Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Vivimos en una cultura de las cosas, no de las personas; en una cultura de la muerte y no de la Vida.
Un juez de Cali dejó en libertad a un borracho que a bordo de su motocicleta se llevó por delante a una mujer con ocho (8) meses de embarazo. El suceso causó que perdiera su bebé además de lesiones y traumas. Lo insólito es que una de las causales para dejar a este irresponsable en la calle es que no había homicidio porque el bebé no había nacido.
El juez, que de pronto sabe de trámites, certificaciones, sellos notariales, entre otros, desconoce por completo lo que es la Vida. ¿Acaso la mujer llevaba en su vientre una piedra, una llanta, un muñeco o qué? Ahora bien, si los galenos del centro asistencial, en donde atendieron a la señora, afirmaron que el niño murió es porque estaba Vivo. ¿O cómo muere algo que no está Vivo?
La decisión del juez es una más de las muestras  del enorme desprecio que tenemos en Colombia y muchos países del mundo por la Vida. Es evidencia de la ignorancia que jueces, columnistas, políticos, “revolucionarios” y “modernos” tienen de lo que significa la Vida, amparados en ideologías desorientadoras, aplicación de la ley a conveniencia y búsqueda a toda costa de votos así sea engañando a la gente con falsos conceptos, estudios amañados, investigaciones metodológicamente equivocadas y testimonios de dudosa procedencia.
La Vida es el origen de todo lo que vemos, olemos, oímos y sentimos. La Vida es la que nos permite estar aquí y ahora, trascender, recordar, compartir y existir. La Vida no es un invento, es una realidad que muchos quieren matar a punta de sentencias, escritos y discursos, balazos, apuñaladas, aspiradoras, medicamentos y demás inventos “geniales” que el ser humano ha diseñado para acabarse a sí mismo.
Ahora bien, de acuerdo con los “open mind” la vida realmente comienza a las 12 semanas de gestación y por eso antes no hay Vida, no hay nada, simplemente una sustancia, una combinación extraña de quién sabe qué, lo que permite destruirla. Me surge la pregunta de saber por qué manejan una línea de tiempo. ¿Será porque saben realmente que antes de las 12 semanas si hay Vida? Esa medida no es más que el mecanismo de liberación de una culpa, de un mal acto incitado por quienes no hablan con la verdad.
Los más reconocidos y respetados científicos del mundo han dedicado años de estudio al tema. Es el caso del padre de la genética moderna, Dr. Jerome Lejeune, a quien la ciencia mundial reconoce unánimemente como uno de los primeros y más calificados investigadores en genética: “Aceptar el hecho de que después de la fertilización un nuevo ser humano cobra vida, ya no es un motivo de pruebas u opiniones, es simple evidencia. No tengo duda alguna: abortar es matar a un ser humano, aunque el cadáver sea muy pequeño”.
Otras más: “Basado en todos los criterios de la biología molecular, la vida está presente en el momento de la concepción”. – Dr. Hymie Gordon Chairman, del Departamento de Genética de la Clinica Mayo en E.U.
“En la primera célula constitutiva de la persona humana, es decir en el óvulo fecundado, existe un ser humano”. – Jean Rostand, biólogo y premio Nobel.
“La ciencia médica me dice ahora que el feto es una persona humana y dramáticamente tengo que reconocer que el feto no es un trozo de carne: es un paciente”. – Dr. Nathason, reconocido científico.
Lo que sucede es que la “revolución” indica que para unas cosas la ciencia vale y para otras no vale nada, entonces no demorarán en decir que lo que aquí se muestra no tiene validez, que prima la decisión de las personas sobre su cuerpo, que cada quien tiene derecho, que abajo el machismo, arriba el feminismo. Qué equivocados están. La Vida no tiene discusión. No hay nada más femenino que la capacidad de una mujer de concebir Vida y no hay nada más representativo de la libertad humana que la decisión de respetar esa Vida.
La responsabilidad y libertad de las personas está estrechamente ligada con el bien común. Y el bien común es la Vida no la muerte, es fomentar Vivir y no morir, es promover las  ganas de Vivir y que otros Vivan, especialmente los más indefensos que merecen que los adultos los llenen de Vida.
Cada uno vive su situación de acuerdo a las condiciones que se le presentan; es una realidad. No quiero desconocer que desde la barrera los toros se ven inofensivos y hay situaciones dramáticas (violaciones, graves enfermedades, entre otros) que deben llevarnos a quienes nos interesan estos temas a buscar mecanismos que permitan manejar situaciones extremas pero siempre hacia la Vida.
Finalmente, tenemos el derecho a que nos informen verazmente para la Vida y nunca para la muerte. Recordemos siempre que Vientre se escribe con “V” de Vida.

Carta abierta a RCN Televisión
Hija, echa la Soho en el carrito de mercado…
La Ecología humana y la empresa parte I
La Ecología humana y la empresa parte II 
Lo realmente importante en la vida
Cuando todo se reduce a un clic
La “familia” imposible
Los Caínes de la televisión colombiana
El matrimonio, un bien común
“El matrimonio es un infierno…”
¡A defender a la familia carajo!
Más hogares reflexivos
El crudo invierno demográfico
¿Qué pasó con Citytv?
Las sombras
Mis hijos son mejores que los suyos
¿De qué tribu urbana es su hijo?
La TV en casa: estrategias efectivas
La “aTICción”
Sexo, Internet e Infancia

(Visited 95 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Juan Camilo Díaz B.(@jcdiazbohorquez). Comunicador Social y Periodista. Magister en Educación, Desarrollo Humano y Valores. Diplomado en Familia con estudios en mass media y familia en Italia y análisis de contenidos en Argentina. Profesor Familia y cultura mediática - Niños, Adolescentes y Social Media - Discurso público y Media Relations. Autor de "Televisión, Familia e Infancia: estrategias y planes de acción".

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

https://www.youtube.com/watch?v=4II8BKwLMZo Aunque el común de la gente en Bogotá piensa en(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

3

Algunos quizás vieron hace unos años (más exactamente en 2009) aquella película llamada "He's(...)

10 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar