Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Uno configura familias de influencia. Grupos de personas que inciden en su formación y en su destino. Amigos a distancia. Profesores remotos.

Los míos fueron los columnistas de prensa. Y los cronistas. Entre los primeros, una pléyade de escritores exquisitos que ocupaban las páginas de El Tiempo y de El Espectador. Klim, Art Buchwald, Alfonso Castillo Gómez, Pangloss, Eduardo Caballero Calderón, Guillermo Cano, José Salgar… Y más adelante, Carlos Lemos Simmonds, Enrique Santos Calderón (Contraescape) y Daniel Samper Pizano (Reloj), quien prologó Tome pa’ que lleve el libro, selección de mis columnas de humor con dibujos de Mheo.

Los cronistas, los amigos: Germán Santamaría, Germán Manga, Fernán Martínez, Mario Posso.

Antonio Caballero. Plinio Apuleyo Mendoza. Y Gabo. Siempre Gabo.

Pero hubo una persona que me enseñó muchas cosas. Y acaba de morir.

Dignamente, como quería.

Dignamente, como vivió.

Dignamente, como debe ser.

Dignamente, como predicó.

Se trata del doctor Juan Mendoza Vega.

Me impartió la cátedra de escribir bien. Ameno. Organizado. Conciso.

Me abrió a mí, como a muchos, la opción del periodismo científico, del que fue pionero e insigne expositor.

Su “Columna médica”, 40 años en El Espectador, será siempre un epítome de esa pedagogía.

El doctor Juan Mendoza promulgó y practicó siempre como neurocirujano de la Universidad Nacional de Colombia, la cualidad que el actual sistema de salud ha sacrificado en aras de la multiplicación de las atenciones y las personas atendidas: la humanización de la Medicina.

“Nosotros hemos propuesto que el Sistema de la Salud se centre en la persona. Que prime el concepto de salud, no de enfermedad. Empezar a formar médicos que cuiden la salud será un cambio en la manera de enseñar la medicina. No debemos seguir enfocados en un sistema al que le interesa que haya muchas enfermedades y muchos médicos para cuidarlas. Con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) nos comprometimos a tener salud para todos. No más médicos curando, sino más profesionales: médicos, bacteriólogos, enfermeras, evitando que la gente se enferme”

Así pensaba el doctor Mendoza.

Su búsqueda de un lugar para escribir en El Espectador, antes de ser Médico, me recuerda mi periplo en El Tiempo.

Pero me enseñó algo que he proclamado también toda mi vida. El derecho a morir dignamente. Él era el Presidente de la Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente – DMD. Siempre asocié su nombre al de Isa Fonnegra de Jaramillo, otra maestra.

Suscribí hace mucho tiempo mi voluntad anticipada. Es un instrumento para la protección del derecho que tenemos las personas a tomar decisiones sobre nuestro cuerpo y nuestra salud. Sobre todo, si llegáramos a perder la capacidad de razonar o expresar nuestros deseos.

Nada de prolongaciones infames.

Nada de extensiones del sufrimiento propio y ajeno.

Nada de vidas a medias.

El gran aporte del Doctor Juan Mendoza Vega a la ética de la medicina nacional fue su lucha por la eutanasia, por la muerte asistida, por la dignidad del adiós.

La persona humana es persona por las cualidades que la distinguen, entre ellas la libertad para obrar o la capacidad de conciencia para hacer contacto con uno mismo y con lo que lo rodea. Esa cualidad humana se manifiesta a través del cerebro, y si no hay cerebro, no hay vida. Lo que está sobre la cama ya no es una persona”, decía, al referirse a la muerte cerebral.

Murió como vivió.

Mi papá murió en su ley, en su casa –dijo su hija Pilar–. Abrazó la muerte tranquilo, como la profesó en vida”.

Por tanta enseñanza de vida, gracias, doctor Mendoza.

También, por tanta ilustración sobre la muerte.

JUAN MENDOZA VEGA

WWW.CARLOSGUSTAVOALVAREZ.COM

VER

http://dmd.org.co

 

(Visited 193 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Carlos Gustavo Álvarez G. es periodista y escritor. Ha dirigido y editado diferentes medios de comunicación --Revista Elenco, Edición Dominical EL TIEMPO, Revistas Credencial y Cromos-- y publicado 14 libros sobre diversos temas. En 2017 cumple 35 años como columnista de prensa, labor que ejerce actualmente en Portafolio y en el blog Motor de Búsqueda de EL TIEMPO. www.carlosgustavoalvarez.com

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Vida

    Con los calzones abajo

      Pertenezco a la última generación que tuvo bien puestos los pantalones. Afirmación que, por supuesto, hay que aclarar. Se(...)

  • Colombia

    Urgencias en "Urgencias"

        En el reciente hecho que tuvo como víctima a mi madre –y por el que debo agradecer la(...)

  • Bogotá

    Bogotá inhumana

    El jueves 2 de noviembre hacia la una de la tarde, un vendedor ambulante atropelló a mi mamá con su(...)

  • Colombia

    ¡Despierta, Colombia!

    El martes 31 de octubre, mientras en Colombia nos agasajábamos con el Día de las Brujas, y también celebrábamos el(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

2

En este episodio de FrancaComilona, vamos a explorar el tema del gluten.(...)

3

Despojados de polvo y paja, por fin el Centro Democrático y la(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. luzalvarez0626

    Deja muchas enseñanzas el doctor Mendoza Vega, pero lo mas importante fué que miro la muerte de frente y con dignidad. Aprovecho ese derecho que a tanta gente le roban que es el de morir dignamente, sin prolongaciones inutiles que solo desembocan en la muerte pero que sin dignidad.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar