Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Increíble pero cierto: en Bogotá espantan y lo hacen a plena luz del día. Hay centenares de buses fantasmas completamente vacíos que recorren distintos sectores de la ciudad hace ya algunos meses. Son parte del SITP (Sistema Integrado de Transporte), tal vez bien pensado pero pésimamente realizado. Cada vez se parece más al fracasado plan de las basuras, causa del desprestigio de Petro y de la posible revocatoria de su mandato, actualmente en proceso. No es para menos, pues a las basuras hay que sumarle el fracaso de este sistema de buses. Y el Concejo le acaba de negar el endeudamiento externo y la reforma del decreto de valorización, otro gigantesco error del alcalde.

Miles de millones en equipo rodante, miles de millones en salarios de los conductores, miles de millones en mantenimiento de los buses, miles de millones en combustibles y, lo más aterrador, casi cero pasajeros, es decir, que se cuentan con los dedos de la mano los que se suben a cada uno de ellos cada día. Y nadie detiene este desangre económico. Si se hiciera el cálculo de lo que cuesta al Distrito cada puesto de bus por cada viaje, saldría una cifra astronómica. Por decir algo, si el tiquete normal costara dos mil pesos, el tiquete subsidiado podría llegar a valer veinte veces más, con cargo al bolsillo ciudadano y a las arcas distritales manejadas irresponsablemente.

Los buses son bonitos y cómodos, pero nadie sabe dónde paran y para viajar en ellos hay que conseguir un tiquete que sólo se compra en expendios prácticamente desconocidos;  precisamente en días pasados se le ha obligado al Distrito por orden judicial a unificar el sistema de tiquetes relacionados con Transmilenio (superatestado y lleno de porqueria) para evitar el caos que se está presentando. Así como  los buses particulares paran en cualquier parte, los buses fantasmas únicamente en paraderos no demarcados, cosa “ejemplar” que de nada les sirve, pues muy poca gente los identifica y muy pocos los usan. Pero vaya usted a las páginas virtuales del Distrito y vea las maravillas que se hablan del SITP.

Además, las calles son un atentado a las movilidad y al respeto al medio ambiente; el tráfico es endemoniado y no pueden con él unos centenares de policías que andan en flamantes motos exhibiéndose por toda la ciudad mientras delante de sus ojos reina el desorden en las vías, los trancones en parte causados por los buses que no respetan los paraderos existentes, y taxis y carros particulares que conducen como si estuviéramos en guerra; además de las motos, sirenas y pitos de todo tipo que invaden con su ruido la ciudad entera. 


¿Quien puede parar estas locuras del alcalde soberbio que cada vez se queda más solo porque no lo aguantan sus colaboradores que huyen despavoridos de semejante estilo de mando?. ¿Será que habrá que esperar a que revoquen su mandato o a que la Procuraduría lo destituya? Mientras tanto continuará con un desafuero tras otro. Entre los billones que se robaron los Nule y los billones de las equivocaciones de Petro la capital caerá en total bancarrota.

Bogotá se merece algo mejor. Se habían logrado algunas conquistas  en el pasado que ahora están amenazadas seriamente. Y la causa tiene nombre propio: Gustavo Petro, proveniente del M-19, el fogoso parlamentario de las filas del Polo, autor de famosas denuncias, gran orador, que está enterrando todas sus posibilidades de aspirar a la presidencia de Colombia. Si no es capaz con Bogota, ¿como seria con el pais a cuestas?. Ni pensarlo. Con el puñal de la ineficacia se está haciendo él solo el harakiri.

 

(Visited 222 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Soy filósofo de formación, fui profesor universitario y me dediqué al periodismo una larga época, primero en proyectos de educación, y luego en medios, sobre todo en prensa: fundé y dirigí una agencia de noticias, dirigí una revista cultural y fui productor y director de programas de televisión. Ahora dirijo una empresa de consultoría en liderazgo y me dedicó a escribir libros y a dar conferencias sobre los temas en los que he trabajado.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Siempre que visito un restaurante, trato de averiguar sobre su historia y sus inicios porque me parece importante empaparme del arduo trabajo que hay detrás de lo que ahora es exitoso. Uno no puede ser irresponsable y criticar negativamente solo por una primera mala impresión, pues son muchas familias las que dependen económicamente de microempresas dedicadas a la gastronomía. Por eso, y aunque ya lo conocía, decidí volver a probar, y a escribir, sobre el ya muy conocido restaurante El Galápago, pues me molestó un comentario irresponsable de alguien que se dedica a hacer evaluaciones de comida en sitios de Bogotá y la sabana, tal vez con un poco de arribismo o de desconocimiento del tema. Adentrándonos en la carta de este restaurante ubicado en el centro de Chía (carrera 10 No 13-43), que también tienen una sede en la calle 19 No 14-08 (El Galápago Campestre ), su plato estrella es la hamburguesa al champiñón en pan blanco tipo árabe al que se le incluyen 260 gramos de carne madurada, tocineta y una salsa espectacular que, como su nombre lo indica, tiene muchos pero muchos champiñones frescos y de gran tamaño. Perfectamente se la pueden comer entre dos, y les recomiendo acompañarla con papas en casco y alguna de las muchas opciones de bebidas como limonadas, jugos de fruta natural o, tal vez, con una cerveza artesanal.  Visualmente puede que el plato no cumpla con los estándares de muchos otros, pero al probarla lo de menos es como se ve, pues el sabor de la carne y sus adiciones es delicioso.   [caption id="attachment_3503" align="aligncenter" width="1024"]Foto: Blog ¿Para dónde va? Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption]   Pero El Galápago tiene muchas más opciones cárnicas (pollo, res y cerdo) como, por ejemplo, las entradas de chunchullo crocante, morcillas y platos fuertes como las costillas de cerdo acompañadas de papa salada, arepa de queso y ensalada. Allí también podrán encontrar cortes de carne artesanal como churrasco, punta de anca, baby beef, asado de cadera, chuletas, pechugas a la plancha y otros que se me olvidan en este momento. Igualmente, hay opciones para veganos que no quieran ser relegados a la hora de salir a almorzar en la sabana de Bogotá.   [caption id="attachment_3504" align="aligncenter" width="1024"]Foto: Blog ¿Para dónde va? Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption]   Las malteadas, los postres y los helados son otro elemento destacado de este restaurante. Estos son elaborados de manera artesanal, logrando escoger el comensal entre más de 10 opciones para cerrar con un sabor dulce la visita al lugar. Finalmente, hay que resaltar que en El Galápago también son Pet friendly, un aspecto muy importante hoy en día para los que no se quieren separar de sus mascotas. Y en cuanto a los precios, los platos fuertes oscilan, en promedio, entre los treinta y los sesenta mil pesos. Pero, como lo advertí anteriormente, las porciones son generosas y, en ocasiones, con un solo pedido comen dos personas. Si van a ir el fin de semana les aconsejo que lleguen temprano ya que a veces hay fila, pero realmente los meseros son muy pilos y no hacen esperar mucho a sus visitantes. El Galápago Campestre SÍ es un buen restaurante, que tiene detrás a gente trabajadora que ha luchado mucho para lograr posicionarse, a tal nivel que ya han sido ganadores en Premios La Barra. Yo lo recomiendo ampliamente y espero que ustedes lo visiten y también le hablen del lugar a conocidos y familiares.

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar