Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Mucha preocupación me ha generado la posibilidad de que se convierta en ley de la República un proyecto de ley impulsado por el Centro Democrático que busca restringir la libertad de cátedra de los profesores.

Lo primero que me inquieta es saber cómo se va a redactar esta ley que según el representante Edward Rodríguez, del Centro Democrático, busca sancionar a los docentes que promuevan “ideas políticas o [realicen] proselitismo a favor de alguna ideología”. Hasta donde yo sé, el sujeto es una entidad política que en sus acciones y sus discursos siempre está reproduciendo alguna ideología, y que se construye y se deconstruye con relación al otro, es decir, que establece relaciones de poder  de acuerdo a su experiencia e interacción, así que no sé cómo va a hacer el representante para negarnos a los docentes una característica humana esencial e innata, a menos de que se quiera pasar por la galleta, como suelen hacer en su partido, todo el conocimiento acumulado de siglos de Filosofía.

Si acaso los asesores del representante logran superar este primer escollo epistemológico, se encontrarían enseguida con un problema semántico, porque la palabra “proselitismo” es equívoca, inexacta y tendenciosa.  Si nos atenemos a la definición que de esta palabra tienen en el Centro Democrático, los profesores nos encontraremos ante la imposibilidad de hablar de sostenibilidad, de derechos humanos, de historia patria, de literatura, de música, de arte y de cualquier otra cosa que no se adapte a los postulados neoliberales y conservadores del uribismo, de lo contrario seríamos tachados de hacer proselitismo a favor del Castrochavismo.

Por ejemplo, en cuanto a Literatura, que es mi especialidad, me quedaría prohibido volver a hablar de García Márquez, por comunista, pero eso es solo el ejemplo por antonomasia, porque si me pongo a hilar fino, estaría ante la censura absoluta: no más ensayos de William Ospina, mamerto consumado, ni cuentos de Arturo Alape, vulgar guerrillero; no podría volver a hablar del Proyecto de Modernidad porque sería decirles a mis estudiantes que el capitalismo viene fracasando desde la primera mitad del siglo XX; no podría contextualizar a la Generación del 98 porque fue promovida por anarquistas; ni riesgo de hablar del Modernismo, que es una queja contra el imperialismo cuando no contra el capitalismo, ni qué decir del espíritu romántico del siglo XIX, quedaría proscrito porque eso no produce dividendos. Todas las representaciones literarias del conflicto armado quedarían anuladas porque para los del Centro Democrático el conflicto armado ni siquiera existe, y con ellas también quedarán en el olvido los bellos poemas de María Mercedes Carranza sobre la violencia paramilitar… y así con prácticamente cualquier producción literaria, que es, como sabemos, el lado B de la historia, la versión de los vencidos.

Y no solo quedaría restringido el contenido sino también el desarrollo de habilidades. Tendría que silenciar de inmediato al estudiante que haga ejercicios intertextuales entre las obras que lee y su realidad: si leemos Antígona de Sófocles, por ejemplo, habría que dejar de lado la discusión política que se genera cuando el tirano quiere legislar sobre la privacidad de los ciudadanos, asunto tan vigente por estos días; si leemos La Caverna, de Saramago quedaría prohibido hacer la analogía obvia del Centro Comercial de la novela con el capitalismo salvaje de nuestros días… habría que decirle a los niños que no analicen, que no reflexionen, que no critiquen, cosa que haría felices a muchos uribistas pero que es prácticamente imposible de llevar a cabo: por más autoridad que pueda yo tener, por más obediencia que se me profese o por más censura que se me aplique, mis estudiantes siempre serán libres para pensar.

Con ternura abrumadora, el representante del Centro Democrático dice que no solo es para restringir el adoctrinamiento de izquierda sino también el de derecha. No le creo, pero siendo así, tampoco podríamos hablar en clase de Dalí por ser franquista; ni del Futurismo, cuyo principal exponente, Marinetti, fue ferviente seguidor del Partido Fascista italiano… Al pobre de Vargas Llosa le iría mal por partida doble, por su pasado comunista y por su presente godo.

Me preocupa también lo que será de la dimensión actitudinal del estudiante: me imagino que ya no  podré hablarles de empatía sino que ahora tendré que recalcarles que el que es pobre es porque quiere. Y habrá también que olvidarse de volver a recibir regalos en el Día del profesor por temor a ser acusado de una especie de cohecho pedagógico. Lo importante ya no será compartir, fea costumbre comunista, sino competir, como buenos neoliberales…

Mentiras, en realidad no estoy preocupado. El proyecto de ley promovido por el Centro Democrático, además de ser dictatorial y ridículo, es inconstitucional y jamás va a pasar a ser una ley de la República, ni siquiera en una república tan atrasada y corrupta como Colombia. Pero lo que sí me preocupa es que, ante semejante disparate, seamos los profesores los que tengamos que salir a dar explicaciones mientras la sociedad colombiana sigue esperando a que tantos interrogantes sean respondidos. 

Twitter: @andresburgosb

 

(Visited 1.613 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Escritor advenedizo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El próximo lunes 26 de agosto me voy de Colombia, pues(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. anaduenas0527

    me encanta su optimismo al final del comentario… lo preocupante es que con esa gente del centro demoníaco, que son capaces de corromper la sal, ese decreto sera una realidad… los dictadores requieren de ese tipo de castraciones mentales… así, como las que le hemos padecido a alvaro uribe… el peor dictador que a tenido este país…

  2. anaduenas0527

    es irrefrenable… lo único que puede superar la formación conservadora al interior de la familia… es aprender a pensar en el colegio… y eso implica contrastar ese espacio, el familiar, con lo que enseña un maestro y eso incluye el como y el que piensa ese maestro… y eso no es ideologizar… la muestra? el presunto autor de la ley edward rodriguez, según el, egresado de un colegio publico…. esa platica se perdió…

  3. gloriamaricel.martinezacevedo.9

    Acá no se forma al estudiante con pensamiento crítico,se le infune catedra de odio hacia ciertos personajes,lo veo soy docente y soy de derecha,pero por eso no corro a infundirle mi ideología política a mis estudiantes ..cosa contraria que le he escuchado a compañeros docentes que la derecha es esto y es lo otro y se refieren con nombres propios hasta con frases peyorativas hasta el extremo de decirle a los estudiantes que los guerrilleros son buenos porque luchan por el pueblo..mi hijo me dice por ejmplo que su profesor de matemáticas deja de dar clases para hablar pestes de lideres de derecha o el profesor de ética y valores de igual forma hace lo mismo,infundiendo odio de clases sociales o a ciertos personajes y dicese de profeor de ética y valores,formando en antivalores o el profe de matemática,como que tiene que ver su catedra con ideología política..porque siendo francos,buena parte de profesores no forman en pensamiento crítico,buscan que el educando piense como piensan ellos.Y por ahí,como se dice,no es la vaina.

  4. Hombre, profesor Burgos, ¿usted cree que si de verdad los “maestros” formaran en pensamiento crítico, en Historia sin sesgo oficial, en economía política (sin necesidad de ser “mamerta”) tendríamos personajes como este grosero Edward Rodríguez, según él, egresado de un colegio distrital? Rodríguez debe conformarse con el adoctrinamiento que reciben los niños desde el seno de la familia, que por lo general es godo y reaccionario. Poco o nada pueden hacer los profes para contrarrestar semejante grado de adoctrinamiento por cuenta de sus propios progenitores. Al colegio llegan bastante ideologizados en la derecha extrema, por cuenta de sus incautos padres, víctimas de los mass media y de una estupidez incurable.

  5. Interesante lectura, pero nada de lo expuesto es llevado a los alumnos y casi puedo asegurar que de hacer un exámen a sus pupilos estos no podrían pasar la materia por que es imposible estudiar la historia con esa carencia de sindéresis y con ese sesgo en el que todo es malo y hay un solo culpable. Ahora entiendo porqué los medios son utilizados para insultar y zaherir. Muchos son alumnos suyos. El adefesio del senador, sin duda debe rechazarse, por que la calidad de la educación no se dará con personas como ud, que dice defender la libertad de pensamiento y lo que hace es castrarla, sino con personas que le entreguen a sus estudiantes todos los elementos para elaborar un juicio y no el pensamiento del “profre” que nunca ha sabido confrontar sus lecturas con su conocimiento de la realidad. Plantear el desarrollo de una teoría, aún las consideradas absurdas, obligan a investigar todos los elementos que rodean esa línea de pensamiento y ud nunca investiga. Lee, sí, pero investigar, no. Parte porque ud no tiene tiempo ni está subsidiado.

  6. NO es necesario pronunciarse ante todo lo acaecido en nuestro cómico país. Estoy seguro que se encuentra en un estadio de evolución, y por eso es normal que surjan esos tipos de leyes; pues siempre se ha asegurado que ante la calidad de congresistas que hemos tenido; las leyes creadas, nacieron sin espíritu, sin alma, cual debería ser su esencia.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar