Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Sexting. KeyboardUn estudio del Mintic y Datexco reporta que el 72% de los colombianos no está familiarizado con esta actividad, muy de moda entre los adolescentes.

El sexting (sexual and texting) es el envío de contenidos de tipo sexual (principalmente fotografías y/o vídeos) producidos generalmente por el propio remitente, a otras personas por medio de teléfonos móviles. Para el Centro de Investigación sobre Delitos contra los Niños de la Universidad de New Hampshire, el sexting son “imágenes sexuales producidas por menores susceptibles de ser consideradas pornografía infantil”. Como se puede observar va más allá de un simple envío o recepción: tiene connotaciones más graves.

El estudio “Uso y apropiación de las Tic en Colombia” indica que el 72% de los colombianos no conoce qué es el sexting (además de ciberdependencia, grooming, entre otros); además, indica que el 77% de los adolescentes entre los 12 y 17 años de edad cuenta con un teléfono propio con plan de voz y de datos. Esos teléfonos y esos planes en casi un 97% de los casos es comprado y pagado por los padres de familia quienes en un 66% no cree que sus hijos están seguros cuando navegan en Internet. Y a pesar de eso, de creer que no están seguros, no acompañan ni orientan a sus hijos cuando navegan en Internet (66%).

Tal vez esa falta de tiempo, de acompañamiento, de interés en algunos casos lleve a que actividades como el sexting estén de moda entre los adolescentes. Según el estudio online denominado “Sexting, una amenaza desconocida. ¿Sabés qué es el Sexting y cómo puede afectar tu reputación y seguridad dentro y fuera de Internet?“, el 40% de los usuarios de Internet en América Latina ha practicado el sexting.

Stop Bullying Colombia realizó una encuesta por redes sociales a universitarios y estudiantes. En total entrevistó a 5.000 alumnos de colegio y 4.200 universitarios en 2014 y 2015. Las cifras llaman la atención por sí solas: el 69 % (3.450) y el 78 % (3.276) aceptó alguna vez haber experimentado ‘sexting’. El asunto no radica solamente en “sextear”: hay que tener en cuenta que quienes lo hacen se convierten en presas de sus propios amigos y compañeros, incluso de delincuentes, quienes pueden llegar a utilizar las imágenes no solamente para burlarse y ofender (matoneo, cibermatoneo, Trolling) sino que se puede llegar incluso a la “sextorsión”, otro fenómeno que viene en aumento gracias a la enorme cantidad de información íntima que a diario grandes y chicos comparten por redes que consideran muy seguras pero que no lo son. Recuerde: ¡nada es privado 100% en Internet!

La misma encuesta indica que Bogotá es la ciudad en dónde más jóvenes aseguran realizar estas prácticas, pero en general en ciudades como Barranquilla, Cartagena, Bucaramanga, Cúcuta o Medellín, el ‘sexting’ es considerado como un asunto de moda.

Hasta problemas legales

Adalid Corp, una compañía que trabaja temas de Seguridad de la Información, indica que en Colombia se presentan en promedio más de 80 casos cuyas víctimas son menores de edad. Entonces, ¿el sexting es delito? Lo que sucede es que para la legislación colombiana son delitos de pedofilia o sexuales cualquier fotografía o video de un menor de edad que se comparta en la red sin consentimiento del autor inicial. Existe una delgada línea entre el sexting y la pornografía infantil. Además, hay que tener en cuenta que la ley 1581 del 2012 sobre protección de datos personales dice que todo archivo que tenga que ver con la vida sexual e íntima de una persona está protegido por la ley.  Si esa informaación se comparte sin ningún consentimiento del autor puede dar hasta 12 años de cárcel.

¿Por qué lo hacen?

Un informe de Unicef, que data del 2011, indica que los adolescentes se sienten más cómodos compratiendo información íntima en la web que personalmente; además, lo pueden hacer para ser aceptados, “amados”, o simplemente para llamar la atención. El coqueteo, la impulsividad, le presión social, la intimidación, e incluso la venganza, son factores que aumentan el riesgo de su práctica.

Un estudio de 2009,  Internet & American Life Project del Pew Research Center,  afirmaba que los adolescentes podrían tomar las imágenes de sexting como un sustituto de las relaciones sexuales, al tiempo que se están usando como una especie de moneda emocional, que necesitan pagar para mantener una relación.

¿Cómo evitarlo?

Hoy sería un error negar el acceso a Internet y el uso de plataformas digitales a los jóvenes. Es el entorno natural en el cual nace y se desarrollan. Debemos, en cambio, enseñarles a hacer un uso seguro, responsable y constructivo de ese entorno. Veamos algunas pautas:

  1. No ser un productor de sexting. Hay que tener en cuenta que si capturo una fotografía erótica y se la envíao a alguien mediante un móvil o Internet, pierdo inmediatamente el control sobre dónde podrá acabar algún día
  2. No compartirlo. No debo entrar en el juego. Hay que recordar que estoy jugando con la reputación de otra persona, además de las consecuencias legales que esto puede traerme.
  3. No incitarlo. No debo solicitarle a nadie que lo haga. Es atentar contra la intimidad de otra persona.
  4. Amor propio. Respeto por la intimidad y privacidad, cuidado del cuerpo, autoestima, entre otros, son blindajes para no caer en el chantaje emocional ni ser moneda emocional de nadie.
  5. Educación. La sexualidad humana es hermosa, especialmente cuando se maneja con respeto, responsabilidad y prudencia. No es simplemente placer: es encuentro, unión, armonía. Los padres de familia debemos tomar acciones, pasar tiempo con los hijos, hablar de estos temas, ser claros. Si no es así, otros lo harán con quién sabe qué intenciones…

Imagen tomada de: Google

P@dres de Hoy:

Cinco claves para prevenir la adicción a los videojuegos

Usar redes sociales adecuadamente…¡Y no morir en el intento!

Cinco claves para evitar la pornografía infantil en línea

Qué hacer si su hijo es víctima (o victimario) de cibermatoneo

El cielo de Séptimo Día

Los niños, sus cuerpos y nuestras redes sociales

Las cinco clases de columnistas colombianos

Niños en Internet: cómo configurar una cueenta segura en Facebook

10 claves para no exponer a sus hijos en redes sociales

Niño en redes sociales: ¿qué podemos hacer?

La Madre Laura según Caracol: ¿mucho de novela, poco de realidad?

Niños y redes sociales: 5 principios básicos de uso responsable

Cinco aplicaciones Android de control parental

El Estado como rival de la familia

Las lecciones que nos dejó Charlie-Charlie

La traba de RCN TV

Respuesta al blog: “¿Es más fácil sin hijos?”

Sexo, drogas, alcohol…y vallenato

Periodismo de ficción

La sexualización de los niños

Los cinco videojuegos que no deben regalar

Ask…o

Celulares y niños: ¿a qué edad?

El Sínodo y los medios de comunicación

Sexting: ¿en riesgo la intimidad de sus hijos?

Qué hacer si su hijo sufre de cibermatoneo

10 normas antes de publicar información de sus hijos en redes sociales

Una mentira llamada ideología de género

¿Sabe qué hacen con su hijo en el colegio?

¿Somos idiotas digitales?

Rehabilitación televisiva

Las bases para una paz real

¿Puede el matrimonio pasar de moda?

¡A votar por la Familia!

Presidente Santos: ¿Y la Familia qué?

La ONU: ideología, violaciones y papelones

10 mentiras sobre el aborto

Aborto y nazismo

Razones para acabar con la Familia. ¡Apóyenos!

Desoriéntame

Las 10 recomendaciones de Facebook para proteger a los niños

Objetivo: La Familia

Los pequeños ciudadanos digitales

V de Vida

Cría cuervos y te sacarán los ojos

Carta de un padre de familia a Florence Thomas

Cómo se clasifican los videojuegos

La familia florece y da frutos

Twitter y adolescencia: riesgos y usos adecuados

La publicidad perversa y los niños

Facebook para padres de familia

Sexo, Internet e Infancia

La “aTICción”

La TV en casa: estrategias efectivas

¿De qué tribu urbana es su hijo?

Mis hijos son mejores que los suyos

Las sombras

¿Qué pasó con Citytv?

El crudo invierno demográfico

Más hogares reflexivos

¡A defender a la familia carajo!

“El matrimonio es un infierno…”

El matrimonio, un bien común

Los Caínes de la televisión colombiana

La “familia” imposible

Cuando todo se reduce a un clic

Lo realmente importante en la vida

La Ecología humana y la empresa parte II 

La Ecología humana y la empresa parte I

Hija, echa la Soho en el carrito de mercado…

Carta abierta a RCN Televisión

Cuando el trabajo permite tener familia

Educar a los hijos en los tiempos del cólera

Sexo móvil

Los canales privados vs los niños

¿Puede la televisión educar?

El fin de las franjas televisivas para la familia y los niños

¿Existe televisión para los niños en Colombia?

¿Internet es seguro para sus hijos?

¿Hay una Amanda Todd en su casa?

El concepto de la familia líquida

De los noviazgos virtuales y otros demonios

El ejemplo de los padres

La familia interactiva

¿Qué hacer con las emisoras juveniles?

¿Qué están viendo nuestros niños?

Los niños si entienden

(Visited 4.545 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Juan Camilo Díaz B.(@jcdiazbohorquez). Comunicador Social y Periodista. Magister en Educación, Desarrollo Humano y Valores. Diplomado en Familia con estudios en mass media y familia en Italia y análisis de contenidos en Argentina. Profesor Familia y cultura mediática - Niños, Adolescentes y Social Media - Discurso público y Media Relations. Autor de "Televisión, Familia e Infancia: estrategias y planes de acción".

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

[caption id="attachment_27" align="aligncenter" width="1259"] Presentación resultados de la encuesta del partido(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar