Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Mi protagonista de esta semana no es de “términos medios” o se le ama o se le odia. Tiene una personalidad única y es irremplazable, tal vez por esto, orgulloso se pasea por las cocinas más tradicionales del mundo. Tiene carácter y es difícil de olvidar, algunas veces deja recuerdos prolongados, una especie de “no me olvides”. La relación con él es como amor a primera vista, uno sabe cuando lo conoce, si quiere compartir el resto de su vida o simplemente olvidarlo como si no existiera. Tiene muchas historias y anécdotas que contar, dicen que hasta es benéfico para la salud. A mi me cautivó y sedujo, su aroma me transporta y por ningún motivo lo voy abandonar. Lo nuestro es una historia de placer y pasión.
 
No se sorprendan, aunque parezca que estoy pensando en un gran amor, estoy hablando del ajo. Este sigue siendo un espacio dedicado a la gastronomía, que generalmente se mezcla con los placeres del cuerpo.
 
ALGO DE HISTORIA
 
quijote
 
 
El ajo ha tenido que pasar por muchísimos desprecios a través de su historia. Los griegos tenían prohibido entrar a sus templos, a aquellos que habían comido ajo por el mal aliento que produce, pero en muchas ocasiones obligaban a sus mujeres a comerlo, con el fin de proteger su castidad cuando viajaban, ahuyentando a los amantes por su fuerte olor. En la España del siglo XVI estaba vetado a lo caballeros de la época. Hasta Miguel de Cervantes en El Quijote lo rechaza, en este texto donde le aconseja a su fiel escudero Sancho: “No comas ajos ni cebollas porque no saquen por el olor tu villanía”. Su origen es de Asia Central donde fue utilizado como alimento y medicina, aunque también se le atribuían propiedades afrodisíacas. Los monjes Hindúes lo tenían prohibido porque creían que era una estimulante que afloraba las pasiones y por lo tanto no podían consumirlo ni viudas, ni vírgenes. Su distribución por toda Europa se le debe a las cruzadas, donde era usado solamente como alimento para los pobres. Pero no todo es odio y maltrato para el ajo, en Egipto se usaba como reconstituyente para los trabajadores que construían las pirámides, estamos hablando de hace más de 4.000 años.           
 
Hoy en día no se puede concebir  la comida española y la mediterránea sin el ajo, que acompañado con aceite de oliva hacen la pareja perfecta.
 
UN VIAJE A TRANSILVANIA
 
dracula
 
 
Alrededor del ajo existen muchos mitos e historias de la cultura popular, por ejemplo que su efecto como estimulante sexual es maravilloso, que da fuerza y vigor, tal vez por esto se le daba en la antigua Grecia a los atletas en las olimpiadas. También se cree que se debe cargar un diente de ajo en el bolsillo para evitar el mal de ojo. Pero tal vez la más conocida por todos, es que el ajo se usaba para combatir las posesiones demoníacas. Es considerado la “kriptonita” del Conde Drácula. ¿Y de donde surge esta aversión de los vampiros por el ajo? Seguramente este personaje de ficción, que no resiste la luz del sol, que se alimenta de sangre y solo puede morir clavándole una estaca en su corazón, fue inspirado en una rara y misteriosa enfermedad que afecta a los humanos: La Porfiria. Aquellos que la padecen no pueden ver la luz del día, esta les produce dolorosos cambios en su piel, huesos y dientes, por tal razón son personas muy pálidas que viven su vida en la oscuridad. Según algunos estudios el ajo tiene unos componentes químicos que hacen que los efectos negativos de la luz en estas personas, se intensifiquen.
 
 
UN OLOROSO REMEDIO
 
Muchos estudios médicos coinciden que el consumo de ajo es beneficioso para la salud, por esto para aquellos que no resisten ni su olor, ni su sabor lo venden en pastillas. Dentro de sus principales poderes curativos se encuentra que ayuda a bajar los niveles de colesterol y grasa de la sangre. Louis Pasteur descubrió que es un poderoso antibiótico natural y combate las bacterias estomacales. Y por si esto no fuera suficiente es excelente para los tratamientos antienvejecimiento. ¡Mi consejo: coma ajo!
 
 
TOME NOTA
 
ajomortero
 
 
Algunos secretos para el consumo, manipulación, almacenamiento y conservación del ajo:
 
         Con el fin de que el ajo no cause problemas digestivos, elimine siempre el brote que se encuentra en el centro del diente (generalmente es de color verde y tiene una textura diferente) este hace que su sabor sea mucho mas intenso.
 
         Jamás deje dorar demasiado el ajo, daña irreparablemente su preparación, otorgándole un sabor muy amargo.
 
         Cuando pique el ajo consérvelo en aceite de oliva, en un recipiente cerrado, siempre en la nevera. Yo generalmente pico el de la semana y lo tengo listo para cocinar.
 
         Cuando en una receta le dicen que adicione el “ajo en camisa” se refiere a que deben estar enteros y con la piel que los recubre, normalmente se aplastan un poco con la parte plana de un cuchillo grande, se usa para aromatizar y se retira antes de servir.
 
 
ajomachacado2
 
 
         Si no quiere un sabor intenso en su plato, hierva el ajo antes para suavizarlo existe un viejo refrán español que dice “Ajo hervido, ajo perdido” precisamente porque baja su concentración de sabor.
 
         Los ajos asados al horno son una delicia para mezclar con purés de papa, salsas, condimentar carnes, etc. Simplemente ponga una cabeza entera de ajos con algo de aceite de oliva envuelta en papel aluminio y lleve por unos 10 minutos al horno. Luego retire corte por la mitad y presione, le va a salir un delicioso puré de ajo listo para servir.
 
ajoasado
 
 
         Debe guardarse en un sitio fresco con ventilación o en la nevera.
 
         Para eliminar el olor a ajo de las manos, fróteselas con limón y para el mal aliento le recomiendo que muerda unas hojitas de perejil.
 
         La combinación perfecta: Recomiendo usarlo con estos ingredientes: Carne, pollo, berenjena, pescado, cordero, lentejas, champiñones, pasta, cerdo, papas, arroz, mariscos, espinacas, tomate y zucchini. Son el uno para el otro.
 
 
LA RECETA
 
 
 
Para terminar, una receta muy rica y fácil de preparar, puede servir para acompañar una carne o como entrada servida con tostadas.
 
PORTOBELLOS AL AROMA DE AJO
(4 porciones)
 
portobello
 
 
8 champiñones portobellos ( no muy grandes, si prefiere los de mayor tamaño, use uno por persona)
4 cucharadas de aceite de oliva extravirgen
2 cucharadas de vinagre balsámico
2 dientes de ajo cortados en laminas finas
Sal y pimienta negra al gusto
 
Rocíe los portobellos con el aceite de oliva y el vinagre. Cubra con los ajos y sazone con sal y pimienta. Cocine en el horno precalentado a 180° de 7 a 8 minutos. Sirva caliente

 
 
 

(Visited 52 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Comencé mi aventura por el mundo de la gastronomía desde hace más de 6 años. Escribo de gastronomía para diferentes medios como EL tiempo, Cocina Semana, Diners, etc. Y participo en el programa de televisión Sabores de Familia, del canal Utilísima.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Tal vez el monopatín hizo parte de su infancia como una(...)

3

Ya lo sabíamos, no necesitábamos estudios para eso: los colombianos trabajamos(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. No acabo de leer el articulo y quiero compartir esta receta que alguna vez encontré en internet, la he preparado y mis invitados siempre piden la receta, es deliciosa:

    SALSA PARA UNTAR DE AJO
    Sirve 4
    Ingredientes:
    1/2 taza de pasta de ajo
    rostizado
    1/2 de queso crema, 1/4 taza
    de crema agria
    1 cdta. de sal
    1/2 cdta. de pimienta
    negra.
    En un procesador de alimentos, combine 1/2 taza de pasta de ajo rostizado, 1/2 de queso crema,
    1/4 taza de crema
    agria, 1 cdta. de sal y 1/2 cdta. de pimienta negra.
    Procese hasta que todo esté bien combinado.
    Agregue un puñado de cebolleta y sirva con palitos de vegetales, pan de pita, pan de campo o
    galletas.

    FUENTE:

    FERNANDA BECCAGLIA
    LA PALMA
    http://www.lapalmainteractivo.com
    ——–

  2. oscaralfredo26

    También yo lo amo con pasión desenfrenada. Creo que no hay receta a la cual no lo aplique, y los efectos secundarios desagradables (excesiva y fuerte sudoración) se pueden menguar consumiendo abundante agua y cítricos. Como antibiótico y anticoagulante es magnífico y nada más sensual que machacarlo en un mortero y untarse un poco las yemas de los dedos, sentir su suavidad y olerlo…¡Despierta pasiones en sexagenarios!

  3. Hola Margarita, no comento mucho en tu blog pero lo leo cada semana, es una lectura muy agradable el tema se maneja con muy buena argumentación y las recetas al final son deliciosas, felicitaciones.

  4. Como siempre excelente!!! nunca decepcionas; aunque es la primera vez que te escribo, debo confesar que he venido siguiendo tu blog aproximadamente hace un año… no se sabe cual articulo es mejor, muy muy bueno…

  5. merlintomas01

    Doña Margarita: Como todos los suyos, este estuvo excelente. Otra cosa que me enseñó, fué el sustento cientifico de la fobia del Conde por la luz del día.

    Mil gracias por escribir.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar