Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
debate-primer-dia-1ra-negativa-DuggerNada bueno puede salir si después de entrevistar a unos y otros sobre un tema tan sensible, lo que al final cuenta es la opinión del periodista-presentador-director…

La idea parecía buena. Uno de los periodistas sensacionalistas más reconocidos del país plantea una pregunta: ¿existe el cielo? Claramente esa pregunta sobre el cielo va ligada a la connotación religiosa de aquel lugar a donde los buenos van a disfrutar por buenos y que los malos jamás lograrán alcanzar.

Según el Catecismo de la Iglesia Católica, cuya versión oficial fue publicada en latín en 1997, y que contiene la exposición de la fe de la Iglesia y de la doctrina católica, atestiguadas o iluminadas por la Sagrada Escritura, la Tradición apostólica y el Magisterio eclesiástico, y que es considerado como la fuente más confiable sobre aspectos doctrinales básicos de la Iglesia católica, “el Cielo es la participación en la naturaleza divina, gozar de Dios por toda la eternidad, la última meta del inagotable deseo de felicidad que cada hombre lleva en su corazón. Es la satisfacción de los más profundos anhelos del corazón humano y consiste en la más perfecta comunión de amor con la Trinidad, con la Virgen María y con los Santos. Los bienaventurados serán eternamente felices, viendo a Dios tal cual es.” (Catecismo de la Iglesia Católica, 1023-1029, 1721-1722).

Para intentar dar respuesta sobre qué es el cielo y si nosotros creemos en el cielo, nuestro periodista-presentador-director realizó una gran tarea: entrevistó a Colton Burpo, un adolescente que testifica que en 2003, cuando tenía tres años de edad, fue operado de urgencia de apendicitis, cuando agonizaba. Meses después contó a su padre que vio, desde una esfera superior, al doctor operándolo y a él orando en un lugar cercano. Colton dice: “Salí de mi cuerpo, miré hacia abajo y pude ver al doctor trabajando con mi cuerpo. También los vi a ti y a mamá. Tú estabas solo en un cuarto pequeñito, orando, y mamá estaba en otra habitación. También oraba y hablaba por teléfono”. Por otro lado, afirma que conoció personalmente a Jesús, vio al arcángel Gabriel, a la virgen María y a una multitud de ángeles que le cantaban.

También entrevistó a Eben Alexander III, un neurocirujano estadounidense, profesor de la Escuela de Medicina de Harvard y autor del best seller “Proof of Heaven: A Neurosurgeon’s Journey into the Afterlife” (“La prueba del cielo: el viaje de un neurocirujano a la vida después de la muerte”), en el que describe su experiencia cercana a la muerte en 2008, y afirma que la ciencia puede y va a determinar que el cielo realmente existe.

En un ejercicio periodístico, nuestro periodista-presentador-director entrevistó al director de una liga de ateos y a un científico colombiano, no tan experto y reconocido como Alexander, pero científico. Como era de esperarse ambos negaron la posibilidad de que el cielo existiera, hablaron de estados de la conciencia, indicaron que bajo presión y estrés el cerebro crea imágenes, etc. Lógico: uno de ellos vive de Dios, lo niega, lo rechaza, pero vive de Él; y el otro, basado solamente en lo que la ciencia puede explicar y si no puede, se inventa la explicación.

Cada uno sacaría sus conclusiones después de escuchar a unos y otros, ya que hasta ahí el ejercicio periodístico era interesante. Sin embargo, al final toda la intención de hacer un periodismo equilibrado se cae ya que:

En la primera emisión, la del 24 de enero, la presentadora cerró el programa aclarando que “Colton Burpo es hijo de unos pastores religiosos”. No es gratis cerrar una conversación, en este caso un programa, con una frase que marca, que genera cierto escepticismo y especialmente cuando a lo largo del programa pareciera que van muy acordes con lo expresado por Burpo.

La utilización de esas frases es, según “Las 10 estrategias de manipulación mediática” (que muchos atribuyen a Noam Chomsky, lingüista, filósofo y activista estadounidense, pero que él mismo negó vía mail a Naief Yehya, narrador, periodista y crítico cultural mexicano), una de las maneras de orientar a la opinión pública y de manipular la información haciendo uso de aspectos más emocionales que reflexivos, especialmente en un contexto cultural y social predominantemente adverso a lo religioso.

Finalmente lo que queda en el pensamiento del televidente es: Ah ya, con razón, son creyentes, son pastores, creen, por lo tanto su testimonio no tiene validez.

En la emisión del 31 de enero la iniciativa periodística se va al piso por completo, y se denota lo que en comunicación se conoce como el framing o encuadramiento: “una idea organizadora central del contenido informativo que ofrece un contexto y sugiere cuál es el tema mediante el uso de la selección, el énfasis, la exclusión y la elaboración” (Antecedentes y fundamentos de la teoría del framing en comunicación, Nadia Koziner, Revista Austral Comunicación, volumen 2 número 1, junio de 2013, ISSN 2313-9137).

¿Por qué? Después de oír y ver a Alexander, la presentadora le dice al periodista-presentador-director que muchas personas han escrito preguntando qué piensa él, a lo que responde que básicamente hay que tener en cuenta que las dos personas que afirman que el cielo sí existe han ganado mucho dinero con su historia, que para él no hay que esperar recompensa en otra vida si se ha sido bueno y castigo si se ha sido malo. Que todo se gana o paga en este mundo.

Respetable desde todo punto de vista, pero cuando lo que queda al final es la opinión y posición del periodista-presentador-director, cuando es el protagonista final, que además inclina la balanza hacia una de las posiciones (Ateo/Científico), pues el rigor, el ejercicio periodístico, se caen al piso y además lleva de facto a olvidar lo expresado por Burpo/Alexander. Y por supuesto, afirmar que Burpo/Alexander han ganado mucho dinero es otra forma de llevar a que la audiencia piense que claro, por plata, por eso inventaron esas historias.

El contexto lo marca el periodista-presentador-director. Hace énfasis en el dinero, en lo que él cree, excluye cualquier otra opinión y elabora un imaginario de negación de la existencia del cielo.

Lástima, porque parecía interesante y ponía a pensar sobre el tema. No sé si lo que Burpo y Alexander narran es verdad o no. Tampoco conozco si han ganado dinero o no, pero eso no tiene problema. Existe periodismo que gana mucho dinero con mentiras, manipulaciones y amarillismo. ¿O no?

Temas relacionados:

La familia en la ficción colombiana

¿Qué están viendo nuestros niños?

Diez normas antes de publicar información de sus hijos en redes sociales

Los canales privados vs los niños

¿Puede la televisión educar?

El fin de las franjas televisivas para la familia y los niños

La traba de RCN TV

La Madre Laura según Caracol: ¿mucho de novela, poco de realidad?

Carta abierta a RCN Televisión

Sexo, drogas, alcohol…y vallenato

————————————————————

P@dres de Hoy:

Los niños, sus cuerpos y nuestras redes sociales

Las cinco clases de columnistas colombianos

Niños en Internet: cómo configurar una cueenta segura en Facebook

10 claves para no exponer a sus hijos en redes sociales

Niño en redes sociales: ¿qué podemos hacer?

La Madre Laura según Caracol: ¿mucho de novela, poco de realidad?

Niños y redes sociales: 5 principios básicos de uso responsable

Cinco aplicaciones Android de control parental

El Estado como rival de la familia

Las lecciones que nos dejó Charlie-Charlie

La traba de RCN TV

Respuesta al blog: “¿Es más fácil sin hijos?”

Sexo, drogas, alcohol…y vallenato

Periodismo de ficción

La sexualización de los niños

Los cinco videojuegos que no deben regalar

Ask…o

Celulares y niños: ¿a qué edad?

El Sínodo y los medios de comunicación

Sexting: ¿en riesgo la intimidad de sus hijos?

Qué hacer si su hijo sufre de cibermatoneo

10 normas antes de publicar información de sus hijos en redes sociales

Una mentira llamada ideología de género

¿Sabe qué hacen con su hijo en el colegio?

¿Somos idiotas digitales?

Rehabilitación televisiva

Las bases para una paz real

¿Puede el matrimonio pasar de moda?

¡A votar por la Familia!

Presidente Santos: ¿Y la Familia qué?

La ONU: ideología, violaciones y papelones

10 mentiras sobre el aborto

Aborto y nazismo

Razones para acabar con la Familia. ¡Apóyenos!

Desoriéntame

Las 10 recomendaciones de Facebook para proteger a los niños

Objetivo: La Familia

Los pequeños ciudadanos digitales

V de Vida

Cría cuervos y te sacarán los ojos

Carta de un padre de familia a Florence Thomas

Cómo se clasifican los videojuegos

La familia florece y da frutos

Twitter y adolescencia: riesgos y usos adecuados

La publicidad perversa y los niños

Facebook para padres de familia

Sexo, Internet e Infancia

La “aTICción”

La TV en casa: estrategias efectivas

¿De qué tribu urbana es su hijo?

Mis hijos son mejores que los suyos

Las sombras

¿Qué pasó con Citytv?

El crudo invierno demográfico

Más hogares reflexivos

¡A defender a la familia carajo!

“El matrimonio es un infierno…”

El matrimonio, un bien común

Los Caínes de la televisión colombiana

La “familia” imposible

Cuando todo se reduce a un clic

Lo realmente importante en la vida

La Ecología humana y la empresa parte II 

La Ecología humana y la empresa parte I

Hija, echa la Soho en el carrito de mercado…

Carta abierta a RCN Televisión

Cuando el trabajo permite tener familia

Educar a los hijos en los tiempos del cólera

Sexo móvil

Los canales privados vs los niños

¿Puede la televisión educar?

El fin de las franjas televisivas para la familia y los niños

¿Existe televisión para los niños en Colombia?

¿Internet es seguro para sus hijos?

¿Hay una Amanda Todd en su casa?

El concepto de la familia líquida

De los noviazgos virtuales y otros demonios

El ejemplo de los padres

La familia interactiva

¿Qué hacer con las emisoras juveniles?

¿Qué están viendo nuestros niños?

Los niños si entienden

(Visited 1.438 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Juan Camilo Díaz B.(@jcdiazbohorquez). Comunicador Social y Periodista. Magister en Educación, Desarrollo Humano y Valores. Diplomado en Familia con estudios en mass media y familia en Italia y análisis de contenidos en Argentina. Profesor Familia y cultura mediática - Niños, Adolescentes y Social Media - Discurso público y Media Relations. Autor de "Televisión, Familia e Infancia: estrategias y planes de acción".

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

El 26 de abril de 1986 ocurrió en la antigua Unión(...)

2

Por: Ana María Ramírez [caption id="attachment_247" align="aligncenter" width="1501"] Foto: Edgar Domínguez,(...)

3

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. israel-61869

    Señor Díaz, después de leer su enredado artículo, como todo lo de la secta católica, me alegra alertarlo que las narraciones, las doctrinas, los testimonios, etc. hay que contrastarlos es con la palabra de Dios, la que mal llaman biblia, no con el diabólico catecismo, ni lo que piense el amarillista periodista, ni tampoco con sus dichos y mucho menos con las interpretaciones que le han dado todos esos bribones hijos del diablo de todas las organizaciones religiosas diabólicas.
    ¿No cree usted que Dios que es Todopoderoso, tuvo la capacidad de inspirar un libro en el que no le quedó faltando nada? ¿Cree usted que a Dios se le olvido el limbo, pero después se acordó que no existía? ¿Cree que Dios se equivocó enviando a su hijo, pues si ya María era tan santa, porque simplemente no dijo el que crea en ella será salvo?

    Deje la idolatría de seguir a esos autodenominados curas, papas, pastores y guías espirituales de todas las pelambres y sectas, que solo son mercaderes de la fe, ladrones de diezmos, limosnas, impuestos y ¡ALMAS!, engañadores que, con discursos, canciones y arengas motivacionales, manipulan el alma de sus idolatras seguidores, hasta conducirlos al infierno, seguidores de evangelios diferentes al de mi Padre, como el mentiroso catecismo que modificó la palabra de Dios y sus mandamientos por la tradición de los hombres y por fabulas; o el evangelio de la prosperidad, de las funciones circenses de caídas de espaldas y de adivinaciones de las sectas evangélicas, pentecostales, piraquivas, etc.; o el evangelio de hablar cuatro palabras en hebreo y disfrazarse de judío de la secta judío mesiánica; o el evangelio de no comer morcilla y no hacerse transfusiones de los falsos testigos de Jehová; o el de guardar el sábado y vestirse del siglo pasado de los adventistas; o el de los ilusos seguidores de una verdad guardada en una caja fuerte que solo puede ser leída por líderes polígamos de los mormones,etc.; Tenga temor de Dios, pues su ira está muy próxima sobre esta generación perversa, humíllese a Él y clame por su misericordia y por su juicio para que lo guie al arrepentimiento de sus pecados mientras tenga vida física, y Él mismo que es Omnipotente, Omnisciente y Misericordioso le redargüirá y le revelará el único camino de salvación y la única verdad: Su sagrada, perfecta e inmutable palabra, la cual está velada para los que no sean dignos y nadie la puede enseñar como creen que hacen esos titiriteros diabólicos vendedores de paloma cuya condenación no se tarda. Si no lo hace en todo caso será juzgado pero muerto física y espiritualmente para condenación y muerte eterna con el agravante que el purgatorio es otro de los inventos de la secta católica.

  2. felipe245465

    soy agnostico , comparto la idea de que el final tiene una connotacion atea por parte del director-presentador, cada quien tenia que sacar sus conclusiones con base en las pruebas que daban los creyentes o no. Discrepo el parrafo del blog que afirma que colombia es un pais ateo y no cristiano . Tambien me sorprende indagar que el ateo por no ser reconocido signifique que lo que explica sea falso igual que el neurobiologo por no ser de havard como el otro neurologo sea falaz su explicacion . Es una total intolerancia por parte del autor de este blog.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar