Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Cuando comenté a algunos de mis allegados sobre la intención de escribir este post me dijeron que estaba loco, que me estaba arriesgando a que me dieran hasta con el balde del agua y me preguntaban sobre cuál era la necesidad de ser «trolleado» en Twitter por mis gustos musicales.
Como soy terco y vivo convencido de defender sin temor lo que a uno le encanta, me llené de motivos para hacer una férrea defensa del para muchos odiado cantautor guatemalteco Ricardo Arjona.
Sus detractores no lo bajan de poeta barato de letras rebuscadas, maltratador de mujeres (argumento que no voy a justificar desde ningún punto de vista) y otros términos que no voy a citar por respeto a los lectores.
Algo bueno debe tener para mantenerse vigente en el tiempo. Califico como meritoria su forma de componer, ya que así muchos no lo reconozcan, a veces dice lo que en algún momento de nuestras vidas hemos querido expresarle a nuestro ser amado.
Tiene más calidad musical que mucho reguetonero de papel, que con solo una consola que emite sonidos electrónicos y una cachucha invertida, le dice a las mujeres que «no les importa que sean mayores pero las quieren en su cama», que «quieren hacer el amor con ropa», o que frescas «que eso en cuatro no se ve».
Basta con decir que en su último concierto en Bogotá llenó en dos ocasiones el coliseo El Campín y vendió tres veces más boletas que Alejandro Sanz, otro artista mundialmente reconocido.
También fue criticado porque lo llevaron a la última versión del Festival Vallenato, que entre otras cosas entiendo perfectamente que quieran internacionalizarlo como ha pasado con el Carnaval de Barranquilla. Lo que me reportan desde Valledupar es que su presentación fue todo un éxito.
Por todo lo anterior decidí ponerle el pecho a la brisa y declararme fan recalcitrante de Ricardo Arjona. Confieso que en algún momento de mi vida he sido un lobo cazador, he salido con una señora de las cuatro décadas, he esperado pacientemente calentando el banco de suplentes con la camiseta puesta para incluirme en su futuro, y hasta he fantaseado con bellas pasajeras que se han subido a mi carro esperando que algún día me pase lo de «Historia de taxi». 
De igual forma, reconozco sin pudor, que he dedicado canciones como «Fuiste tú» y «Mi novia se me está volviendo vieja», letra última que escribió especialmente a su madre, ser al que muchos maltratan verbalmente.
También estuve en su último concierto y lloré cantando a grito herido algunos de sus temas. Así que apreciado lector, si se siente identificado conmigo, tiene la suficiente personalidad, y no le da pena reconocer que le gusta la música de Ricardo Arjona sin temor a ser objeto de burlas: usted es de los míos.
Que no le pase lo de un personaje que hablaba pestes de él en redes sociales y tuvo tan mala fortuna que me lo encontré en la fila de los perros calientes, dentro del concierto, tratando de pasar desapercibido.

(Visited 437 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Bogotano, santafereño y defensor de la changua. Cuento lo que veo a diario en mi ciudad.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Bogotá

    El Enrique Peñalosa que yo conocí

    Se acerca el final de la segunda alcaldía de Enrique Peñalosa, una persona en la que siempre creí porque(...)

  • Vida

    Restaurante Tafun en Bucaramanga; Santander desde la raíz

    Bucaramanga es, en mi opinión, una de las mejores plazas para encontrar buena comida cada vez que se visita(...)

  • Bogotá

    Restaurante Miliano: la pizza colombiana como le gusta al italiano

    Los colombianos tenemos un paladar dulce, nos gustan las combinaciones de carnes con sabores poco tradicionales en recetas como la pizza y, normalmente, los restaurantes que se dedican a este arte tienen por regla incluir opciones como la amada u odiada pizza hawaiana. Pero en ocasiones, y este es el caso del Restaurante Miliano, son fieles a las raíces italianas, esmerándose en guardar fidelidad con lo que le gusta al que pertenece a ese país de Europa. Me enorgullece que exista un lugar como este a las afueras de Bogotá (Centro Comercial Terranova Chía - local 20) y que sea una gran opción para los que no necesariamente piensan en salir de la ciudad a buscar almuerzo entre semana o, como es costumbre, los fines de semana.   [caption id="attachment_3775" align="aligncenter" width="1024"]Foto: Blog ¿Para dónde va? Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption] Visitar Miliano es sorprenderse con la gran cantidad de opciones de pizza que tiene la carta, logrando una masa crocante, suave y deliciosa con productos delicadamente escogidos; con ingredientes orgánicos como la rúgula y el tomate cherry; y con proteínas finas como el jamón serrano, camarones, cerdo, pollo, tocineta, entre otras. Para los que cuidan su salud existe la posibilidad de ordenar su pizza con masa de carbón activado que da una tonalidad gris para facilitar la digestión sin cambiar el sabor original de la masa. Importantísimo los acompañamientos en el tema de las bebidas, ya que cuentan con una amplia carta de vinos tintos y blancos, cevezas importadas, limonadas de hierbabuena, cerezadas y de coco, y hasta la autóctona limonada de panela que tanto nos gusta para calmar la sed. [caption id="attachment_3776" align="aligncenter" width="1024"]Foto: Blog ¿Para dónde va? Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption] Pero Restaurante Miliano, como buen restaurante italiano, no es solo pizza. Allí también pude degustar una de las mejores lasañas que me he comido, con unas sabrosas —y no tan espesas— capas de pasta, acompañada de abundante carne, varios tipos de queso y pasta de tomate acompañada siempre de focaccia caliente recién salida del horno para maridar con una buena copa de vino tinto de origen italiano. Sus instalaciones son amplias, cómodas y amables con el comensal. Mucha luz y aire fresco para pasar una tarde de relax y descansar del estrés de la ciudad en esos acostumbrados escapes que nos solemos dar a la sabana en cualquier momento de la semana. Los encuentran en redes sociales (Facebook e Instagram) como @MilianoRestaurante, y si se van a meter a revisar se van a pegar una antojada brava que lo único que hará es que seguramente los animará a ir a probar. Mi definición es que Miliano es una pizza colombiana de alta calidad, pero como le gusta al italiano. De hecho tuve la fortuna de encontrarme con Damiano, un europeo que vive hace más de 10 años en nuestro país y que visita frecuentemente el sitio. Con él aprendimos un poco más sobre este maravilloso plato de la península itálica, tan popular pero tan variado y sabroso. (ver video)

  • Bogotá

    Van Der, una pequeña gran cervecería en Teusaquillo

    https://www.youtube.com/watch?v=kM0wP_g__Bg&t=15s En la cultura colombiana hay una mala costumbre a la hora de tomar cerveza, se piensa erradamente que(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

3

[caption id="" align="aligncenter" width="1024"] Bogotá D.C, sede de la democracia colombiana.(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Estoy completamente de acuerdo porque también creo que él es un excelente artista y no veo con buenos ojos cuando alguien lo critica de tal mala manera; pero de igual forma creo que el reggaeton es también un genero con sus adeptos, donde las personas dedicadas a él también ponen empeño en hacer su trabajo, por lo que creo tampoco de debe menospreciar, de igual forma la música es un modo de expresión artística donde la belleza es relativa.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar