Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Laura AmayaPor: Laura Amaya Meneses

Últimamente han ocurrido toda clase de vicisitudes que ponen en jaque al régimen de Nicolás Maduro y en un efecto colateral al Gobierno colombiano. Los alarmantes ejercicios militares adelantados en la frontera por parte de las Fuerzas Armadas Bolivarianas y las repudiables declaraciones de los exjefes de la guerrilla Farc, agudizan las tensiones con el vecino país.

El pasado martes 10 de septiembre, el arbitrario dictador anunció al mundo el despliegue de su supuesta estrategia de defensa al instaurar misiles aéreos y a sus FF.AA. a lo largo de la frontera colombo-venezolana. Dichos ejercicios militares no son más que una cortina de humo, un mecanismo de distracción que se prolongará desde el 10 de septiembre hasta el 28 del mismo mes.

Cabe resaltar que este despliegue de fuerzas se presenta dos semanas después de que fuentes de inteligencia colombiana y americana ubicarán a los narco-terroristas, ‘Iván Márquez’, ‘Jesús Santrich’ y ‘El Paisa’ en territorio venezolano. Desde allí, se cree que emitieron su manifiesto en el que declaraban entre eufemismos el retorno a la guerra, y su flagrante falta a los Acuerdos de Paz.

Al Gobierno colombiano se le ha convertido lo que era una encrucijada, en un problema de un solo cesto. Según el asesor de la Casa Blanca, Mauricio Claver-Carone, es un hecho la alianza de las disidencias de las Farc y la guerrilla del ELN con el régimen de Maduro. Por lo que los anuncios de estos actores serían gravemente condenados por la comunidad internacional, ya que no representarían exclusivamente una amenaza a la paz de Colombia sino que a su vez, a la seguridad del hemisferio.

Uno de los principios en las relaciones internacionales es que de conformidad con la relevancia de los factores internos, o la llamada política doméstica, se determina el comportamiento externo del país. Es así como cobra una particular importancia la Certificación a Colombia en Derechos Humanos otorgada anualmente por Estados Unidos, en la que se haría entrega de US$ 20 millones de dólares para apoyar a las Fuerzas Militares.

En ese sentido, la paradoja es clara. Los recursos que en su deber ser tendrían que ser destinados a los rubros que son evaluados para dar dicha certificación, no son precisamente a los cuales se les destina.  Históricamente, desde la constitución del Plan Colombia en el año 1999, y posteriormente a lo que se le llamo Plan Paz Colombia en el Gobierno Santos, el objeto de estos dineros es la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo. Como bien concluía Antonio Caballero en uno de sus célebres libros, “la mitad de este país vive del crimen y la otra mitad, de combatirlo”.  

Ahora bien, continuando con la estrategia diplomática, el pasado 11 de septiembre durante la última sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) el Canciller Carlos Holmes Trujillo denunció la irrefutable protección que le brinda el régimen de Maduro a estos grupos ilegales. Adicionalmente, durante la misma sesión se aprobó el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), iniciativa del representante del Presidente Interino de Venezuela, Juan Guaidó. Este contempla el posible empleo de fuerzas armadas en una eventual intervención a Venezuela.

En lo que respecta a esta oscura alianza entre el régimen dictatorial madurista y los bandidos que traicionaron a todo un país por volver a una dolorosa guerra de más de 60 años, es evidente que los rige conjuntamente un anacronismo indolente frente a las necesidades de su pueblo.

Desafortunadamente, no existe una vía o estrategia certera para liberar con éxito al pueblo colombo-venezolano de sus históricos yugos. Pero no se puede perder la esperanza, si los Gobiernos de la región continúan con una presión fuerte y contundente de tipo multilateral contra la dictadura, se puede seguir acudiendo a los mecanismos diplomáticos para que esta sea finalmente derrocada,  rinda cuentas y se restablezca de manera pacífica el orden democrático en Venezuela.

Por mi parte, queridos lectores colombianos, los invito a que transformemos la cólera y el paroxismo en verdaderas acciones o proyectos que impulsen con celeridad la implementación de los Acuerdos de Paz. Como nación se nos ha delegado la imperiosa tarea de  no desfallecer, de  doblegar esfuerzos, de construir una Nación más inclusiva y equitativa desde el seno de la paz. Pero, en esto soy enfática, a quienes faltaron a lo acordado les debe caer todo el peso de la justicia, la fuerza del Estado para combatirlos y bajo el imperio de la ley que sean extraditados prontamente.

Twitter: Lau_amaya28

 

 

 

 

 

 

 

(Visited 348 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Son un grupo de jóvenes que dan su visión particular sobre el acontecer político, cultural y social ante todo tratando de generar una reflexión critica.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Un machismo disfrazado

    Por: Daniela Niño Riaño Muchas veces llegamos a creer que ya no hay machismo, que las mujeres hemos hecho(...)

  • Opinión

    Sumergidos en el limbo

    Por: Sebastián Zapata Callejas Dentro de poco se van a cumplir 18 meses de gobierno de Iván Duque, un(...)

  • Opinión

    La estratificación de la educación

    Por: Josué Martínez “La educación es el gran motor del desarrollo personal. Solo a través de ella la hija(...)

  • Colombia

    Daniel Quintero: Político 4.0

    Por: Ángel Beltrán “Mirar la vida con los ojos nuevos, romper barreras sin mirar a atrás, decir te quiero(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Francisco Javier González Aguirre, Coordinador de la Especialización en Seguridad de(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar