Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Para muchos, hablar de la muerte es un pecado. Basta con ver las reacciones de los seres queridos cuando se les nombra el tema. A los que abordamos el asunto con naturalidad y sinceridad, y hasta con un poco de humor, se nos tilda de fatalistas o negativos. Jamás atentaría contra mi vida, pero me parece que hacer preparativos y contar sobre lo que quisiéramos a la hora de partir de este mundo es de lo más práctico que podemos expresar para tratar de no dejarles problemas a los que se quedan o para que no decidan por uno sobre la última voluntad. En mi caso, mi familia ya lo tienen claro y, aunque el tema es incómodo, están dispuestos a cumplir con mis deseos cuando ‘estire la pata’. Como católico (no practicante) tengo claro que no decido cuando llegue ese momento, solo Dios sabe cuándo es el momento indicado para ir a rendir cuentas. Pero sin considerarme ‘emo’, ni teniendo nunca pensamientos suicidas, tengo claro que no quisiera vivir tanto. No me gustaría estar muy ‘cascado’ y tener que depender de otra persona para realizar labores sencillas como caminar, comer o ir al baño. Quiero que me cremen, que solo hagan 3 misas (la de los nueve días, la del mes y la del año), que lleven mis cenizas al mar de Santa Marta para ir a reencontrarme con mi madre, que en vez de ofrecer tinto y aromática en la funeraria den alguna cosita de comer como un piquete con un par de ‘polas’, que suene música de Leonardo Favio, de Piper Pimienta, del Grupo Niche, de Herencia de Timbiquí y uno que otro vallenato de los hermanos Zuleta.
De igual manera, yo soy el que decido quién va a mi funeral. Hay personas que están vetadas para asistir a tan magno evento. No quiero gente hipócrita que en vida se haya portado mal conmigo y que después quiera ir a derramar lágrimas de cocodrilo.

Tengo una persona de mi entera confianza que estará encargada de cerrar mis redes sociales, de enviar unos correos con un mensaje final a un par de personas específicas que es muy difícil que se enteren de mi deceso y a las que les quiero hablar cuando yo ya esté tratando de clasificar para verle la cara al «barbas», si es que él lo decide así. También hay un último escrito que solo podrá ser publicado en este blog cuando ya yo no respire. Toca un tema muy delicado que no quiero expresar en vida porque me puede traer críticas y consecuencias negativas. Fue bastante difícil convencer a esta persona de cumplir con esa misión, precisamente por la dificultad para asumir que —en algún momento—todos vamos pal hueco; pero es un hecho que la vida es prestada y la muerte nos puede sorprender mañana, en un mes, en uno o treinta años. Salimos de casa y no sabemos si regresamos; ejemplo de eso es lo que acaba de pasar con la estrella de la NBA, Kobe Bryant, quien falleció a los 41 años en un accidente de helicóptero en Estados Unidos.

¿Ustedes saben qué quieren cuando se mueran? Me parece importante que lo hablen con sus allegados, que le pregunten a sus padres, a su pareja, a sus hermanos, y en general a su círculo más cercano. Es mejor que puedan decidir y no que otros elijan por ustedes. Mis seres queridos lo tienen claro y de no cumplir con mis peticiones se verán abocados a que les «jale las patas» por un buen tiempo. Ellos saben que me voy tranquilo, que no me llevo nada y que lo único valioso que tuve fue mi honorabilidad. Que traté de ser un buen padre y amé con sinceridad a quien me dio la oportunidad.

¡Quedan cordialmente invitados a mis exequias! Eso si, cuando Dios decida bajarme el pulgar.

(Visited 694 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Bogotano, santafereño y defensor de la changua. Cuento lo que veo a diario en mi ciudad.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El covid-19 ha sido el tema más hablado, informado y controvertido(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar