Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Laura AmayaPor : Laura Amaya Meneses

El descontento generalizado, donde más del 74% de la población colombiana apoya las manifestaciones según la última encuesta Gallup Poll de Invamer, no es más que el despertar de consciencias que ha estado bajo los brazos de Morfeo por más de dos siglos de patria boba.

Colombia, esa nación que por más de medio siglo claudicaría ante la indolencia de la guerra, ha decidido apropiarse de su bandera y manifestarse frente a todas las problemáticas estructurales que la acechan desde épocas precolombinas. Es así como la aberrante desigualdad socio-económica sería, hoy por hoy, el primer contratiempo en su sentido literal; porque pareciera que, sin importar el paso de los siglos, esta nos siguiera acompañando como la amante más fiel, pero paradójicamente es actualmente la principal causante de nuestra emancipación.

Según el último informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), indicadores como la esperanza de vida, la cobertura de la educación primaria, la vinculación social y la calidad del aire mejoraron considerablemente. Sin embargo, los índices de violencia y desigualdad del ingreso se mantienen igualmente altos, y la informalidad se ha convertido en un problema  persistente en la región.

Para colocar estos hallazgos en contexto, lo que estamos viendo hoy en las calles de todo el país es la cereza del pastel. Colombia aumentó su indice de Gini en 0.52, lo cual se traduce en una  mayor concentración de ingresos y de esta manera se logra perpetuar en la cuarta posición dentro de los países más desiguales del mundo.

Por su parte, el Gobierno Nacional lanzó en las ultimas semanas la ley de crecimiento económico, junto con un paquete social (3 días sin IVA, etc.) que en teoría deberían ayudar a sanear el descontento social, pero que de fondo mantiene los mismos principios de la inexequible ley de financiamiento o  reforma tributaria.

En un país en el que sus problemáticas reposan en la desigualdad, el solventar las demandas se hace una misión titánica ya que se necesita una mayor inyección del gasto, el cual es inflexible. Cabe entonces abrir el debate frente a la equidad tributaria, y especialmente sobre los privilegios individuales o exenciones que benefician enormemente al capital de las grandes empresas y que continúan reduciendo cada vez más la base gravable del país.

El paradigma de nuestra historia da razón sobre la influencia de las élites, que al estructurar un marco legal desproporcionado de poder político y económico, se favorecieron en gran medida en relación al resto de la población en términos de acceso a oportunidades y a la propiedad privada.

Las circunstancias del país hoy son distintas, la clase media ha aumentado hasta representar un tercio de la población. Esta clase media creciente tiene mayores aspiraciones y exigencias de servicios e instituciones públicas de mejor calidad, que a menudo quedan insatisfechas. Es por tanto, que en el marco de las manifestaciones del Paro Nacional es clave cuestionarse la efectividad de esta reforma paquidérmica. No hará mayores cambios estructurales y por el contrario estamos perdiendo la oportunidad de formular un estatuto tributario justo, equitativo y progresivo para la nación.

El pasado 3 de diciembre se votó en Cámara a favor de la reforma, solo 5 votos fueron en contra, lo que evidencia una clara desconexión de la clase dirigente con las demandas que resonaron al son de los cacerolazos desde el 21 de noviembre. Es por ello que hago un llamado a esta generación que se rehúsa a permanecer en una trampa de pobreza, a aquellos jóvenes que de manera pacífica mostraron con altura su inconformidad y su intención de dialogar;  de concientizarnos que el crecimiento económico de nuestro país recae en la óptima construcción de un marco fiscal coherente con la coyuntura nacional.

A la clase política le digo: ¡Los jóvenes hemos asumido el valor histórico que se nos ha encomendado y estamos dispuestos a  tomar las riendas del futuro de nuestro país!

Twitter: lau_amaya28

(Visited 301 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Son un grupo de jóvenes que dan su visión particular sobre el acontecer político, cultural y social ante todo tratando de generar una reflexión critica.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Matoneo a los periodistas

    Por: Cristian Torres Rodríguez Cada cierto tiempo, al menos una vez por semana, Twitter se convierte en una trinchera(...)

  • Opinión

    ¿Escuelas discapacitantes?

    Por: Yolima Gómez A propósito del inicio de nuevo año escolar, hay un tema en en el escenario educativo(...)

  • Opinión

    Bogotá – Medellín con puestos…

    Por: Cristian Torres Rodríguez Hay una frase popular que ha trascendido Gobierno tras Gobierno: “Buen gobierno, buenas vías”. Entre(...)

  • Opinión

    Apostarle al deporte

    Por: Sebastián Zapata Callejas Gran satisfacción ha generado la reciente participación en el torneo preolímpico de la selección femenina de(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar