Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Todos sabemos que la persona que más sabe de vehículos en este país es el señor José Clopatofsky. Él puede tener los mejores consejos técnicos y prácticos a la hora de tomar la decisión de comprar un vehículo nuevo o usado según la necesidad del individuo o grupo familiar. Lo mío es más desde la experiencia popular de más de 20 años, desde mi punto de vista de seguridad (o sea que no lo vayan a tumbar) y finalmente desde la economía. Aquí presento algunos tips que les pueden ser muy útiles cuando vayan a adquirir un automotor.

1. Cuando los familiares o amigos me preguntan yo les digo que miren y se enamoren del vehículo de adentro hacia afuera y no al contrario. Hay vehículos con un diseño fenomenal pero con un chasis muy pesado o un cilindraje que le hará consumir mucha gasolina, lo cual puede hacer que se salga de su presupuesto esa renta que va a adquirir cada vez que tenga que tanquear el vehículo. Y en una ciudad como Bogotá que tiene un tráfico infernal ese tema si que es bien importante. Igual puede suceder en otras ciudades capitales de departamento que aunque no tienen los problemas de movilidad que tiene mi ciudad, si pueden hacer diferencia dependiendo de la altura y la topografía donde se mueva el automotor.

2. Averigüe por los precios de los repuestos que eventualmente tendrá que reemplazar. Los más comunes son pastillas, correas, llantas, batería, bombillos, espejos, etc. Las gomas para un rin 13 se consiguen baratas, pero a medida que vaya subiendo el tamaño del rin se pueden llevar una no muy grata sorpresa. Si el vehículo tiene un sistema de frenos de disco y campana la revisión y cambio de los repuestos es mucho más económica que si lleva disco y pastilla en las 4 llantas (sistema ABS).

3. Si el vehículo a comprar es usado trate de comprárselo a una mujer; ellas son menos “patabravas” y tratan mejor los vehículos. Nosotros los hombres somos más brochas en la conducción; suena chistoso pero a mi me ha funcionado.

4. Por nada del mundo traten de ahorrarse el documento que expide la Sijin que avala los antecedentes del vehículo, es vital pagar esos derechos para tener garantía que el carro no ha sido robado o se ha visto inmiscuido en algún tipo de ilícito. Muchos por pereza o tacañería tratan de saltarse este paso que aunque dispendioso es necesario. Se de casos de personas que han terminado en la cárcel por no haber sacado este documento.

5. Sigo creyendo que la manera antigua de comprar vehículo usado es de dueño directo a comprador; entre menos intermediarios tenga en el negocio es mejor. Hay que tomarse su tiempo para esta diligencia y no debe confiar en tramitadores, concesionarios de barrio o páginas de internet chimbas. Programe citas un fin de semana, haga una ruta, llame, hable con el dueño que le quiere vender, no vaya a expoferias pues ahí se encuentra personajes con traspasos abiertos de carros que no son de ellos y que trabajan solo por la comisión.

6. Realice siempre un peritaje pues a simple ojo no podrá detectar un chasís torcido, una antigua estrellada o un daño maquillado por parte del actual propietario del vehículo. Normalmente las aseguradoras exigen eso para poder obtener un todoriesgo.

7. Evalúe al comprar carro nuevo o usado sus necesidades; cuantos integrantes tiene su familia, que capacidad de baúl es el óptimo, que tanto va a salir de la ciudad o si va a permanecer el vehículo mayoritariamente de su casa al trabajo y viceversa. Indague en el concesionario sobre la garantía pero no se deje amarrar a revisiones millonarias cada 10.000 kms durante 5 años en las que solo le van a revisar niveles y le van a cambiar el aceite.

8. Haga el cálculo según sobre el último dígito de la placa de su vehículo cuantos días lo va a afectar el pico y placa dependiendo de la ciudad donde resida. Recuerde que usted paga pleno el impuesto de rodamiento y esa platica cuando no pueda usar el automotor no se la van a devolver.

9. Indague si el vehículo ha sido trabajado en plataformas digitales como Uber, Beat, Cabify, etc (es muy fácil con el número de la placa). Normalmente borran kilómetros a la hora de poner el carro en venta y resulta usted adquiriendo un automotor que le han dado “como a violín prestado”.

10. No se deje deslumbrar por los lujos que pueda tener el vehículo. Hablo del radio, del spoiler, del rin de lujo, del sunroof, de la pintura metalizada, del aire acondicionado y en general lo que llamamos la “engallada del carro”. Siempre va a ser mucho más importante que el vehículo no haya perdido la línea, que no tenga más de 20.000 kms por año, que la caja de cambios no tenga juego, que esté alineado, etc. Lo que dije al principio, mirar primero el interior, que el exterior. Ya después de estar en su poder podrá personalizarlo como se le de la gana.

Espero que este escrito sea útil, y si el problema no es de plata pues compre la nave de sus sueños, pero tenga en cuenta los valores de mantenimiento siempre pensando en llegar a tener gastos innecesarios y así beneficiar su economía. ¡Hoy en día el palo no está para cucharas!

(Visited 2.653 times, 4 visits today)
PERFIL
Profile image

Bogotano, santafereño y defensor de la changua. Cuento lo que veo a diario en mi ciudad.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Bogotá

    ¡Por fin! Restaurante Mercagán Parrilla llegó a Bogotá

    Para los santandereanos, hablar de Mercagán Parrilla es bastante familiar ya que se trata de un negocio que data(...)

  • Colombia

    Los cortes de carne colombianos

    Vivo en una constante polémica con mi hermana vegetariana por el tema del consumo de carne. Le doy argumentos(...)

  • Vida

    Restaurante Lía, un pagamento a la naturaleza

      Deambulando por el centro de Chía, y buscando en donde almorzar, me encontré con una fachada oscura pero llamativa y elegante. Al ingresar al local tuve buenas sensaciones pues el chef salió de su cocina y me abordó con gran amabilidad; me explicó (tal vez porque me vio gordito) que este no era un restaurante tradicional, con ingredientes y recetas tradicionales, pero fue precisamente eso lo que me animó a quedarme. Pablo Aya se sentó conmigo a la mesa tomándose el tiempo para contarme sobre su carta y su concepto. Todo lo que hay en la cocina del Restaurante Lía es de origen orgánico (una parte es lo que se cultiva en la huerta de su casa y otra comprada a los campesinos directamente) garantizando que no sea regado con químicos. De igual manera, lo que dice el chef tiene todo sentido, o por lo menos a mi me convenció, y es que si usted va a sacrificar un animal (porque no se trata de un restaurante vegetariano) por lo menos hay que darle una buena vida. Eso es Lía: un pagamento a la naturaleza. Es agradecerle por proveer alimento y no cocinarlo de manera 'chambona', sino esmerarse por ese ser vivo que dio su vida para que nos alimentemos. chia1 Mientras esa charla sucedía me traían una deliciosa entrada de queso costeño frito acompañado de salsa de piña, fresas, tomate miniatura o cherry y un toque de chile poblano. La presentación, impecable; el sabor, exquisito; y las combinaciones al paladar, bastante agradables. En ese momento ya estaba convencido de querer pedir plato fuerte que incluyera una proteína esmeradamente preparada, así que escogí una sobrebarriga asada a la parrilla que Pablo cocina previamente 6 horas bajo la tierra en su casa, en un fondo a base de tomate. Es un pedazo de carne de 480 gramos y tengo que decir que jamás había probado algo tan tierno al paladar. Es como si la estufa bajo la tierra hiciera el papel de una olla pitadora. El chef aprendió esta técnica viviendo unos meses con unos indígenas mexicanos, y cuando regresó al país adaptó la receta a su restaurante. Pero no solo la sobrebarriga se cocina bajo esta premisa; también lo hacen con la costilla de res, medallones de lomo, trucha, pato y otros "muertos", como les llama Pablo a sus platos. En matas y muertos se divide su carta, y aunque no es políticamente correcto decir eso, tiene todo el sentido. chia2 Después llegó el postre. Una cuajada flambeada en tequila espectacular que me hizo regresar a Lía a repetir la semana siguiente. Solo fui por esa delicia y pienso frecuentar de nuevo el sitio. Todo tiene razón de ser en este restaurante, desde las entradas, pasando por las bebidas no alcohólicas y qué decir de las alcohólicas. Cócteles con sabores del pacífico colombiano combinados con las raíces de méxico, y así. Pero mejor no contar más, es preferible que vean el video y vayan a probar. Yo me fui feliz para mi casa con unas cuantas libras de papas nativas que Pablo me regaló para que preparara en casa. Estas son las que él usa en su negocio frecuentemente para acompañar sus platos. Chía dejó de ser hace rato el lugar de los restaurantes de parrilla, los sitios de rumba, los piqueteaderos al lado de la carretera, o los puntos de postre y merengón... ¡ahora existe Lía! Un restaurante a manteles que es respetuoso de lo que la naturaleza nos da.

  • Vida

    18 de septiembre, tatuaje del alma...

    ¿Cómo poder encontrar las palabras adecuadas? ¿Cómo poder seguir siendo el caballero que admiraste? ¿Cómo poder plasmar palabras sin(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Hace unos años ningún colombiano hablaba de visitar esta isla del(...)

3

El municipio de Ricaurte, Cundinamarca, es al que más cédulas le(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar