Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hace unos días, en la sección de comentarios de este blog, encontré un par de frases que ratificaban y apoyaban mi postura frente al papel invaluable que como mujeres tenemos en la ciencia y en la sociedad en general, así como un par de insultos, entre ellos me llamaban «puta».

La situación me hizo soltar un par de carcajadas, pero también me dejó pensando en la poca tolerancia que tenemos a la opinión ajena y sobre todo el odio que destilan algunos a quienes tratan de aportar un granito en ser voz y luchar incansablemente por los derechos de la mujer.

No me afecta que me tilden de “puta” por alzar la voz y decir que las mujeres merecemos más espacios en la ciencia, no me molesta que me digan feminista, si serlo es buscar igualdad y equidad. Pero sí me molesta que muchas niñas, jóvenes e, incluso, mujeres se vean intimidadas por comentarios y acciones de personas poco tolerantes, que las mujeres debamos escoger extremos, que no tengamos la libertad de decidir en algunos casos que queremos ser, que seamos abusadas y que se crean dueños de nuestros cuerpos y vidas por ser “el sexo débil”. Eso si qué me molesta pero más que molestar, me genera impotencia.

Me toca en sobremanera el abuso por parte de algunos en la calle, en la academia y en el transporte público, como lo ocurrido hace unos días con una joven en Montería, pues estas situaciones atemorizan, llenan de miedos, vacíos, inseguridades y ultrajan a la mujer. Los esterotipos, reglas sociales, roles de género y comportamientos que deben ser “apropiados” para mujeres, si no hacen feliz, si someten y van contra lo que somos deben parar ¡YA!

Creo que el camino no es fácil, pero tampoco imposible. Las malas acciones, críticas y malos comentarios siempre estarán presentes, pero no importa, el cambio debe empezar desde la cotidianidad, tanto el trato de hombres hacia mujeres, como el trato que nos damos nosotras mismas, por que desde ahí construimos sociedad.

P.D: Hasta lo malo es bueno, en algún momento.

(Visited 396 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Bióloga. Amante del mar, la ciencia, las letras y la vida. Del Caribe y el Sinú.

Más posts de este Blog

  • Vida

    A veces

    A veces extraño escribir como antes. Sacar lo que siento, describir mis emociones y mis días. Amo poner en(...)

  • Ciencia

    Arrecifes, buceo, ciencia e igualdad

    Diana Carolina Vergara Flórez es Bióloga con maestría en Ciencias Biológicas, fotógrafa y buzo, una apasionada por los ecosistemas(...)

  • Ciencia

    De la profundidad del mar a ciencia hecha por mujeres

    Hace unos días tuve una tertulia con Juan Armando Sánchez, Biólogo marino, pionero de la ecología molecular en el(...)

  • Vida

    La pedagogía del amor

    ¿Qué es un maestro? La Real Academia lo define como una “persona que enseña una ciencia, arte u oficio,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

El covid-19 ha sido el tema más hablado, informado y controvertido(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Qué bueno que sabes de antemano a lo que te expones por decir lo que piensas. Efectivamente, se han llenado las redes de comentaristas cuyo único argumento es el insulto rampante, la agresión colérica, el vocabulario soez, todo lo cual ha proliferado porque los medios no han adoptado un filtro para evitar que el mensaje agresivo cumpla su cometido. No recuerdo bien cuál de los medios había adoptado una suerte de censura, que dependía del calibre de algunas expresiones. Quizá se creyó equivocadamente que eso era coartar la libertad de expresión y se suspendió. Ahora, todos, debemos sufrir a esos salvajes cuya finalidad es agredir, insultar, golpear con sindicaciones provocativas, etc, etc. Triste. Bien por lo que haces y lo que escribes.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar