Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Panorámica de Bogotá. Foto: Diana Sánchez / EL TIEMPO

Panorámica de Bogotá. Foto: Diana Sánchez / EL TIEMPO

No hay ninguna elección que me produzca más estrés e impaciencia que la de las votaciones a la Alcaldía de Bogotá. Es la ciudad que me vio nacer, la que vi transformarse en la época en que me tocaba colgarme de un bus cebollero para ir al colegio, esa misma que educó Antanas Mockus con su cultura ciudadana y que transformó Enrique Peñalosa en su primera alcaldía con un sistema masivo de transporte, red de bibliotecas, ciclovías, colegios en concesión, parques públicos, etc. Luego vinieron doce años de oscuridad con Lucho, Samuel y Petro; uno regalando mogollas, el otro robando los recursos del distrito y el último hablando muy bonito desde un balcón cada ocho días pero sin hacer nada y tomando malas decisiones para la capital, que volvió a retomar el rumbo con Peñalosa en medio de un ambiente hostil, de redes sociales, de «bodegas», de súbditos de izquierda agresivos a los que les dolió haber perdido el poder. Y hoy, en 2019, estamos a punto de volver a tomar una decisión crucial para saber si seguimos por el camino indicado o si volvemos al populismo barato que retrasa el desarrollo de la ciudad más importante de Colombia.

 

Normalmente siempre tengo claro mi voto meses antes del día crucial; de hecho, hasta hace 15 días era así. Pienso que, sin lugar a dudas, el mejor candidato es Miguel Uribe Turbay, quien a pesar de su juventud ha hecho toda la carrera siendo concejal (muy laureado en este cargo), presidente del Concejo y secretario de Gobierno de la actual administración. Eso le ha permitido tener un amplio conocimiento de Bogotá, que se refleja en los debates donde claramente «los muele» a todos. Pero resulta y pasa que hay una amenaza demasiado peligrosa que se llama Claudia López, una mujer populista e incoherente que un día dice una cosa y al otro día, sin ningún asomo de vergüenza, cambia de opinión demostrando un profundo desconocimiento de los problemas reales de la capital. ¿Qué podemos esperar de una persona que ni siquiera se sabe el himno de la ciudad en la que nació? ¿Qué nos espera de alguien que cree que el parque el Tunal hace parte de la localidad Ciudad Bolívar? Es una completa irresponsabilidad ilusionar a la gente al prometerle hacer tres líneas más de metro en cuatro años, cuando el 70% de el dinero de ese tipo de megaproyectos depende del Gobierno Nacional. Y así me podría quedar aquí, enumerando las múltiples incoherencias que desde hace tiempo ha venido demostrando la candidata del Partido Verde, apoyada ahora por el nefasto Polo Democrático, quien tanto daño le hizo a Bogotá.
Esa posibilidad de quedar en manos de alguien que vocifera, grita, acusa sin pruebas, y a la que se le quedó cortico el discurso de la lucha anticorrupción, me ha desvelado los últimos días. No quiero bajo, ningún punto de vista, que retrocedamos. No se gobierna una ciudad solo con esa bandera. Enrique Peñalosa, que aunque no comunica bien sus logros, es un excelente gerente que necesita entregarle la posta de la Alcaldía a alguien que sepa dar continuidad a temas tan sensibles como el Metro que ya se adjudicó. Por eso, ante las últimas tendencias, tengo que hacer un viraje haciendo uso del voto útil, pues siendo realista a Miguel no le va a alcanzar ya que Bogotá siempre ha sido mayoritariamente de centro, pero sobre todo de izquierda.

 

Con una gran encrucijada en el alma por mi ciudad, el próximo 27 de octubre le daré mi voto a Carlos Fernando Galán para evitar que al Palacio de Liévano llegue Claudia López. Muchos piensan lo mismo que yo pero irán a las urnas en silencio. Yo prefiero hacerlo público. Mucho más después de saber que a los votantes de Hollman Morris ya les dijeron, por debajo de cuerda, que migren masivamente a la campaña de la candidata del Partido Verde. Lo hago por el bien de mi ciudad, porque sigamos avanzando, por no irme de este mundo sin ver el Metro para mi amada capital y porque Bogotá siga por el camino correcto que tanto nos costó cambiar en 2015. Lamento si con esta decisión decepciono a muchos, me gustaría estar equivocado y sería fácil reconocer un «grato error» si Miguel lograra el milagro. ¡Me alegraría mucho!

 

PD: Solo vi llorar a mi padre dos veces cuando era pequeño; el día que mataron a Luis Carlos Galán y el día de la tragedia de Armero (pueblo donde nació mi progenitor). En esas imágenes dolorosas frente al televisor vi a Carlos Fernando en las exequias, muy pequeño al igual que yo. Espero que si llega a la Alcaldía de Bogotá lo haga bien; mi padre y yo depositamos toda la fe en él. Esperamos que honre la memoria de su padre realizando una excelente gestión en Bogotá.

(Visited 1.345 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Bogotano, santafereño y defensor de la changua. Cuento lo que veo a diario en mi ciudad.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Bogotá

    Van Der, una pequeña gran cervecería en Teusaquillo

    En la cultura colombiana hay una mala costumbre a la hora de tomar cerveza: se piensa, erradamente, que entre más botellas desocupe, la persona es más aguantadora. Pero si bien el grado de alcohol de nuestras cervezas colombianas es en promedio del 4%, lo cual lo único que hace es alargar la embriagada y aumentar el número de veces que toca ir al baño, personalmente prefiero menor cantidad de 'polas' (cuando raramente me da por tomar) con un mayor grado de alcohol y con tonalidades al paladar de mejor calidad. No es ingerir 'chelas' para embrutecerse, es disfrutar de un momento agradable con amigos y en compañía de algo de comida para luego ir a casa tranquilo y sin temor de tener 'guayabo' al otro día, que con los años se hace menos soportable. Bueno, pues eso es cervecería Van Der, un pequeño pero acogedor sitio que nació hace varios años en el tradicional barrio Teusaquillo de la ciudad de Bogotá. La marca propia es de una 'pola' que se asemeja mucho a las cervezas inglesas, pues es ligera, agradable al paladar y muy fácil de digerir. Así mismo, hay siete estilos más de cerveza que recogen estos pequeños emprendedores del propio barrio y de otras partes de Bogotá, y que se pueden disfrutar en cuatro presentaciones diferentes como son 'cañita' (210ml), 'caña' (440ml), 'jarrita' (1050ml) y la 'jarra grande' (1800ml). Y si usted lo prefiere, puede acompañar la bebida con opciones de comida mexicana para picar.   [caption id="attachment_3746" align="aligncenter" width="1024"]Foto: Blog ¿Para dónde va? Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption] Ese es otro detalle importante en este bar, los acompañamientos son muy buenos y están especializados en la gastronomía 'manita'. Tacos caribeños, de calamar y de camarón, sopas de tomate y cremas de zucchini, arroz casero, ensalada de papa, aguacate con alioli, refrito de frijol negro y proteínas a elegir entre cerdo al pastor, carnitas, pollo desmechado, champiñones al ajillo y dedos de pollo crispy. También ofrecen papas con tocineta y queso cheddar o, si lo prefiere el cliente, fajitas que siempre serán una buena opción. [caption id="attachment_3747" align="aligncenter" width="783"]Foto: Blog ¿Para dónde va? Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption] Cabe anotar que Van Der empezó como un pequeño bar de rock en el sector, siendo uno de los pioneros de cerveza artesanal en este tradicional barrio de la capital de la República. El sitio es muy agradable y, lo que a mí me parece más importante, la atención de los dueños es maravillosa pues lo hacen sentir a uno como en casa. La gente que visita el establecimiento también es muy agradable y nunca se escucha de problemas, peleas o escándalos. Las personas van, se toman un par de 'polas', se come alguito, escuchan buena música y luego se van para su casa tranquilos. Van Der está ubicado, exactamente, en la carrera 16 # 35 - 08 y abre de lunes a sábado de 12:00 del día a 12:00 de la noche. [caption id="attachment_3748" align="aligncenter" width="1024"]Foto: Blog ¿Para dónde va? Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption]

  • Opinión

    ¡Me dueles, Caracol Radio!

    Tengo muy buenos recuerdos junto a mis abuelos escuchando programas como La ley contra el hampa, Kalimán y Solución a su problema. Fueron(...)

  • Opinión

    La Provincia, el mejor restaurante campestre de Cota

    ¿Quién dijo que un restaurante campestre solo podía ser de carnes a la parrilla, picadas, mazorcas o fritanga? Esa(...)

  • Bogotá

    Burger Company: hamburguesas de talla internacional

    Las buenas hamburguesas en Bogotá no tienen sector definido, ni estrato, y mucho menos localidad. Siempre he sido defensor(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

"Hace unos días un amigo me invitó a una cena en(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. rogeliovallejo

    * VA PARA TODOS LOS CANDIDATOS A GOBERNACIONES Y ALCALDÌAS DE LA REPÙBLICA DE COLOMBIA *

    «Hay que proteger todo lo positivo que hemos alcanzado y enfrentar con energía todo aquello que nos impide ser mejores. Debemos avanzar para ser, sin discusiones, el mejor lugar para vivir en el país, el mejor para trabajar, para estudiar, para crecer y para ser felices.

    Para decirlo de otra manera: debemos trabajar fuertemente para seguir celebrando cada año con mayor fuerza y entusiasmo nuestro aniversario, en el que podamos resaltar con orgullo todo aquello en lo que somos buenos, y reflexionar acerca de las dificultades que tenemos para superarlas y convertirlas en el futuro en nuevas razones para exaltar nuevos logros, nuevos avances hacia un futuro próspero». **

    Es de excelencia el fragmento, porque realmente «toca» puntos àlgidos que en cualquier parte del Orbe deben tener como sentimiento los servidores pùblicos, asì como todos los ciudadanos, comenzando por los que tienen el inmenso papel de ser pedagogos: porque desde las aulas de clase de todos los grados se debe impartir educaciòn e instrucciòn cìvica.La Polìtica y La Economìa debe tener excelentes ciudadanos, con abundante responsabilidad social y ambiental.

    ———–
    ** Extractado de un sabio Editorial del Diario LA PATRIA,de Manizales.12 de octubre 2019, con ocasiòn del cumpleaños 170 de la ciudad.

  2. leudris.gutierrez

    Leo tu blog y es como si estuviera leyendo mis sentimientos y pensamientos. Confiemos en que Carlos Fernando Galan cumpla con lo que ha prometido y esta ciudad que quiero y me ha acogido no retroceda nuevamente en su desarrollo.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar