Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

De todos los síntomas que dicen que tienen los familiares de las personas que se suicidan, el que más me aqueja es el miedo a olvidar a Alejo. Que mi cerebro deje de procesar los recuerdos juntos o de su muerte y se los empiece a saltar, para evitarme dolor.

No puedo permitirme el olvido. Hay tantas cosas que tengo que aprender de esta pérdida que siento que si la obvio me arriesgo a repetirla, porque claramente, y a pesar de que tengo suficiente capacidad de razonamiento para entender que no fue mi culpa, sigo creyendo que hay cosas que se pudieron hacer mejor…

Siempre pude ser una mejor compañía.

Entonces, quiero convencerme de que hay una forma de aprender a recordar, que en algún momento, después de tanto nombrarlo, hacerle memoria no me va a lastimar.

Por eso mi soledad está llena de clicks: abro todas las carpetas de mi disco duro en busca de fotos de él, entro a las conversaciones que teníamos en Facebook, Whatsapp y Google Talk y scroleo hasta arriba, releo los correos electrónicos que nos enviábamos. Soy capaz de ir a los perfiles de nuestros amigos y stalkearlos para encontrar imágenes donde él esté.

Leo cuando me enviaba “hola vida” por las mañanas y cuando escribía “descansa, te amo”, por las noches . Y sonrío.

casaenllamas

Siempre que lo busco me alcanzo a sentir como cuando no podíamos vernos y sólo hablábamos por chat. Como si él siguiera teniendo el celular en el bolsillo, al punto para mandarme un chiste, una selfie, un gif.

Esa sensación es duradera y refrescante, sólo se acaba cuando estoy en el trabajo y pasa algo que quiero contarle inmediatamente.

La última vez fue una madrugada en la redacción, terminé el home de Venezuela a la fuga y mi primer impulso fue enviárselo al wp para que él lo abriera con más alegría que yo y le saliera todo desconfigurado o no le cargaran las imágenes, como siempre. Estuve a punto de hacerlo.

Cuando recordé la muerte me bloqueé como un computador recalentado. No podía decir nada, hacer ningún gesto, tener más ideas. Estaba oficialmente mirando el abismo, reconociendo su profundidad y su oscuridad. “Verdad que esto es real”.

Eso fue a la 1 de la mañana un domingo, mientras salía de la redacción para mi casa. Pobre Beatriz.

Por esas cosas sé que nunca lo voy a borrar, al contrario, corro peligro de convertirme en una viuda eterna, de permitir que de ahora en adelante mi vida se quede como está hoy: aferrada al recuerdo de alguien que ya no existe.

Bohumil Hrabal escribió en Una soledad demasiado ruidosa: “Ando como una casa en llamas”. Es lo que me define en este momento, voy por el mundo con dolor de cabeza de cavilar entre la posibilidad imposible de eliminar mi memoria de Alejo y la muy factible de convertirme en una adicta a su recuerdo.

Ambos escenarios me producen ansiedad y desesperanza.

(Visited 403 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Una mujer que quiere creer que escribir sana, porque le tiene miedo al psicólogo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Opinión

    No fuimos felices solos

    Regresé a Medellín. Creía yo que iba a pasar día y noche en el cementerio, pero fui una sola vez(...)

  • Vida

    La casa en llamas

    De todos los síntomas que dicen que tienen los familiares de las personas que se suicidan, el que más me(...)

  • Opinión

    El mar

    3 meses después resulta que la vida no ha salido tan mal. Sigo rindiendo, aunque sea a media marcha. Me(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Este blog lo publiqué como bloggera invitada hace un año y fue(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa y(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar