Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

A la hora de escribir esta, la última entrada del año, estaba bastante convencido de escribir una entrada comentando algunos de los sucesos más importantes de la política educativa en el país durante este 2015; sin embargo, la época navideña y las circunstancias me hicieron cambiar de idea y reflexionar sobre un punto fundamental de la educación con una anécdota de Navidad.

Para 2011 yo estaba a cargo del segundo grado de primaria en el colegio Débora Arango. A finales de noviembre, Didier, uno de los niños a mi cargo, me preguntó mientras salían del salón al descanso si existía el niño Dios. En ese momento no creí que era un buen momento para responder la pregunta como se debía y le dije que hablaríamos después mientras me aseguraba de que todos hubieran salido y cerraba la puerta del salón. Didier era un niño que a lo largo del año había hecho avances muy importantes con respecto a la ansiedad que sentía estando en el colegio y se había visto en su rendimiento académico y las relaciones con los otros niños, por lo que también sentí que debía darle una respuesta que fuera más allá del sí o el no.

Mientras los niños estaban en el descanso, entré a la biblioteca del colegio y saqué el ejemplar de un libro que contenía la famosa carta de  ‘Yes, Virginia’ (Sí, Virginia’), y que estaba ahí gracias al proyecto de bilingüismo del colegio. Para quienes no conocen la carta, en 1897, Virginia O’Hanlon, una niña neoyorquina, escribió al diario The New York Sun preguntando por la existencia de Papá Noel. La respuesta del editor es una parte fundamental del folclor navideño de los Estados Unidos. Una vez de regreso al salón después del descanso y aprovechando que ya estaba terminando el día de clase, decidí cerrar el día con la lectura del libro para todo el curso, y no solo para Didier. La respuesta del editor, que básicamente apunta a la idea de la existencia de Papá Noel como un símbolo cuya existencia va más allá de lo visible, es perfectamente adaptable al Niño Dios, y de la mejor manera que pude articularlo, le dije a los niños que la pregunta sobre la existencia del Niño Dios no era una pregunta sobre si era real o no, sino alrededor de lo que representa. Siempre y cuando esas cosas que representa existan, siempre existirá el Niño Dios.

Más allá de la época navideña de la anécdota, siento que la manera en la que se condujo todo recoge un aspecto fundamental y olvidado de la relación entre un docente y sus estudiantes. Si bien hubiera podido hacer la fácil y decir sí o no, por una coincidencia afortunada pude aprovechar la pregunta y responderla de una manera que no rompía la ilusión de los niños, pero lo más importante, me permitió hablarles como sujetos dialogantes, que si bien son niños (y de segundo grado), no hay razón para infantilizarlos o hablarles de manera condescendiente. Desafortunadamente, ese es un principio que se ha olvidado, especialmente en la educación pública, en la que los docentes han optado por una actitud confrontacional con estudiantes y padres de familia, dando por sentado su incapacidad de participar en un diálogo serio y en un proceso constructivo, algo que debe ser recuperado y que puede ser recuperado a medida que empecemos a pensar a la práctica en el aula como el principal indicador de la calidad docente, algo que puede darse a través de un cambio tan fundamental como la evaluación de carácter diagnóstico formativo.

Con esta entrada, Paedagogica entra en un receso de final de año para volver el 20 de enero de 2016. Quisiera agradecer a Federico Arango, Camilo Calderón, Marcela Han, la comunidad de blogueros de El Tiempo y, de último pero no al final, a todas las personas que han leído este blog a lo largo de 2014.

Felices fiestas para todos.

(Visited 558 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Psicólogo (Universidad Nacional de Colombia), MA en TESOL y Lingüística aplicada (University of Leicester, Reino Unido). Entre los años de 2010 a 2015 trabajé con la Secretaría de Educación Distrital como docente y como coordinador. Participé en investigaciones de la Escuela de Gobierno de la Universidad de Los Andes y la Facultad de Educación de la Universidad Externado de Colombia. He trabajado con la Asociación Alianza Educativa en la formación de los participantes del programa Todos a Aprender.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Elecciones 2018: Iván Duque y la Educación

    Como suele pasar cada cuatro años en la época de las elecciones presidenciales, el electorado y la opinión pública(...)

  • Colombia

    Lista de requerimientos

    Faltan unos siete meses para la primera vuelta de las elecciones presidenciales, y con casi una treintena de candidatos presidenciales(...)

  • Colombia

    37 días después

    La noche del viernes 16 de junio, el paro docente más largo de los últimos años por fin llegó(...)

  • Bogotá

    28 días después

    Al día de hoy, 8 de junio, se cumplen 28 días del paro liderado por FECODE que tiene paralizada a(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles(...)

3

"En todas las empresas se necesita un psicólogo" eso me dijeron(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar