Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

A las nueve de la mañana del 7 de enero me empecé a llenar de mensajes de whatsapp y de mensajes internos de Twitter en los cuales me preguntaban que era lo que había pasado con un tuitero que se hacía llamar en esa red social como @JuanRealDC. Y realmente no entendía que era lo que pasaba; recuerdo haberle leído un trino por última vez el 4 de enero, pero no sabía de qué me estaban hablando.

Tal vez mucha gente pensaba que era amigo íntimo mío o que lo conocía personalmente de vieja data, tal vez por la familiaridad y confianza con la que interactuábamos casi a diario. No podía creer la noticia hasta que el prestigioso abogado Iván Cancino me contestó y desafortunadamente confirmó su fallecimiento; en ese momento se me encharcaron los ojos y sentí un dolor intenso por una persona de la que apenas sabía que era un excelente abogado penalista, que le gustaban los buenos restaurantes, que usaba unas medias “de colores bastante gays” (así se lo expresaba yo de manera jocosa) y que era un ácido defensor de ideas conservadoras, que entre otras, hicieron que muchas veces las sectas de izquierda lo reportaran masivamente y le cerraran su cuenta. Pero él al día siguiente abría una nueva y todos los que estábamos de acuerdo con sus opiniones, seguíamos de nuevo.
juanreal
Me enteré hasta ayer que su nombre verdadero era Juan Carlos Cardenas Alzate, vi su rostro real por primera y última vez y tengo que decir que, aunque suene absurdo, era mi amigo de Twitter. Que pasé a su lado buenos momentos como por ejemplo cuando había partidos de la Selección Colombia y trinábamos con la etiqueta #RadioReal, o cuando los fines de semana nos daba por poner música ochentera hasta altas horas de la madrugada, tal vez él con un vaso de whisky de ese lado del celular, y de este lado yo con una cerveza.

También tuve que aceptar sus críticas pues expresaba que mis recomendaciones gastronómicas eran demasiado populares y me decía que yo era “muy gala”, a lo que yo respondía que a él le faltaba calle y que era un abogado muy “pupy”.

Increíble que se sienta tanto dolor por alguien que nunca tuve la fortuna de conocer, pero que sentía tan cercano. Pero Juan era así; reservado, misterioso y hasta exagerado en revelar su verdadera identidad. Alguna vez en el Café Pasaje del centro de Bogotá creí haberlo visto, creí reconocerlo porque vi esas medias de colores en un personaje que estaba tomando café en la misma mesa con el también abogado Francisco Bernate, de quién él decía era su parcero. Pero el mensaje interno de Twitter que le mandé para confirmar su identidad nunca fue respondido, y yo respeté eso y no insistí más.

Tal vez el doctor Bernate si haya podido disfrutar del buen ser humano que fue Juan Carlos, tal vez vio su calidad como abogado penalista en alguno de los estrados judiciales, tal vez él si haya podido compartir un trago, un café o un almuerzo. A mi me toca quedarme con la imagen positiva que dejó en las redes sociales… ¡hasta siempre doctor medias!

(Visited 5.322 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Bogotano, santafereño y defensor de la changua. Cuento lo que veo a diario en mi ciudad.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Vida

    18 de septiembre, tatuaje del alma...

    ¿Cómo poder encontrar las palabras adecuadas? ¿Cómo poder seguir siendo el caballero que admiraste? ¿Cómo poder plasmar palabras sin(...)

  • Bogotá

    5 planes románticos en Bogotá

    Bogotá, a diferencia de lo que muchos piensan, es una ciudad mágica y con amplia oferta de planes culturales,(...)

  • Bogotá

    El perro caliente mas rápido de Bogotá

    https://www.youtube.com/watch?v=iEsBBdpSrso ¿Cuánto creen ustedes que es el valor justo que se debe pagar por un perro caliente? ¿Cuánto tiempo se(...)

  • Opinión

    La Bonga del Sinú, el sabor de Córdoba que conquistó a Colombia

    Hace unos años recomendé a La Bonga del Sinú como uno de los mejores restaurantes en Bogotá para disfrutar de la gastronomía de la región Caribe; de igual manera incluí a su hamburguesa con butifarra, queso y suero costeño en el listado de las mejores de la capital. Pues aprovechando que se reubicaron y remodelaron en el sector del parque de la 93 quise ahondar un poco más en este restaurante que ya cuenta con más de 30 años y que nació de la idea de Pedro Ojeda Visbal en 1983 en un local situado en el norte de Montería. Desde sus inicios el restaurante tuvo éxito por la excelente calidad de sus productos de comida típica costeña, y su especialidad en carnes a la brasa. La empresa inició como una institución familiar que buscaba fomentar la cultura gastronómica del Valle del Sinú, y a medida que fue conociéndose por amigos, allegados, clientes propios de la región y foráneos, se convirtió en una exigencia la extensión a otras zonas del país, siendo necesaria una gran inversión en tecnología de punta que le permitiera tecnificar procesos y estandarizar productos.   [caption id="attachment_3544" align="aligncenter" width="1024"]Restaurante Bonga del Sinú. Foto: Blog ¿Para dónde va? Restaurante Bonga del Sinú. Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption]   En 1999 abrieron un local en Barranquilla, posteriormente se aventuraron con otro en Cartagena, y luego pusieron sus ojos en Bogotá. Hoy La Bonga del Sinú cuenta con 16 establecimientos que incluyen los restaurantes tradicionales y el concepto express dirigido a locales en los principales centros comerciales; eso sí, sin perder su calidad en la sazón y presentación de los productos de la carta. Si usted está en la capital y se antoja de un mote de queso, un jugo de corozo, de zapote costeño o de guayaba agria no lo piense dos veces y vaya a La Bonga del Sinú. Por ser Córdoba un departamento líder en ganadería y rico en pastos, se aprovecha esa ventaja para tener en la carta los mejores cortes de carne, entre ellos el 'lomito ella' (el más vendido), el solomillo, los medallones de lomo tres pimientas, el bife de paleta, la punta de anca y la punta especial que son 400 gramos de corte semigrueso, marmoleado y de terneza media.   [caption id="attachment_3545" align="aligncenter" width="1024"]Restaurante Bonga del Sinú. Foto: Blog ¿Para dónde va? Restaurante Bonga del Sinú. Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption]   Don Pedro Ojeda es un empresario conocedor del tema y eso, inevitablemente, se ve reflejado en sus platos, que van acompañados de patacones con suero y hogao, bollo limpio, ensalada, vegetales asados, tajadas verdes y otras variadas opciones para acompañar. De igual manera tienen el tradicional arroz apastelado, arroz sinuano (cocido en zumo de coco, carne salada, vegetales, queso costeño rallado y trocitos de maduro frito), costilla de res guisada, mondongo monteriano, 'la viuda rica', el bocachico guisado o frito y la caldereta de carnero guisado.   [caption id="attachment_3546" align="aligncenter" width="1152"]Restaurante Bonga del Sinú. Foto: Blog ¿Para dónde va? Restaurante Bonga del Sinú. Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption] Se nota que el dueño se esmera porque sus instalaciones sean agradables para el comensal, y por eso no deja ningún detalle al azar. Así que si ustedes son curiosos, cuando visiten el lugar se darán cuenta de que el piso, las cavas de vinos, las mesas, los techos, etc., están impregnados de la historia y tradición sinuana. Esa es la gastronomía de la región, una mezcla de la cocina indígena zenú con los sabores africanos, españoles y sirio libaneses. Les dejo algunas fotos y un pequeño video para que se antojen (esa es mi misión) y cuando se encuentren el lugar no duden en entrar. No olviden pedir de postre el enyucado con helado, ¡es una maravilla!

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Juano fue mi amigo de infancia, de la vida, con el compartí este mundo y ese ser real que no siempre coincidía con el de las redes. Hoy, cuando lo despedí por última vez cargando su ataúd, no puedo dejar de pensar en lo complejo de este mundo, y que detrás de un avatar o un nickname siempre hay una persona real como mi querido Juano que se ganó el cariño de personas que jamás lo conocieron, a pesar de que algunas veces ni el mismo se tomaba en serio. Paz en su tumba.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar