Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Nicolas OrdoñezPor: Nicolás Ordoñez

Está claro que en Colombia hoy existe una división en todos los panoramas políticos, por una razón: el “yo” interno de quien considera puede ser Presidente de la República en 2018, el cual según el contexto le dice a los pre-candidatos, “usted puede ser presidente siga en el camino” y cuando cada uno examina esta frase acuñada por el “yo”, es cierta.

Y no es muy difícil pensarlo, Humberto De La Calle diría, ”yo firme la paz y tengo la maquinaria del Estado, puedo ganar”, Germán Vargas por su parte “Fui vicepresidente por 7 años donde recorrí el país con obras, además soy primero en las encuestas”, Claudia López pensará que con su discurso que caló de la corrupción, el escalonamiento en las encuesta, además de su trabajo legislativo, no estaría lejos creer la posibilidad de ser la primera mujer presidente, por su parte Gustavo Petro, con la bandera de la revocatoria, donde si llegase a ser exitosa, creerá la posibilidad de gobernar el país, así como Jorge Robledo, quien en sus discursos apunta a irse solo en primera vuelta, muestra que en su interior cree la posibilidad de ganar, y Sergio Fajardo, quien por su buena imagen y popularidad a nivel nacional, busca apoyos para ganar.

En el análisis anterior de los candidatos hay millones de votos en diferentes sectores del país, sobretodo de quienes apoyaron El Acuerdo de la Habana, el cual – con las coaliciones de todos estos candidatos – fue derrotado en las urnas por la coalición de quienes no estaban a favor del acuerdo, y este es el mecanismo que en el 2018 quienes no apoyamos este Acuerdo y el Gobierno de Juan Manuel Santos Calderón debemos volver a acudir, a una estrategia de coalición que permita una victoria contundente en las elecciones al Congreso y la Presidencia de la República.

Una coalición altruista con los Colombianos, una coalición sin aspiraciones personales sino de patria, donde los pre candidatos del Centro Democrático, los pre candidatos del Partido Conservador, los sectores de derecha e izquierda que se quieran acercar como Marco Fidel Ramírez Y Angelino Garzón, entre otros, con la mano en el corazón lleguen unidos desde la primera vuelta para que de esa manera el discurso de unidad por el bien del país surta resultado, un resultado de victoria, donde todos jalemos hacia el mismo lado, que el timonel del barco a la Presidencia tenga una sola dirección donde hayan muchos marineros, contramaestres, oficiales, navegantes. que impulsen a un capitán, y que luego esta tripulación se monte al mástil del gobierno, giren a babor y a estribor y lleven a Colombia en dirección contraria a la actual, en dirección de superar el pasado y conseguir un esperanzador futuro.

Por esa razón en la convención pasada del partido Centro Democrático, todos quienes desde los micrófonos se dirigieron al país mantuvieron una postura firme en una coalición democrática por Colombia, una coalición con diferencias ideológicas, aunque sin diferencia de Patria, una coalición con colombianos de todo tipo que quieran el bien del país, la coalición de quienes queremos otra Colombia.

Las hojas de vida de Oscar Iván Zuluaga, Carlos Holmes Trujillo, Rafael Nieto Loaiza, Iván Duque, María Del Rosario Guerra, Paloma Valencia, Luis Alfredo Ramos, Alejandro Ordóñez, Marta Lucia Ramírez, son dignas para ser el timonel de este Barco llamado Colombia.

¡Adelante!, que Dios controla la marea y nosotros le ponemos el pecho.

Twitter @NicoUCD

(Visited 169 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Son un grupo de jóvenes que dan su visión particular sobre el acontecer político, cultural y social ante todo tratando de generar una reflexión critica.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

No me identifico en absoluto ni con la cultura ni con(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

En Twitter: @EdgarMed

Nuestra parrilla televisiva se encuentra plagada de adaptaciones mediocres de los seriados estadounidenses. No cabe resquicio de duda: una parte considerable de nuestros guionistas no se precia por su creatividad. Cuando produjeron la versión colombiana de Desperated Housewives (Amas de casa desesperadas, 2006), me sorprendí por la falta de originalidad, pero no me indigné. Cuando repitieron la fórmula con Grey's Anatomy (A corazón abierto, 2011), enarqué una ceja. No me agradó la serie, pero tampoco consideré que fuera un adefesio.

Cuando un amigo me comentó que una versión colombiana de Breaking Bad se encontraba en camino, lancé un grito ahogado (seguido de un ¡¿cómo se atreven?!). Me mostré escéptico pero intenté no condenar la propuesta sin antes conocerla con mayor detalle. No obstante, cuando vi los primeros panfletos promocionales, 'me dio cáncer'. Breaking Bad no es una serie cualquiera. No pocos críticos la consideran como una de las mejores producciones de la historia de la televisión. Crear una imitación de poca calidad no es un halago, es una ofensa. Podría tratarse de un caso similar al de "Vuelo 1503", la triste versión colombiana de Lost.

Analicemos el elenco principal:

breaking_bad.jpgcancer.jpg

Walter Blanco:
Empezamos mal. 'Walter Blanco' suena ridículo. Hace apenas una semana terminó la serie original y a nadie le puede sonar bien Walter Blanco en lugar de Walter White. Lo primero que se me cruza por la cabeza cuando veo a Diego Trujillo es que Walter va a soltar alguna frase como: "Ah, bestia, tengo cáncer de pulmón, mejor me dedico a traficar cocaina -imagino que no va a traficar metanfetaminas en nuestra versión-".

José Miguel Rosas: Me cuesta encontrar la similitud entre "Jesse Pinkman" y "José Miguel Rosas" (excepto que ambos empiezan por J). Roberto Urbina luce como un típico galán de Protagonistas de Nuestra Tele. ¿Debemos creer que es un adicto a las drogas? ¿Quién diablos hizo el casting? ¿Quién optó por esos nombres? 

Cielo Blanco: Suena estúpido ese nombre. Imaginen esta escena: "Cielo, no estoy en peligro, yo soy el peligro". 

Henry Narravo: Hank es un hombre rudo, entrado en años. Julián Arango parece una versión descaifenada del hijo adolescente que nunca tuvo Hank. De nuevo, ¿en qué pensaban los encargados del reparto? Julián Arango no luce como un agente de la DEA, ni siquiera sería creible como uno de los patrulleros que cuidan las estaciones de TransMilenio.

No sé quién interpretará a Walter White Jr., pero con base en el reparto conocido, imagino que eligieron al tipo que hacía de "Pablito" en Padres e Hijos o a Pacho Santos. 

Este primer aspecto de la producción es crucial y luce descuidado. Ayer se publicó el primer tráiler:




Sería justo afirmar que no luce tan atroz como "Vuelo 1503", pero no se ajusta a los niveles de calidad de la serie original. La peluca de Diego Trujillo es evidente, demasiado evidente. Rescato el nombre de la adaptación: Metástasis suena impactante, tiene fuerza.

En el video de YouTube se registran 183 votos negativos contra 37 positivos (al momento de escribir esta crítca). Casi una razón de 6 a 1. Por cada persona que aprueba el proyecto, seis no le dan su visto bueno. 

Esto se debe, entre otras razones, a que Breaking Bad acaba de terminar. La transformación de Walter White y el talante implacable de Heisenberg aún se encuentran impresos en la retina de los espectadores. Atrás quedaron los tiempos en que debíamos esperar meses para ver las series en los canales locales de televisión. En esta ocasión, una considerable mayoría siguió los capítulos casi de forma simultánea con la emisión estadounidense. Los que no la conocían, recurrieron a Netflix, u otros portales, para ver los capítulos antes de unirse a la final que convocó a 10,3 millones de televidentes.

Se presupuestan cinco temporadas para Metástasis. No creo que pasen de la primera. Para muchos, como yo, se trata de una burda adaptación de una obra maestra, no es más que un reflejo de nuestra mediocridad y un magro tributo a la serie original. Es, en resumen, un insulto inverosímil a la joya de Vince Gilligan. 

¿Usted qué opina de la versión colombiana de Breaking Bad? 

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar