Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En las Proyecciones audiovisuales de arte arqueológico que auspicia Somec en las Universidades de Bogotá, se propone reflexionar sobre el patrimonio arqueológico como fuente para la construcción de nacionalidad y la mirada al pasado, no como relación de fechas, más como vivencia social integrada en nuestro tiempo y geografía para producir transformaciones en la psiquis individual que favorecen cambios en la estructura sociocultural.

En nuestra última proyección reseñamos la introducción del libro “Ancient América” de la arqueóloga Karen Olsen (Cambridge University Press, 1994) donde trabaja como hipótesis que en Sur América, por más que parte de la academia en el exterior (y nosotros mismos) no lo considere así, sí hubo “civilizaciones” tempranas en el sentido de sociedades complejas, organizaciones sociales y políticas muy elaboradas, aunque diferentes a las de Eurasia, con religiones institucionalizadas, estilos artísticos internacionales y tecnologías desarrolladas.

En el mismo sentido relacionamos aquí otras distorsiones de perspectiva que la psicóloga y ceramista Sara Urazán menciona en su monografía Cerámica: Imagen y Conocimiento (Universidad El Bosque: 1999): en América precolombina no se usó la rueda, mas no por desconocer el principio, funciones y posibilidades del círculo, sino porque en suelos cenagosos, montañosos y en selvas tropicales, no resultan prácticos los carros de tiro. La economía en el medioambiente andino precolombino dependía del control de los distintos ecosistemas y pisos térmicos; los de montaña, por ejemplo, ofrecen diversidad de productos tanto vegetales como animales, según su altitud, lo que generaba el deambular de grupos humanos a lo largo del gradiente montañoso, inimaginable halando carros.

Tampoco se usó la rueda -es decir, el torno- para la elaboración de cerámica; aunque su conocimiento de la rueda y de las propiedades del círculo aparece reflejado en juguetes de arcilla y en diseños gráficos, su utilización no fue mecánica, lo que permitió al alfarero una libertad casi infinita, liberado de la forma circular. En Eurasia, en cambio, la primera invención realmente mecánica, anuncio de una nueva era, fue la rueda de alfarero que apareció en Mesopotamia hacia el cuarto milenio a. de C. según describe el arqueólogo inglés Sir Leonard Woolley (Unesco: 1966) pero, asegura él, la máquina permitió al artesano producir más rápido, mas no ayudó al perfeccionamiento artístico.

Allí recipientes de piedra y de metal sustituyeron los de cerámica y el alfarero tuvo pocos incentivos para hacer cosas bellas, por lo que la calidad de sus vasijas tendió a desmerecer. Tanto en Egipto como en Mesopotamia la cerámica fue en su mayor parte utilitaria y de escaso mérito artístico y hasta el fin del segundo milenio a. de C. el alfarero europeo no produjo nada digno de ser señalado (Woolley: 1966, p455). No puede decirse lo mismo del valle del Indo, ni de la cerámica China, parte de ella elaborada a mano y otra parte en la rueda. 

Aunque la cerámica arqueológica de Colombia es menos conocida que el oro y poco reconocida como patrimonio artístico y cultural, no hay que olvidar que la elaboración y modelado de objetos con arcilla es un indicador importante como huella del pasado. En la Biblia el libro del Génesis describe como Dios creó al hombre del barro “…cuando ya había hecho el cielo y la tierra, aún no había plantas ni había brotado la hierba, porque no había hecho llover, ni había nadie que la trabajara, entonces formó al hombre de la tierra misma y con un soplo le dio vida” narración que demuestra la importancia de ese elemento, la arcilla en la memoria filogenética de la cultura, y por lo mismo desde la perspectiva académica Lewis Morgan, uno de los padres de la antropología sentenció: “Todas las tribus que nunca conocieron el arte de la cerámica serán clasificadas como salvajes” (The Ancient society: 1877)

Un nuevo esquema pedagógico se hace entonces necesario para mirar al pasado precolombino de América, la inexistencia de escritura alfabética a la llegada de los Europeos en el siglo XV se interpreta equivocadamente como ausencia de conocimiento acumulado, ignorando que la mano, con el cerebro y el ojo son la base de distintas formas de conocimiento, lenguaje y escritura. Entender eso es necesario para iluminar el futuro con una nueva concepción de la educación que centre sus estrategias en una sólida formación ética, técnica y estética, como Rodolfo Llinás ha planteado “Una manera innovativa de entender y actuar -no el simple saber y hacer- debe permitir que se adquieran nuevas habilidades humanas, basadas en el desarrollo de múltiples saberes y talentos, tanto científicos como artísticos y literarios, y debe servir para gestar nuevas formas de organización productiva.” (Colombia: Al filo de la oportunidad, Colciencias: 1999)

 Y agrega el sabio investigador del cerebro humano: “Colombia es un país pluricultural y multiétnico que puede utilizar con provecho el acceso de que dispone a los legados Occidental, Amerindio y Afroamericano, a elementos de las sociedades modernas, pre-modernas y post-modernas. Esto le permitiría maximizar habilidades de diversas bases culturales para diseñar nuevos sistemas de aprendizaje e incorporar una variedad de orientaciones culturales al dominio del racionalismo científico y de la tecnología contemporánea” (op.cit.,p71).

…………………………………………………………

El pasado 5 de Agosto se realizó el lanzamiento del libro electrónico “Las Voces del Silencio” (Colombia Arqueológica) en la Universidad EAN con el auspicio de Somec, Cooperativa multiactiva de profesionales.

Le invitamos a visitar el Blog www.ConversatorioSomec.wordpress.com para conocer más sobre el Proyecto Nación y Patrimonio arqueológico y el e-Book. Es un Blog en construcción por lo que apreciamos sus comentarios y sugerencias.

Para apreciar en detalle las fotografías de arte arqueológico que hacen parte del e-Book entre a www.scribd.com/Archaeological%20Colombia%20 y abra cada imagen de la derecha para detallarla ampliada con el zoom.

 

 

(Visited 53 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Alejandro Triana es Abogado de la Universidad del Rosario. Realizó la documentación visual del Museo Arqueológico de Bogotá y la fotografía de la colección Arte de la Tierra (9 vols. 1988/1992). En la facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional dictó la cátedra “Derecho y Comunicación” entre 1994 y 1999, cuyo recuento se publicó en el No.6 de su Revista de Teoría del derecho y Análisis Jurídico. Actualmente es miembro de la Cooperativa SOMEC y se encuentra desarrollando, con la psicóloga y ceramista Sara Urazán, el proyecto COLOMBIA ARQUEOLÓGICA para ilustrar acerca del significado y sentido de la cerámica en la América tropical antes del siglo XVI.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Colombia

    preColombia en 1491

    Hoy 12 de Octubre cabe reseñar el libro de Charles C. Mann, nuevas revelaciones  1491: Nuevas revelaciones de las(...)

  • Colombia

    ¿Qué estaba buscando Colón?

    El Tir Nan Og de los ingleses... o la Isla de San Brandán o los restos de la Atlántida...(...)

  • Colombia

    Borges, Colombia y María Kodama

    En Junio hace 27 años murió Borges, quien dijo que ser colombiano es "un acto de fé"  Nunca sabremos(...)

  • Colombia

    La Maternidad Sinú

    Esta imagen es una alegoría a la mujer y la agricultura, la fecundidad de la Madre Tierra... Como derivación(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

Hace poco Angelina Jolie, la actriz mundialmente reconocida y representante de(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar