Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
El Tir Nan Og de los ingleses… o la Isla de San Brandán o los restos de la Atlántida…
Desde la reciente antigüedad de Griegos y Romanos, se ha hablado y escrito sobre contactos de viajeros extraviados del mar Mediterráneo con pobladores de lo que hoy llamamos América, posibilidad que con diversos argumentos, grandes pensadores siempre negaron: Aristóteles (porque el sol pasaba muy cerca), Platón (la Atlántida se había hundido) y San Agustín (¿cómo descendientes de Adán pudieron atravesar el mar a nado?). 
  
Un curioso libro,  El enigma de Colón, de Pedro de Frutos (1980), recoge algunos de esos relatos que se confunden con la leyenda, el mito y el tabú,  como la supuesta aventura de la Reina de Saba quien hacia el siglo X  a. de C., extraviada por una corriente marina, habría navegado por mar abierto hasta donde supuso era Japón.
 Agrega De Frutos que, quien fuera hubiese sido Colón, pudo haber leído en un libro de Tolomeo, astrónomo y geógrafo greco egipcio del siglo II, que
“…la Tierra se divide en 24 horas de las que los antiguos conocían sólo quince, desde España hasta Asia”.
También pudo haber leído Colón en el Imago Mundi del Cardenal Pedro de Ailly en su siglo XV, que:
“El mar es pequeño entre los confines de España y el principio de la India…”
Pero quizás haya sido Séneca, historiador y filósofo romano del siglo I quien con más visión de profeta anunció la existencia de otro continente; en su Medea se lee:
“Con el transcurso de los años perezosos, vendrán siglos en que el Océano rompa sus cadenas y aparezca, ingente, la superficie de la Tierra; en que Tetis (Diosa del mar), descubra nuevos orbes y no sea Thule (la actual Islandia) el término del Mundo…”
Para algunos, lo que Colón buscaba era el mismo legendario reino feliz descrito por Marco Polo años antes en sus viajes a Oriente, pero quizá no, lo que estaba buscando era el Tir nan Og, el paraíso de Bretones, Escoceses e Irlandeses. Juilene Osborne-Mcknight en su Leyenda Celta resume su significado, narrando que para los Celtas:
“Tir Nan Og es el País de la Eterna Juventud, el País de las Maravillas, Fuente de la Salvación, Isla de las Bendiciones, y lo ubican en una Isla Occidental.  Es un lugar donde no existe la muerte, la vejez, la enfermedad ni la tristeza.  Canciones, banquetes y bailes son sus diversiones, y el tiempo transcurre con tanta rapidez que cientos de años se confunden con unos días. Los celtas no temían a la muerte porque sus espíritus se iban al Tir Nan Og” (2000: Plaza & Janés)
No sólo el Tir Nan Og se habría situado en la América precolombina. En la Europa de entonces también situaban hacia Occidente las maravillosas islas de la Atlántida;  era creencia generalizada que a pesar de su hundimiento, reportado por Platón en uno de sus Diálogos, algún resto debía subsistir, aunque el filósofo advirtió sobre los peligros del tenebroso mar de los sargazos.
 
También estarían de este lado del estrecho de Gibraltar (¿o eran todos el mismo sitio con distinto nombre?) la mítica Isla de San Brandán, con el Paraíso de Adán y Eva que, tras el pecado original, se encontraría navegando a la deriva por el Océano y la Isla Antillia, hacia donde se rumoraba, habrían huído de una persecución mahometana siete obispos portugueses.
……………………………………………………………………………………..
GALERÍA DE IMÁGENES y otros Textos en  BOGOTÁ es TIC  
                                                             http://precolombianos.wordpress.com/
(Visited 297 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Alejandro Triana es Abogado de la Universidad del Rosario. Realizó la documentación visual del Museo Arqueológico de Bogotá y la fotografía de la colección Arte de la Tierra (9 vols. 1988/1992). En la facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional dictó la cátedra “Derecho y Comunicación” entre 1994 y 1999, cuyo recuento se publicó en el No.6 de su Revista de Teoría del derecho y Análisis Jurídico. Actualmente es miembro de la Cooperativa SOMEC y se encuentra desarrollando, con la psicóloga y ceramista Sara Urazán, el proyecto COLOMBIA ARQUEOLÓGICA para ilustrar acerca del significado y sentido de la cerámica en la América tropical antes del siglo XVI.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Colombia

    preColombia en 1491

    Hoy 12 de Octubre cabe reseñar el libro de Charles C. Mann, nuevas revelaciones  1491: Nuevas revelaciones de las(...)

  • Colombia

    ¿Qué estaba buscando Colón?

    El Tir Nan Og de los ingleses... o la Isla de San Brandán o los restos de la Atlántida...(...)

  • Colombia

    Borges, Colombia y María Kodama

    En Junio hace 27 años murió Borges, quien dijo que ser colombiano es "un acto de fé"  Nunca sabremos(...)

  • Colombia

    La Maternidad Sinú

    Esta imagen es una alegoría a la mujer y la agricultura, la fecundidad de la Madre Tierra... Como derivación(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Drogas, sexo, jóvenes, drama…y una ex Disney. ¿Cómo describimos a Euphoria,(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar