Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

A los llanos el caballo y el ganado vacuno posiblemente fueron traídos por las primeras expediciones de los alemanes de la Casa Welser, desde Coro, Venezuela, entre 1536 y 1541. Las primeras ganaderías se establecieron hacia 1540 en las misiones jesuíticas de Surimena, Casimena, San Miguel de Macuco y Guanapalo, donde los indígenas evangelizados aprendieron el manejo del caballo y del ganado. Las haciendas más antiguas Caribabare, La Yeguera, Tocaría, Cravo, se desarrollaron en el siglo XVI; la ganadería extensiva y la necesidad de controlar grandes extensiones de tierra, generaron conflictos con los indígenas y provocaron profundas transformaciones en su cultura.

A partir de esa época en el territorio se conoció la carne asada bovina, también se secaba la carne como lo hacían los indígenas con su carne de cacería. Más adelante cuando se inició el intercambio comercial de ganadería, fue indispensable para alimentar la tripulación de vaqueros que hacían extensos viajes de ganadería desde lo que es hoy territorio Venezolano a San Martin de los Llanos. Algún porcentaje de esos grandes rodeos de ganado se malograban durante la travesía, especialmente los terneros de un año o menos y estos por su carne tierna y deliciosa se aprovechaban asándolos en chuzos y hacían parte esencial del menú de estos osados viajeros.

La ternera a la llanera o mamona hoy es símbolo patrio y un afamado plato típico de la gastronomía llanera apetecido por los turistas.

La forma típica de prepararla consiste en hacer varios cortes a la carne extrayendo las presas conocidas como la osa, la paleta, el codillo, la garza, pulpa negra, el pollo, el latigazo, el primo, la costilla y otros cortes y partes de la ternera. Estos cortes se enchuzan y se asan lentamente al calor de la braza. Las vísceras se asan aparte y reciben el nombre de entreverado. (Tomado del blog Canal Llanero)

Bogotá no es ajena a dicha tradición gastronómica y en la capital existen cientos de sitios en donde ofrecen este plato típico que hace las delicias de propios y extraños. Hoy vengo a traerles los que en mi concepto son los cinco mejores asaderos y para esta tarea tuve en cuenta la sazón, la relación costo-beneficio, las instalaciones y el ambiente que ofrecen al comensal (es indispensable para mi disfrutar en compañía de la música llanera en vivo).

5. ASADERO LLANO GOURMET CRIOLLO (Calle 17 No 98-25 Fontibón)
llanogourmet
En el occidente de Bogotá, barrio Fontibón, se encuentra este acogedor asadero que prepara una excelente mamona tradicional. Su dueño empezó desde abajo lavando platos, de mesero, de asador, administrador de este tipo de sitios hasta logró con mucha berraquera montar su propio negocio. Y eso se ve reflejado en la calidad de la carne y variedad de opciones que ofrecen. Precios muy competitivos comparando con otros sitios; si visitan Llano Gourmet también pueden pedir mojarra a la brasa, bandeja paisa, cocido boyacense y unas sopas buenísimas que hacen parte de la carta.

4. LOS TRONQUITOS (Calle 3 No 53 – 07)
tronquitos
Asadero de carne a la llanera de mucha tradición en Bogotá; llevan 43 años ofreciendo excelente sabor sabor en carnes de res, chigûiro, costilla de cerdo, ternera y una muy buena mojarra a la brasa. Están ubicados en la tradicional rotonda la 50 con tercera en la localidad de Puente Aranda. Este sector se caracteriza por tener la mayor cantidad de asaderos de este género, pero Los Tronquitos siempre se han destacado por su buen servicio, calidad y excelentes productos.

3. LA GRAN LLANERA INTERNACIONAL (Avenida La Esperanza N° 122-95)
granllanera
En la localidad de Fontibón, bien abajo de la avenida la Esperanza, y por un lado de una de las pistas del Aeropuerto El Dorado, queda este lugar que cuenta con las instalaciones más grandes y cómodas de todo este listado. Contaban con un punto de atención en la autopista norte cerca de San Andresito pero hace poco se fueron del sector. Asadero La Gran Llanera Internacional tiene como lema “donde todos se amañan y nadie es forastero”, y de verdad que lo consiguen porque además de ofrecer excelente carne, contratan muy buenos grupos de música llanera. También tienen un punto de venta en Villavicencio en la salida a Puerto López frente a Chorillanos.

2. CIMARRÓN DEL LLANO (Avenida el Dorado Nº 73-06)
cimarron
En toda la esquina de la avenida Boyacá con calle 26 costado norte queda El Cimarrón del Llano , un excelente lugar para degustar la mamona, el chiguiro y la carne asada. Les recomiendo las arepas que fabrican en el mismo restaurante, son muy ricas y sobre todo frescas. Arpa, cuatro y maracas los fines de semana y fechas especiales como día de la madre y otras celebraciones tradicionales.

1. RANCHO LLANERO (Avenida carrera 50 No 3- 02)
rancho llanero
En el barrio Galán, más exactamente en la glorieta de la cincuenta con tercera se han radicado hace más de 30 años gran cantidad de sitios especializados en el plato típico del llano. Sobresale entre todos ellos Rancho Llanero (10 años de experiencia) por su sazón, frescura en sus carnes, precios, ambiente, instalaciones y sobre todo por su extensa variedad de opciones gastronómicas. Promedio de platos fuertes $23.000, porciones generosas como el mixto de chiguiro y mamona, o también las costillas de chiguiro que van acompañadas de yuca, papa salada, abundante guacamole, ají y arepa.
También venden sopas, guiso de cola, ubre asada, lengua en salsa, morillo dorado y hasta conejo a la parrilla.

(Visited 24.404 times, 56 visits today)
PERFIL
Profile image

Bogotano, santafereño y defensor de la changua. Cuento lo que veo a diario en mi ciudad.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Bogotá

    Sobre el restaurante El Galápago y su famosa hamburguesa al champiñón

    Siempre que visito un restaurante, trato de averiguar sobre su historia y sus inicios porque me parece importante empaparme del arduo trabajo que hay detrás de lo que ahora es exitoso. Uno no puede ser irresponsable y criticar negativamente solo por una primera mala impresión, pues son muchas familias las que dependen económicamente de microempresas dedicadas a la gastronomía. Por eso, y aunque ya lo conocía, decidí volver a probar, y a escribir, sobre el ya muy conocido restaurante El Galápago, pues me molestó un comentario irresponsable de alguien que se dedica a hacer evaluaciones de comida en sitios de Bogotá y la sabana, tal vez con un poco de arribismo o de desconocimiento del tema. Adentrándonos en la carta de este restaurante ubicado en el centro de Chía (carrera 10 No 13-43), que también tienen una sede en la calle 19 No 14-08 (El Galápago Campestre ), su plato estrella es la hamburguesa al champiñón en pan blanco tipo árabe al que se le incluyen 260 gramos de carne madurada, tocineta y una salsa espectacular que, como su nombre lo indica, tiene muchos pero muchos champiñones frescos y de gran tamaño. Perfectamente se la pueden comer entre dos, y les recomiendo acompañarla con papas en casco y alguna de las muchas opciones de bebidas como limonadas, jugos de fruta natural o, tal vez, con una cerveza artesanal.  Visualmente puede que el plato no cumpla con los estándares de muchos otros, pero al probarla lo de menos es como se ve, pues el sabor de la carne y sus adiciones es delicioso.   [caption id="attachment_3503" align="aligncenter" width="1024"]Foto: Blog ¿Para dónde va? Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption]   Pero El Galápago tiene muchas más opciones cárnicas (pollo, res y cerdo) como, por ejemplo, las entradas de chunchullo crocante, morcillas y platos fuertes como las costillas de cerdo acompañadas de papa salada, arepa de queso y ensalada. Allí también podrán encontrar cortes de carne artesanal como churrasco, punta de anca, baby beef, asado de cadera, chuletas, pechugas a la plancha y otros que se me olvidan en este momento. Igualmente, hay opciones para veganos que no quieran ser relegados a la hora de salir a almorzar en la sabana de Bogotá.   [caption id="attachment_3504" align="aligncenter" width="1024"]Foto: Blog ¿Para dónde va? Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption]   Las malteadas, los postres y los helados son otro elemento destacado de este restaurante. Estos son elaborados de manera artesanal, logrando escoger el comensal entre más de 10 opciones para cerrar con un sabor dulce la visita al lugar. Finalmente, hay que resaltar que en El Galápago también son Pet friendly, un aspecto muy importante hoy en día para los que no se quieren separar de sus mascotas. Y en cuanto a los precios, los platos fuertes oscilan, en promedio, entre los treinta y los sesenta mil pesos. Pero, como lo advertí anteriormente, las porciones son generosas y, en ocasiones, con un solo pedido comen dos personas. Si van a ir el fin de semana les aconsejo que lleguen temprano ya que a veces hay fila, pero realmente los meseros son muy pilos y no hacen esperar mucho a sus visitantes. El Galápago Campestre SÍ es un buen restaurante, que tiene detrás a gente trabajadora que ha luchado mucho para lograr posicionarse, a tal nivel que ya han sido ganadores en Premios La Barra. Yo lo recomiendo ampliamente y espero que ustedes lo visiten y también le hablen del lugar a conocidos y familiares.

  • Bogotá

    La Casa de Andrei, 5 opciones gastronómicas en un solo lugar de la Zona G (Bogotá)

    Mi ciudad, mi Bogotá, la capital de los colombianos, se posiciona día a día como destino turístico y, sobre(...)

  • Colombia

    Joropo de lejanías, un canto a la nostalgia

    La música llanera llegó a mi vida cuando era muy niño. Mi padre por su trabajo en una empresa(...)

  • Colombia

    Los mejores restaurantes y planes en Tabio, Cundinamarca

    https://www.youtube.com/watch?v=dBYGX_5OVoA Aunque el común de la gente en Bogotá piensa en salir los fines de semana a almorzar o(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar