Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hace unos dos años, cuando vino Andreas Schleicher (El hombre detrás de las pruebas PISA) a Colombia, tuvo la ocasión de visitar un colegio en la costa Caribe junto con la ministra de educación María Fernanda Campo y el tipo de comitivas que siempre suele estar en esas visitas. Como suele ocurrir en ese tipo de visitas, hubo un pequeño número musical para recibir al ilustre visitante… El número musical en cuestión resultó ser un grupo de niños de primaria bailando la coreografía de El Serrucho de Mr. Black. El año pasado, desde el gobierno de Cartagena, se inició una cruzada para prohibirle la champeta a los niños. Situaciones como las que acaban de ser presentadas, si bien pueden quedarse en lo anecdótico, también son sintomáticas de los errores que comete la institucionalidad a la hora de abordar el tema de la educación sexual. Una situación que se hizo aun más notoria con la polémica iniciada la semana pasada en relación con la posibilidad de incorporar contenidos de educación sexual desde incluso el preescolar. ¿Cómo abordar el tema?

Parte de la polémica está originada, a mi juicio, en una utilización del término que no se corresponde el 100% con la realidad, y por otra parte, en una concepción a todas luces errónea de lo que realmente implica el término ‘educación sexual’. Ordóñez, y los sectores de mentalidad similar que lo acompañan en sus cruzadas, consideran que la educación sexual se encuentra relacionada solamente con el coito y la concepción, y que tales temas no son aptos para el oído de niños, niñas y adolescentes. Sin embargo, el contexto nacional nos demuestra de manera dolorosa que va más allá.

Desde muchos sectores, se ha defendido la idea que la educación en estos temas es responsabilidad de la familia, aun así, las historias de abuso y acoso sexual a menores que aparecen con relativa frecuencia en el radar noticioso demuestran una dolorosa verdad: es en el hogar, donde deberían estar más a salvo los niños víctimas de esos crímenes donde, a fin de cuentas, menos están a salvo. Lo que hace necesario que sea en la escuela donde los niños de edad preescolar entiendan que nadie tiene derecho a obligarlos a hacer algo que no quieren. Son los altísimos índices de embarazo adolescente, y las muertes asociadas a estos embarazos, los que demuestran que enseñar a ‘aguantarse el gustico’ es una política completamente ineficaz, la cual no hace más que perpetuar un problema de salud pública con consecuencias significativas en las comunidades donde tiene prevalencia.

Finalmente, son los casos de matoneo a estudiantes LGBT en los colegios de Colombia tanto públicos como privados, y por parte de estudiantes, docentes y directivos, y con consecuencias que van desde la deserción escolar al suicidio, los cuales ponen de manifiesto la necesidad imperativa de crear un currículo nacional de educación sexual.

Este currículo debe reconocer, aunque a algunos sectores de la sociedad les parezca una idea completamente impresentable en pleno 2016, que la vida sexual hace parte integral de la cotidianidad de las personas. En un país cuya cultura popular vende modelos tóxicos de lo masculino y lo femenino que terminan permeando muchos niveles de la vida cotidiana, resulta necesario un diálogo nacional del que haga parte la escuela para combatir y reducir el efecto de dichos modelos.

(Visited 1.180 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Psicólogo (Universidad Nacional de Colombia), MA en TESOL y Lingüística aplicada (University of Leicester, Reino Unido). Entre los años de 2010 a 2015 trabajé con la Secretaría de Educación Distrital como docente y como coordinador. Participé en investigaciones de la Escuela de Gobierno de la Universidad de Los Andes y la Facultad de Educación de la Universidad Externado de Colombia. He trabajado con la Asociación Alianza Educativa en la formación de los participantes del programa Todos a Aprender.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Elecciones 2018: Iván Duque y la Educación

    Como suele pasar cada cuatro años en la época de las elecciones presidenciales, el electorado y la opinión pública(...)

  • Colombia

    Lista de requerimientos

    Faltan unos siete meses para la primera vuelta de las elecciones presidenciales, y con casi una treintena de candidatos presidenciales(...)

  • Colombia

    37 días después

    La noche del viernes 16 de junio, el paro docente más largo de los últimos años por fin llegó(...)

  • Bogotá

    28 días después

    Al día de hoy, 8 de junio, se cumplen 28 días del paro liderado por FECODE que tiene paralizada a(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles(...)

3

"En todas las empresas se necesita un psicólogo" eso me dijeron(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. maguilera52

    Muy malito el artículo, además el tratar de descalificar al Procurador de entrada lo descalifica a usted, porque se da uno cuenta que no hay capacidad de argumentación o sí la hay es muy débil. El tema de la inclusión de los diversos es muy dificil sobre todo para los niños, porque la aceptación de esas cosas no surge naturalmente, por eso las burlas y el desprecio, porque se percibe intuitivamente que eso no está bien y los niños en su inocencia y falta de des-formación por la educación, se burlan y desprecian a los que no son como todos los demás. Todas las elaboraciones para aceptarlos, son eso: elaboraciones. Pretender que la sociedad obre distinto es muy dificil y eso no es educación es mala educación. Los adultos entendemos conceptos como opción de vida, libre desarrollo de la personalidad, hacer lo que me de la gana, etcétera y por eso los adultos de manera forzada toleramos esas opciones. Pero pretender que la normalidad de la mayoría sea destruida para incluir la normalidad de una minoría, no tiene asidero, por eso tienen que obligarlo y forzarlo mediante amenazas. Piense en eso y verá.

  2. ivanalarcon0618

    Por Dios, tantos títulos para escribir esa tarea de colegio. En materia; la educación sexual en Colombia es un completo fracaso porque en la práctica olvidó tratar la sexualidad y la sensualidad humana para concentrarse en la genitalidad. No hay personas y relaciones personales, todo es pipí y vagina. Tan Tán!.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar