Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
En Twitter: @dynostalgic


Las declaraciones del senador Roberto Gerlein son las primeras líneas de un epitafio.  
Que no se me malinterprete, por favor: espero que su Dios (el dios en el que se le enseñó a creer por haber nacido en un país con una herencia católica, el dios que para cierto grupo de personas es más verdadero que los demás dioses de nuestra historia, el dios en el que no creo por falta de evidencias) lo cuide y le dé más años de vida. Y si tiene algo de sentido del humor divino, le dé nietos LGBT.  ¿Por qué no?  Las ironías de la vida son de las pocas cosas que todos los seres humanos experimentamos y nos obligan, si no a cuestionar la naturaleza divina del Universo, al menos a aprender que existe un poco más de caos alrededor nuestro del que estamos dispuestos a aceptar.
Si uno pudiera inclinar la balanza a su favor, ¿qué estaría dispuesto a hacer?  Depende en gran parte de lo que se considera posible.  Hemos podido observar que el mundo se constituye de hechos que se repiten regularmente bajo ciertas condiciones, de hechos que reaccionan a otros hechos que nosotros registramos con nuestros sentidos (limitados en comparación a los de otras especies).  Hacemos lo que podemos para sobrevivir como especie y como individuos.  
Estos mismos sentidos, a través de un proceso de refinamiento, nos impiden experimentar todos los eventos que ocurren alrededor nuestro y eso hace de nuestra visión algo subjetivo y difícil de transmitir a otros. El imperativo de existir como especie y la responsabilidad de existir como individuos son cargas enormes de las que no somos conscientes todo el tiempo (¿cómo? ¿qué podríamos hacer si no pudiéramos dejar de pensar en esto?), así que tenemos que negociar un poco y priorizar.  ¿Qué parte de nosotros podemos cuidar? ¿Qué individuos podemos preservar para mantener la especie?
La consciencia subjetiva a veces se siente ajena del cuerpo.  Soñamos, nos embobamos pensando en cosas que no están frente a nosotros y que no son tangibles.  Uno creería que existe una separación entre el cuerpo y esto que experimenta, siente y registra palabras e ideas.  Nos parece importante esa parte.  Y a veces parece tan, tan distinta de otras (porque puede describirse a sí misma y contrastarse) que nos parece que nuestra propia visión se diluye entre la diversidad.  
Por eso buscamos visiones similares que nos ratifiquen y que nos hagan sentir parte de algo que va a vivir más allá de nosotros.  Pero no podemos verlo todo, nuestra visión es limitada, nuestra capacidad de cambiar al mundo es poca y en ese proceso priorizamos.  ¿Quiénes deben sobrevivir, qué ideas deben sobrevivir?
¿Qué visión del mundo debe sobrevivir?
El senador Roberto Gerlein opina sobre experiencias universales (el amor, la necesidad que tenemos de otros, la identidad sexual, la dignidad) a partir de una visión forzosamente limitada y excluyente. Esta dialéctica con la que se decide quiénes deben sobrevivir y qué ideas deben perdurar puede llegar a absurdos.  El mundo puede funcionar así para quienes no ven la sociedad como conexiones sino como un montón de personajes en función de una única opereta, de un único plan con el único propósito de hacer que el mundo sea menos complicado para una sola persona o un grupo de personas.  Es una posición válida. Solipsista, potencialmente inmoral y a partir de ella hemos forjado una visión del mundo que ha persistido hasta hoy.
Pero las palabras del Senador son las primeras líneas de un epitafio. No de él, que su dios (un dios hecho de retazos paganos basado en un dios hecho de retazos hebreos forjado a partir de retazos sumerios) lo cuide y le dé la salud.  Una visión que se diezma a sí misma no es sostenible.  Una idea apoyada por cada vez menos personas quedará consignada entre los grandes disparates de nuestra civilización como una advertencia de lo estúpidos que podemos llegar a ser cuando, por pereza mental, sólo cuidamos a un grupo de gente y a una idea. 



(a mis amigos LGBT en Colombia que han luchado para ser oídos: mi corazón y mis pensamientos están con ustedes.  Me llena de tristeza ver que haya gente que no piensa en un país en el que no sólo podamos sino en el que QUERAMOS vivir.  Este debate no es para favorecer a una minoría.  Necesitamos garantizar plenos derechos a toda la población.  El amor y la familia son lazos tan complicados y tan jodidos que necesitamos más gente experimentándolos para aprender, necesitamos más gente experimentando y sintiendo este Universo en todo su potencial para hallar respuestas e integrarnos, expandir la visión del mundo que tenemos.

Los dejo con el discurso del Charles Chaplin en ‘El gran dictador’  Todos necesitamos algo de esperanza.)

(Visited 58 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Juan Camilo Herrera, tras magros éxitos y cobardes fracasos académicos y profesionales, decidió establecer prioridades: madurar, escribir y nunca jamás en su vida volver a escribir de sí mismo en tercera persona.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La decaída del gamonal electoral. Hay dos formas de expresar lo(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar