE.   La espiritualidad es un(...)

3

De abundantes carnes, muy abultado y corpulento, que excede del grosor corriente(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar