Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En el pasado blog hablaba de los «asesinos canallas, encapuchados y cobardes» y ya capturaron a uno de ellos cuyo apodo es, curiosamente, «canalla». Los que asesinaron a otras dos personas andan huyendo, pero seguramente caerán. Mientras tanto hay varias reacciones que son saludables, siempre que no se queden en palabrería. El delantero James Rodríguez escribió una «carta abierta a un hincha» llena de reflexiones y de buenos sentimientos; en ella dice que ser hincha es «materia prima de nuestro ADN» y que «El fútbol es una pasión, una religión que nos une». Pasión sí pero religión no. Ni es algo genético, ni puede ser una religión, porque justamente el fanatismo es deformación de la religión y al fútbol tampoco le queda muy bien lo de fanático precisamente porque la pasión se sale de madre.

Dirigentes, futbolistas, autoridades, empresarios y aficionados se han venido pronunciando, unos para escurrir el bulto diciendo que eso no es culpa del fútbol, ni de los jugadores, ni de los directivos, ni de los clubes, ni de las autoridades, ni de los medios, y otros para decir cosas muy sensatas y proponer soluciones que vale la pena tener en cuenta. No podemos pedir un mea culpa colectivo pero tampoco dormirnos en la «logomaquia», el consumado arte de hablar sin hacer nada. Lo que ha pasado es una campanada de alerta muy grave como para dejar que sigan las cosas así y reducir el problema al permiso para que a los partidos entren de nuevo las barras, algunas de ellas disimulando bien sus intenciones; o que fuera sigan  los desmanes revólver o cuchillo en mano.

Un reciente editorial de El Tiempo recordaba que no era problema de leyes o penas más severas sino de hacer que se cumplan, por ejemplo la 1270 o la 1445, sobre todo el «Protocolo para la seguridad, la comodidad y la convivencia en el fútbol». El Defensor del Pueblo, ahí mencionado, citó 14 leyes sobre el tema. Como ocurre con otros asuntos, lo que falta es que todos acaten las leyes. Incluso se decía ahí que el gobierno tiene la responsabilidad de «gestionar la formulación de una política pública»  al respecto. No se requieren más leyes, lo reiteró el ministro del interior, Aurelio Iragorri  en el debate sobre el tema en el Congreso, donde insistió:  «Lo que se necesita es que los clubes, carneticen e identifiquen a sus barristas y que se comprometan a fomentar campañas de convivencia entre los fanáticos».

Destaco entre las voces del sector empresarial la carta enviada por  el Presidente de Bancolombia, Carlos Raúl Yepes -un «aficionado al fútbol, apasionado por una camiseta en particular»- al Presidente de la «Dirección Mayor del Fútbol Colombiano» (Dimayor), Ramón Jesurum, proponiéndole que esa  entidad lidere el Programa «Cultura Estadio» centrada en la promoción de la convivencia. Ahí deberían estar representados todos los actores antes mencionados, incluidos los estudiosos de la academia, magistrados y eclesiásticos. Ambiciosa la meta, pero viable y deseable para un país que anda en un proceso de paz.

 

Entre todos tenemos que recuperar -dice la carta- «el valor de la competencia deportiva y promover el regreso de la paz y la tranquilidad al fútbol, sea en el estadio o fuera de él, que las familias vuelvan a considerar las tribunas como un espacio de entretenimiento, sana convivencia y punto de encuentro. Ojalá no desoigamos las voces sensatas que nos están diciendo que urge convertir el problema una tarea que nos comprometa a todos; ahora mismo en torno al tema de los fanáticos-delincuentes, pero enseguida en torno al deporte como uno de los grandes campos para fortalecer los valores. Lo que está claro es que sin ética y sin valores no hay ninguna actividad que pueda ser sostenible para una colectividad.

 

(Visited 236 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Soy filósofo de formación, fui profesor universitario y me dediqué al periodismo una larga época, primero en proyectos de educación, y luego en medios, sobre todo en prensa: fundé y dirigí una agencia de noticias, dirigí una revista cultural y fui productor y director de programas de televisión. Ahora dirijo una empresa de consultoría en liderazgo y me dedicó a escribir libros y a dar conferencias sobre los temas en los que he trabajado.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Antes de que termine el paro nacional del 21 de noviembre,(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

[caption id="attachment_124" align="aligncenter" width="3276"] Foto: AFP[/caption]   Cada vez se acerca(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar