Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Aborto.jpg

Hace
un poco más de 24 horas Antonio Soler, un hombre comprometido con la ayuda a
los niños desamparados, se encontró en la carrera 30 frente a una valla publicitaria
que decía “aborté porque los hijos deben ser producto del amor y no de una
violación”. Como Antonio ha evitado que muchos niños fueran abortados, del
fondo del corazón le surgió la necesidad imperiosa de hacer algo: compró un
gran pliego de cartulina y escribió en él: “Amo la vida, no al aborto”, y se paró
con ese cartel en la mitad de la vía para mostrar a conductores y transeúntes su
desacuerdo con esa valla. Durante dos horas recibió todo tipo de insultos o
alabanzas. Finalmente la policía lo detuvo y lo llevó a la cárcel, donde tuvo
que pasar la noche rodeado de delincuentes.


Si
miramos este insólito acontecimiento y su desenlace, habría qué preguntarse si
no se pasó de rosca la policía en lugar de tratar el asunto como una simple “infracción”
de tránsito. ¿No hubiera bastado con una reprensión o sanción oportuna?
 Opino que esto no se puede mirar como un hecho
aislado: es una señal de la grave tensión creada en el país por la defensa de
la vida de los no nacidos, una batalla entre quienes Salud Hernández ha llamado
“los fundamentalistas del aborto” y quienes creemos que el derecho a la vida prima
sobre la permisividad legal.


Este
caso debería nos hace pensar en la pasividad social frente al drama de tantos niños
cuyas vidas alguien decide segar simplemente pues la ley se lo permite y porque erróneamente se siente dueño de la vida del hijo que lleva dentro. La defensa de la vida
no es una batalla religiosa sino algo que se plantea
 quien sea consciente de las amenazas que trae
el aborto, asunto que no puede circunscribirse a un pleito
legal, por altas que sean las instancias que lo diriman, porque ahí no queda
resuelto el problema de fondo. Se trata de algo que tiene que ver con los
cimientos de la sociedad,
 con sus raíces
culturales y con sus valores más profundos. Si en la sociedad alguien no puede
expresarse frente al contenido de un aviso publicitario y, sobre todo, que por
hacerlo sea considerado como un delincuente objeto de maltrato como le pasó a
Antonio, la cosa tiene una connotación más grave.


No
voy a defender la obstaculización del tráfico por parte de Antonio, sino que
trato de entender por qué se atrevió a disentir de esa manera frente a una opinión
pública (mejor sería decir
la opinión publicada) aparentemente dominante.  Y,
desde luego, rechazo la forma como la policía 
a convirtió en un hecho delictivo.
No se limitaron a reprenderlo o sancionarlo por entorpecer el tráfico: lo detuvieron
y encerraron en un vehículo varias horas y luego lo colocaron al lado de ladrones
y atracadores. Por manifestar su indignación y ejercer de esa manera la
libertad de expresión, Antonio fue castigado desproporcionada e injustamente.


La
valla que desató la ira de Antonio puede ser ofensiva para muchas otras
personas, y no tenemos porqué extrañarnos de eso, como tampoco de que expresen
también de forma legítima su rechazo al aborto. No se trata de promover una
guerra de vallas, sino de que cada ciudadano tome conciencia clara de lo que
está en juego frente a un asunto tan delicado que demanda un mayor
discernimiento que el de una simple valla que es parte de un montaje publicitario.

(Visited 215 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Soy filósofo de formación, fui profesor universitario y me dediqué al periodismo una larga época, primero en proyectos de educación, y luego en medios, sobre todo en prensa: fundé y dirigí una agencia de noticias, dirigí una revista cultural y fui productor y director de programas de televisión. Ahora dirijo una empresa de consultoría en liderazgo y me dedicó a escribir libros y a dar conferencias sobre los temas en los que he trabajado.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

¿Sabes qué famosos han pasado alguna que otra vez por un(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. aunque estoy a favor de la despenalización del aborto en las tres formas que manda la ley, rechazo con vehemencia el trato violatorio a esta forma de expresión, trato que ha ido calando con rabia y odio alimentado por el nuevo salafismo fundamentalista e intolerante que lidera daniel samper quien tratando de combatir posturas religiosas en estos temas se ha convertido en un fanático peligroso digno de llamarse como lo sindica Salud Hernandez,”los fundamentalistas del aborto”. Resultaron peores que los que dicen criticar, y en colusión con ideas politicas hoy retrogradas y mamertas terminaron por sentenciar al ostracismo y a la picota pública a todo aquel que se les oponga, sin formula de juicio y sin derecho a replica, pues abusando de los medios a los que nadie tiene acceso, hacen y deshacen sin control en un ejercicio absoluto, omnimodo e irresponsable del periodismo. FANTOCHERIA CRIOLLA

  2. Es un tema muy espinoso y dificil de abordar. El tema tiene tantos aspectos éticos que considerar y tiene que abordarse con mucho cuidado y respeto sin entrar a rotular a quienes piensan diferente.
    Un aspecto fundamental es determinar cuándo comienza la vida humana. Para quienes creemos que esta comienza desde el momento mismo de la concepción y que es sólo cuestión de tiempo que de allí se desarrolle un ser humano completo, nos resulta sencillamente trágico que un acto aberrante como una violación tenga como epílogo la destrucción de una vida humana y eso se llama homicidio y como tal hay que llamarlo, sin eufemismos.
    Para los defensores del aborto, cuándo comienza la vida humana?? y por qué no dos semanas antes o dos después o lo que quieran, o como un día leí en una columna de la Sra. Florence Thomas quien decía que eso era cuestión de un pequeño trozo de células, es decir que el debate se puede resolver en terminos de tamaño!!!

  3. RicardoRalifer

    Monica Roa con un negocio está usando la intolerancia hacia los que creemos en una fe. El uso de la fuerza prohibiendo manifestaciones bíblicas de funcionarios,obligando a clinicas privadas a practicar abortos y obligando a colegios privados a dar catedra contraria a sus convicciones son la prueba que la Corte se politizó, va en contravía del libre desarrollo de la personalidad tanto de personas jurídicas como naturales. Los precedentes de intolerancia se les podrá devolver por abrir la brecha de no respetar la norma superior.

  4. Lo mejor es que cada quien decida sobre su vida y esto incluye a la madre violada, como obligarla a tener un hijo de un delincuente, seguramente con su carga genética incluida o un hijo discapacitado, es ella la que va a tener que lidiar con ese problema, no el procurador ni este blogero, ahora si pone en peligro su vida, hombre!! es la vida de ella, no del procurador ni del blogero, entonces por que no dejarla decidir

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar