Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

sebastian zapataPor: Sebastián Zapata

En un país en el que estamos acostumbrados a tener a diario aterradoras noticias y bochornosos sucesos, parece que se va volviendo normal y cotidiano un método absolutamente reprochable de generar opinión: el que utiliza el dolor ajeno. Tal método es empleado por ciertos personajes que se van convirtiendo poco a poco en lo que yo llamaría los carroñeros políticos.

Dicha clase de carroñeros, son fáciles y simples de identificar, ya que viralizan de manera mediática y cosifican a toda costa el sufrimiento de las víctimas de ciertos acontecimientos, con simples fines y afanes políticos.

Ahora, vale precisar que los personajes de esta calaña están en todas las esquinas y orillas ideológicas. Por ello, en este diverso y plural grupo encajan personajes como el congresista del Centro Democrático Daniel Cabrales hasta el exalcalde de la ciudad de Bogotá, Gustavo Petro.

Por ejemplo, el señor Cabrales el año pasado horas después de ocurrida la triste tragedia de Mocoa- en la que fallecieron decenas de personas-, no escatimo señalamientos públicos en medio de la coyuntura para decir que la tragedia había sido ocasionada  por una dinamita explosiva depositada por el grupo de las FARC-EP. Explicación sin fundamento para ese momento, pero sí bastante atractiva para llamar la atención de las cámaras y ganar adeptos entre ciertos nichos sociales.

Así mismo, un par de meses de haber tenido lugar la catástrofe de la capital de Putumayo, y justo después de darse un atentado terrorista en el Centro Comercial Andino, aparecieron de nuevo los carroñeros políticos. Una muestra de esto fue el señor, hoy aspirante a la Cámara de Representantes por Antioquia, Jaime Restrepo (más conocido como el “Patriota”), quien trato de enlodar el nombre de una joven francesa que hacia trabajo social en los barrios periféricos de la ciudad de Bogotá, con el objetivo de generar polémica y reconocimiento entre algunos de sus dogmáticos seguidores.

Y ni hablar de episodios recientes, como la reacción de la congresista María Fernanda Cabal con el atentado terrorista en la ciudad de Barranquilla, donde exponía los cuerpos de las víctimas como una especie de botín de guerra, con el amarillismo que le suele caracterizar para que el país hable de ella.

Pero como mencioné, estos carroñeros políticos no solo están en partidos y movimientos de extrema derecha, sino que también coexisten en los de centro-izquierda y extrema izquierda. Una muestra de ello es la reacción de la acusadora por excelencia de la esfera pública nacional, la senadora Claudia López, que antes de un abrir y cerrar de ojos ya estaba haciendo política en sus redes con la tragedia del puente de Chirajara.

Sin embargo, el escandaloso caso del puente de Chirajara, también le sirvió a figuras de la izquierda radical para hacer propaganda de cara a las elecciones de este 2018, como lo son el candidato presidencial Gustavo Petro y su ventrílocuo el concejal de Bogotá Hollman Morris, que al igual que la señora López, lo primero que hicieron luego de conocerse la muerte de varios obreros honestos y trabajadores, no escatimaron enfilar baterías para ganar adeptos entre sus partidarios a partir de las personas fallecidas y heridas.

En definitiva algunas personas influyentes de nuestra sociedad deberían evaluar seriamente la forma de generar opinión pública, debido a que es evidente su precario sentido de lo humano y la prudencia con el sufrimiento del otro. Esto no quiere decir que no se pueda expresar el malestar con los sucesos negativos que vivimos como nación, más bien es una invitación  a reflexionar con qué fines e intenciones se hacen los juicios de valor relacionado con las víctimas y victimario que tenemos a diario.

 

Twitter: @sebastianzc

(Visited 238 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Son un grupo de jóvenes que dan su visión particular sobre el acontecer político, cultural y social ante todo tratando de generar una reflexión critica.

Más posts de este Blog

  • Colombia

    ¡Felices 100!

    Por: Sebastián Villate Han pasado 100 días desde aquel aguacero y ventisca que arrancó banderas de Colombia de las paredes(...)

  • Colombia

    ¿Alcanzará para comer?

    Por: Daniela Niño ¿Qué pasa, Colombia? Vivimos en un país con un alto grado de desnutrición. Según el Instituto Nacional(...)

  • Opinión

    El Marqués de Pitán y sus Cuatro Babys

    Por: Jean Paul Castillo Recientemente nuestro querido presidente Iván Duque Márquez, con sus muy coloridos actos de lobby, citas musicales(...)

  • Opinión

    El fracaso del socialismo latinoamericano

    Por: Juan David Escobar Cubides Los modelos económicos prósperos son plenamente respetuosos de la economía liberal, el libre mercado, la(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

2

El pequeño Renault Kwid, el Leaf de Nissan, la BMW X5, el Onix(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar