Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Tengo en frente una taza de café torrado (o torrefacto), algo que aprendí a tomar acá porque la vida sin cafeína no es más que una sucesión de sopores. Por lo general viene de Paraguay y es tostado en Argentina, su sabor y su aroma me remiten inmediatamente al Café de la Victoria que Winston Smith sorbía con resignación en el 1984 de Orwell.  El café colombiano (coffea arabica, cultivado en nuestras regiones cafeteras de suelos volcánicos y con denominación de origen) es raro y caro por estos pagos.  A veces vienen amigos que se vuelven hermanos cuando se apiadan de mí y traen café.  Abro la bolsa y los olores dibujan mi casa bogotana en el éter: la cocina, la sala, la estela de vapor que las une y la silueta indeleble de mi papá leyendo el periódico con la tacita y el plato apoyados en la mesa de centro.  Pero hoy sólo hay café torrado, con sabor a pascuas y cuaresmas (digámoslo: sabe a miércoles… de ceniza). 

Ese fue el primer choque cultural que tuve. El segundo fue aceptar la cultura de las vedettes.


Tradicionalmente, una vedette es la figura principal de una revista musical. Acá, el término se usa más liberalmente para describir a celebridades mediáticas. Mujeres que hacen un poco de todo: modelan un poco, bailan un poco, cantan un poco, actúan un poco… El rango va de chicas bonitas que figuran en varios reality shows y que van abriéndose paso a través de la polémica a señoras ya entradas en años y con una carrera en el negocio del entretenimiento que renuevan su relevancia a través de la polémica. El éxito de las revistas musicales y una cultura algo neurótica que le pide a las mujeres ser atractivas incluso mucho después de cierta edad (“diosa” es un piropo bastante común acá… y si eso es común, ¿qué se dice ante alguien que provoca verdadera reverencia?) ha permitido que el negocio se cebe a sí mismo.

Esto, puesto así, es claro y aceptable.  Uno aprende a convivir y a reconocer la existencia de ese mundo.  En la práctica, es mucho más complicado .
En Colombia se envejece sin mayores coqueterías.  Hay un auge de personas que se someten a cirugías estéticas pero esto sigue siendo una excepción.  Tenemos, quizá, nuestra propia interpretación del fenómeno vedette… pero las vamos sepultando poco a poco a medida que la juventud le va cediendo el paso a las opiniones y a la experiencia.  Ver a una señora unos pocos años más joven que mi abuela o mis tías, con cuerpo rígido y perenne de sarcófago y rostro inconmovible de Madre Tierra, es algo duro.  
Llevo un  buen tiempo pensando que la belleza es una mezcla a partes iguales de salud y expresión personal, pero ocultar el paso del tiempo no es volver al pasado.  Es girar el minutero en sentido contrario para detener el tiempo.  El cuerpo se deteriora y alguien muy sabio dijo que la vejez viene con ceguera y sordera para poder vivir de recuerdos y evitar futuras decepciones. Y si sólo reflejamos el deseo ajeno… ¿qué somos? 
¿Somos más sabios a la hora de renunciar a la vejez al volvernos el deseo y quemar las antiguas personalidades? 
En el segundo sencillo de su nuevo disco, David Bowie canta “They are stars, they’re dying for you/But I hope they live forever (son estrellas, están muriendo por tí/Pero espero que vivan para siempre)”.  

Ojalá, cuando llegue el momento, las vedettes vuelvan a la ceniza como polvo de estrellas y no como café torrado, sin gusto ni esencia. 

(Visited 136 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Juan Camilo Herrera, tras magros éxitos y cobardes fracasos académicos y profesionales, decidió establecer prioridades: madurar, escribir y nunca jamás en su vida volver a escribir de sí mismo en tercera persona.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar