Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Paz.jpg

Las
primeras declaraciones de las Farc en Oslo me confirman en la idea de que se
están adelantando unas negociaciones sin tener claro que tiene que existir una agenda
básica “oculta” (implícita) pero necesaria
para que este proceso tenga alguna
viabilidad. Esa agenda, que hay que explicitar, afecta no sólo a las partes
negociadoras, sino a todos los colombianos. Por eso la paz no saldrá sólo de
Oslo y de La Habana. Sería una completa equivocación. Es un asunto de todos los
colombianos que debemos sentirnos comprometidos con los puntos básicos de esa
agenda, que no son negociables, 
y debemos, por eso, rechazar la forma como las Farc empezaron el proceso
con el desconocimiento de sus responsabilidades, como se pudo ver en la
intervención de los guerrilleros en Oslo, que tienen que ver también con aspectos no sólo de la agenda acordada, sino de la que llamo la agenda “oculta”. Un mal comienzo que augura tempestades próximas, que
ojalá se superen.


Por
muy generales que pudieran parecer, se deberían tener en cuenta estos aspectos
fundamentales:

El
ser humano
: lo primario e indispensable y el principio capital
indiscutible es que somos seres humanos y tenemos una dignidad y una vida que
es única, irrepetible e inviolable, que se debe respetar. Si no se acepta esto,
se acabará justificando todo tipo de violaciones contra el ser humano, como ha
ocurrido en los últimos 50 años.

La libertad: El ser humano se afirma a través de su libertad, de su
libre albedrío: yo tengo que poder decidir sobre mis actos y sobre el sentido
de mi vida, y eso no lo puede arrebatar nadie. Sin libertad no puede haber paz.
Y la libertad se quita de unos a otros de muchas maneras, no solo matando o
secuestrando. Los colombianos han perdido su libertad en aras de la violencia y
de la injusticia en la cual tienen una parte importante, no exclusiva, los
guerrilleros.

Reconocimiento
del otro
y de la equivocación:
Precisamente por ser seres humanos y libres comprendemos que los otros también
lo son y que la paz falta cuando nos equivocamos con el otro, llámese
ciudadano, gobierno, campesino, colega, militar, padre o hijo, guerrillero,
secuestrado, empresario, estudiante, etc. Hay que partir necesariamente de
reconocer al otro y de reconocer el mal que se le ha causado. Pero si se
empieza diciendo, como las Farc en Oslo, que ellos no son victimarios sino
víctimas, ahí no cabe ningún diálogo.

 Resarcimiento:
Si reconocemos que nos hemos equivocado y que hicimos un daño (del tamaño que sea
y por parte de quien fuere), estamos obligados a una reparación. Hay que
examinar detenidamente qué, cuándo, cómo. 
Y es absolutamente obligatoria. Sin ella no puede salir adelante ningún
proceso de paz. Pero si no se reconoce al otro, ni el daño causado, tampoco va
a resarcirse nada.

Reparación
moral
: no basta con resarcir el daño físico o material. Hay una
obligación ética de ofrecer una reparación de índole más profunda para que pueda
darse un cambio. Si no se acepta el daño, no se podrá aceptar el perdón o la
reconciliación o la reparación moral. Todo será palabrería vana.

 Inclusión:
el país es de todos y para todos, nadie puede excluirse por raza, sexo,
condición económica o social, religión, trabajo, posición, rango, ideas u
opiniones. Tiene que haber un sitio digno para cada uno y debe darse un trato
digno a cada uno. Esto no es algo traído de los cabellos sino una condición
básica para restaurar la convivencia social.

 Equidad:
la inequidad es el talón de Aquiles de nuestra sociedad. Y para que haya
equidad tiene que haber la posibilidad de trabajar, de educarse, de tener un
techo, de poder salir de la pobreza extrema y del abandono o de la indiferencia
de los otros, a la que estamos sometidos. Eso no se arregla sólo repartiendo
tierras o dando participación política. Ya sabemos que eso no saldrá de la mesa
de negociaciones, sino de un profundo cambio político y social que durará
muchos años.

Salud: está en la raíz de todo proceso de paz el poder llevar una
vida mínimamente digna, poder contar con esa asistencia para sobrevivir; por aquí comienza el bienestar para todos; es el rasero para medir que se ponen
los medios para proteger la vida de cada ciudadano.

Justicia: no sólo la del sistema legal, la del estado, la del sistema económico, la de la
guerrilla o de los militares: tiene que ser una justicia con un sustento muy
superior. Cuando Lech Valesa, el líder polaco que hizo la paz sin derramar
sangre, estuvo en Colombia, le pregunté qué les diría -entonces- al Cura Pérez
o a Manuel Marulanda, si pudiera hablar con ellos. Y dijo: “no se puede
dialogar con las armas en la mano” y “ustedes tienen que responder ante Dios por
los crímenes cometidos” (y yo añado: otros también deberán responder por sus
crímenes de todo tipo). Lo que quiero decir es que la justicia humana se queda
corta, aunque deba cumplirse; y el referente de todas las clases de justicia no
puede ser una de ellas porque están todas cuestionadas. Hay que remontarse a la
conciencia y a los principios naturales de orden superior, en último término a
Dios.

 Verdad.  Todo lo anterior quedaría sin piso si no
aceptamos la verdad y si no ayudamos a construir la verdad a la que todos tenemos
derecho. Sólo con la verdad se puede
construir la paz.
Todas las mentiras juntas que concurren al actual proceso
de paz, y las que ya se están diciendo, revelan que todos los puntos mencionados
dependen unos de otros, partiendo del ser humano y su libertad, del
reconocimiento del otro y de la equivocación, del resarcimiento y la
reparación, sin todo lo cual será imposible la inclusión, la equidad, la salud
o la justicia. (a foto del encabezado
es de hostings.com
).

(Visited 81 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Soy filósofo de formación, fui profesor universitario y me dediqué al periodismo una larga época, primero en proyectos de educación, y luego en medios, sobre todo en prensa: fundé y dirigí una agencia de noticias, dirigí una revista cultural y fui productor y director de programas de televisión. Ahora dirijo una empresa de consultoría en liderazgo y me dedicó a escribir libros y a dar conferencias sobre los temas en los que he trabajado.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Desde un punto de vista logico , la opinion que persivo sobre ese proceso ya se esta volviendo incredulo esta por la tanta tomada de pelo , la falta de seriedad por falta de de este grupo al margen de la ley que se uato denominan FARC frente a la Sociedad Colombiana… No hay Claridad sobre la mesa y el proceso esta Muy Lejos del Puebo Colombiano con esta payasada que estan demostrando estos subversivos es ganar tiempo y desviar la atencion del gobierno y ganar publicidad a nivel internacional . este es un medio que utilizan estos terroristas para Dilatar el Proceso con sus peticiones que no estan dentro del acuerdo pactado,por este motivo es dudoso creer en estos delincuentes.

  2. MarcelaCandela

    En Noruega, las FARC nos metieron el dedo otra vez, pues cambiaron el discurso de la Habana! Suavecito Santos les creyó y les dio el protagonismo internacional que buscaban, las visas para salir del acoso, la posibilidad de que los dueños de las FARC se queden afuera de la muerte segura, la posibilidad de repartirse la platica de los bancos allá en Europa, de hacer sus cuentas y arreglos, y de hacer compritas. Ahora sabemos quien es el jefe real: “Iván Márquez” . Al gobierno le toca pensar en salvar los zapatos del ahogado: capture inteligencia, vea bancos, vea las actividades/amigos de FARC en Europa, tome foticos, capture identificaciones, vea rutas, siga el jueguito hasta que lleguen a la Habana y den papaya para salir con la frente en alto. Mientras tanto sigales dando duro militarmente!

  3. Cuantos votos tienen las farc?a quien representan? con que derecho le exigen al estado un cambio de modelo economico si el 98% de nosotros rechazamos su ideologia?Como dijo De la Calle !!Que hagan politica y se ganen los espacios con los votos y no con los fusiles!!Negociemos unicamente espacios politicos y desde ellos que le propongan al pueblo lo que quieren a ver que resultados obtienen en las urnas!!No con las armas!,!no con la intimidacion!,como quieren hacerlo siempre.Que ha pasado en todos los pueblos que siguieron lo que ellos proponen?.Atrazo y distribucion de la pobreza como en(Cuba, Venezuela por ej).Hay mucha gente que necesita ayuda pero hay otra( que es la gran mayoria)que no les gusta trabajar(en lo que sea) y quieren vivir del estado o de la ayuda social.Deberiamos negociar unicamente !!espacios politicos!! y que!!EL pueblo decida!!

  4. elquenolevanta

    En mi humilde opinion creo que ese proceso ya esta Viciado por tanta gabela y la falta de seriedad de la guerrillos frente a la Sociedad Colombiana… No hay Claridad sobre la mesa y el proceso esta Muy Lejos del Puebo Colombiano que en Ultimas es el verdadero interesado… A menos de que El ejercito de Colombia tenga a timochenko Rodeado y a medio Secretariado a punto de tiro de fusil estos tipos de las farc Dilataran el Proceso y al final veremos el Eterno Final, ese que Nos ha tocado padecer por decadas… el de No poder llegar a un acuerdo NACIONAL y seguir soportatando a la insurreccion…

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar