Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

sebastian zapataPor: Sebastián Zapata Callejas

Grata noticia fue la que se dio esta semana en el país y que tuvo eco a nivel global, cuando uno de los grupos insurgentes más viejos del planeta, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo o simplemente FARC-EP, entregó 7.132 armas a la misión de Naciones Unidas en Colombia- queda pendiente otro armamento que está en algunas caletas, pero que también en un futuro cercano dejará de ser propiedad de los guerrilleros-, cumpliendo con uno de sus compromisos pactados en el proceso de paz, que realizó dicho colectivo con el gobierno colombiano durante los últimos años en La Habana.

Y es que después de lo que pasó el día martes 27 de junio de 2017, es claro que estamos cada vez más cerca de no tener que coexistir con un conflicto armado interno, por consiguiente, de brindarle a las próximas generaciones una Colombia en paz; además de la posibilidad de no tener que vivir con la constante amenaza de ser víctimas de acciones infrahumanas como los secuestros, las masacres, las desapariciones, el desplazamiento, entre muchas otras.

De la misma manera, es innegable que durante los acercamientos, negociaciones, la firma final del acuerdo de paz y su posterior implementación, han existido múltiples errores en la forma de edificar dicha paz con las FARC-EP. Es más, hasta el día de hoy hay un número considerable de incertidumbres sobre cómo se va a consolidar este nuevo devenir nacional. Sin embargo, es bien sabido, específicamente desde el enfoque académico de lapeace research”, que no ha existido en la historia de la humanidad un proceso con características perfectas, sino más bien, una serie de referentes o “espejos de paz” que en mayor o menor medida sirven como hoja de ruta para eliminar los conflicto armados.

Claramente, hay que señalar que lo que vivimos en esta coyuntura es fruto de divergentes procesos que se realizaron con el desgaste del conflicto armado nacional desde la década de 1990, ejemplos tangibles se vieron con el M-19, el Quintín Lame, el PRT o las mismas AUC. Empero, tales procesos son escenarios que a la par de que pueden traer felicidad, justicia, reparación y verdad a millones de compatriotas- si se hacen de una manera óptima, limpia y noble-, también estropean ciertos intereses, como los de algunos sujetos con pocas ansias de perdón, los de los señores de la guerra, los de los grupos de extremistas políticos y los de algunas organizaciones terroristas y al margen de la ley.

Por ello es primordial de que más allá de solo exigir marcos de transparencia a las partes sobre cómo se desenvuelve y en qué va el proceso como tal de desarme, desmovilización y reintegración o DDR que se está poniendo en marcha con las FARC- EP, es fundamental legitimar y seguirle apostando a prácticas que muestren que la política se puede hacer desde la institucionalidad y que el peor de los errores para cualquier sistema social es hacer dicha política desde las armas y la violencia, como por más de cinco décadas lo hizo las FARCEP, amparadas en reprochables, viles, terroríficas y nefastas prácticas.

En esta misma lógica, se espera que las partes, FARC- EP y gobierno, sigan cumpliendo con los deberes pactados. Pero también es fundamental que el otro grupo político insurgente de gran envergadura que pervive en el país, es decir, el Ejército de Liberación Nacional o ELN, llegue en un determinado tiempo a un estado de dejación de armas y, así, conseguir lo que algunos denominan una “paz completa” en nuestro Estado.

Por último, hay que insistir en que el sepultar un conflicto político armado, no conlleva per se la culminación de todas las violencias en un territorio, aunque representa un avance invaluable para nosotros como nación y, quizá, hasta para la misma civilización occidental, más cuando sabemos que nuestro conflicto, ha dejado más de 8 millones de víctimas; cifra que es bastante disiente y comparable-como para hacerse una idea-con el número total de personas que viven dentro de los límites de países tales como Suiza o Israel.

Twitter: @sebastianzc 

 

(Visited 239 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Son un grupo de jóvenes que dan su visión particular sobre el acontecer político, cultural y social ante todo tratando de generar una reflexión critica.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Hablemos de economía y empleo

    Por: Jorge Iván Cárdenas Ambientado por las preocupantes cifras de desempleo que entregó el DANE, la cuales llevan 1(...)

  • Opinión

    Galán 20/23

    Por: Sebastián Zapata Callejas Ad portas de realizarse las elecciones locales este 27 de octubre, los ciudadanos están expectantes(...)

  • Opinión

    No al fracking, no a la devaluación, sí al cannabis medicinal

    Por: Juan Duque El cannabis medicinal puede representar más exportaciones que el petróleo y sin dañar al medio ambiente.(...)

  • Opinión

    Maduro y los FARCsantes

    Por: Laura Amaya Meneses Últimamente han ocurrido toda clase de vicisitudes que ponen en jaque al régimen de Nicolás Maduro(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar