Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Antes el trabajo se quedaba en la oficina, pero ahora si usted así lo quiere puede comprar un Blackberry y cargar el trabajo consigo en donde quiera. Hace poco presencie un torneo de golf aficionado en donde nuestros empresarios-golfistas no paraban de contestar correos entre un hoyo y otro. La tecnología se ha convertido en un fetiche tal, que ha transformado lujos en necesidades y entretenimiento en trabajo.

 

Con estos accesorios, basta con que uno esté habituado para que este mute con tal rapidez que deje a su predecesor en ridículo, con un aspecto prehistórico y obsoleto. Y de la misma manera pasa con nosotros, frenéticamente las generaciones se convierten en impedidas tecnológicas con mayor facilidad que antes. Para la generación “Atari” que aprendió a interactuar con la pantalla manejando una nave en “Space Invaders” es un poco más sencillo, no obstante cada año habituarse a un nuevo aparato requiere de más dedicación.

 

Y con todo esto, ¿Dónde quedan nuestras abuelas? Pues quedan con un servicio de televisión por cable que difícilmente manejan desde un control remoto de 40 botones, un teléfono celular que a duras penas contestan y sin recibir ninguna carta, pues es muy difícil que las abuelas abran una cuenta en Gmail.

 

El romanticismo de las cartas, con todo lo que implicaba la ansiedad de quien espera, los carteros y el placer del papel al tacto ha desaparecido casi por completo. Dudosamente la humanidad en el futuro subastará los correos electrónicos de algún político causando la misma expectativa, el mismo morbo. Si lo duda, visite Dear Home un lugar en donde podrá ver algunas cartas de los soldados de la segunda guerra mundial. Evidentemente gran parte del pasado no volverá a ser contado desde el papel.

 

Escriba una carta a la vieja usanza sin levantarse de su computador, diríjase a Postful.com un lugar en donde se encargarán en hacer que sus correos electrónicos lleguen a su destinatario mediante el servicio de correspondencia tradicional con sobre, estampilla y sellos. ¿Perfecto para la abuela no?

 

(Visited 53 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Álvaro Bohórquez C. Periodista algunos días al año, convencido de que puede escribir de cuanto delirio postindustrial, postpunk y ciberfreak que aparezca en internet.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    LA HUELLA DEL GRAFFITI EN INTERNET

    Para conocer el rastro del graffiti en cada país pasando por los trenes, los estadios, las iglesias o los bancos basta con ingresar a sitios web como www.graffiti.org/ para entender que antes que los blogs y en la exquisita e inofensiva ilegalidad, en cualquier muro siempre ha habido alguien que tiene algo que decir durante la Revuelta de Mayo del 68, luego del 9/11 en Nueva York, en medio del desamor o antes de una competencia. 

     

    Uno de los proyectos más atractivos es el Bathroom Graffiti Project, en donde es posible ver una recopilación del graffiti en los baños. Cualquiera que haya entrado a un baño público, lugar dedicado a menesteres estrictamente privados a tenido un encuentro repugnante, gracioso o despreciable con el mensaje de alguien que quiere expresar u ofrecer lo suyo.

     

    Tampoco se pierda Graffiti Archeology un sitio increíblemente logrado que se dedica a hacer el seguimiento a muros intervenidos por graffiteros a través del tiempo. De Nueva York a San Francisco desde 1990 los graffitis mutan al ritmo de la moda, las pandillas, las alegrías y las angustias.

     

    En Colombia el Graffiti y es Stencil reclaman también espacios propios, pásese por el reportaje gráfico hecho por Hmuk para eltiempo.com y déle la oportunidad a los que desde este arte vandálico reivindican este medio de expresión.  Bien sea para criticar al gobierno de turno, enfrentar pandillas o equipos de fútbol lo más importante del graffiti es que ha servido para reírnos de nuestras propias desgracias.

     

     

     

  • Entretenimiento

    En Internet, el Mapa de Invaluables Tesoros Históricos Amenzados

        En Nigeria, en la región de Ikom, jóvenes y niños juegan alrededor de piedras de más de(...)

  • Entretenimiento

    LAS 50 ESCENAS DE SEXO MÁS GRANDIOSAS DEL CINE

    En el afán de encontrarle sentido al mundo las personas, los medios de comunicación y las empresas han entrado(...)

  • Entretenimiento

    LOS BLOGS DE LAS CELEBRIDADES

    Con las nuevas tecnologías de la información cualquiera puede publicar lo que se le venga en gana a través(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El covid-19 ha sido el tema más hablado, informado y controvertido(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Diablasanta

    Por la fuerza de las circunstancias laborales la tecnología me tomó por asalto, afortunadamente no soy de la generación de los «qué mamera» sino de luchadores, no nos vencemos fácilmente, perseveramos hasta alcanzar lo querido, superamos el reto y eso me ayudó a «meterme» en la onda tecnológica. En mi historia de supervivencia personal diaria libro una lucha «cuerpo a cuerpo» contra el tiempo. Ahora que la tecnología esta a mi servicio, menos tiempo tengo para interactuar, conversar o departir. Envío e-mails para todo, mis nietos, el día q los tenga, si tendrán donde escribirme y «ubicarme». Curiosamente ahora no solo tengo menos tiempo disponible sino que ya no escribo cartas o esquelas, abandoné los manuscritos, casi todo lo he llevado al terreno electrónico o «virtual». Me pregunto: esta conducta muy generalizada no será lo que nos ha llevado a nuestra «insensibilización o deshumanización» y «masificación o desconfianza» en nuestras relaciones interpersonales?

  2. La tecnología que en este momento se presenta ante nuestro ojos es una muestra innegable de la capacidad que Dios le ha dado al ser humano y si eso es hasta ahora, cómo será después. Es cierto que el romanticismo se ha perdido, pero han aflorado nuevas características que hacen de nuestra era un momento en el que el antiguo problema de la distancia es casi invisible y se puede superar facilmente con una herramienta maravillosa; internet.

  3. Definitivamente esto es una maravilla. La edad no es limitante ni para escribir, ni para la internet, esta es una tarea (la de escribir) que hace que la mente esté ocupada en otras experiencias de la vida. Mis felicitaciones

  4. ¿Se acuerda usted el aterrador concepto de que los computadores reemplazarían a cuanta cosa se ocurriera? Otra cosa: a la generación de las tatarabuelas la vejez ya no les da para preocuparse por la modernidad; quizá al de las abuelas sí cuando no se las motiva. Ejemplo, la española María Amalia que con sus 95 años, ayudada por su sobrino, es la blogger mas anciana del mundo quien no deja de alabar a Internet; o la sueca de 75 años que está operando el PC doméstico más rápido del mundo; o quien escribe estas líneas, con 69 años, cuatro cuentas de correo y un blog que difundo a mis hijos y amistades en varias partes del mundo (http://pitalituno.blogspot.com). Todo es cuestión de adaptación. ¿Hubiera podido en ese añorado pasado hacer conocer mi pensamiento gracias a su blog y a la facilidad que además da este periódico? Gracias por acoger mi escrito. Que Dios lo bendiga. (Deberían decir cuántos caracteres de extensión permitida en los comentarios para no hacer perder el tiempo).

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar