Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

cristianos fariseos

 

 

La única razón de que Cristo viniera a la tierra y se fundara el cristianismo fue el amor, el perdón y la paz.

Los fariseos cristianos se conocen porque alegan ser los cristianos más puros que hayan podido existir sobre la tierra, pero en nada siguen las enseñanzas de Cristo: el amor,  el perdón y la paz.

“Amaos los unos a los otros”

Cristo nos enseñó a amarnos los unos a los otros, (1 Juan 4:11-12)  los unos, que viven y piensan de una manera, con los otros, los que viven y piensan de otra manera.

(21) para que todos sean uno. Padre, así como tú estás en mí y yo en ti, permite que ellos también estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado.

(Palabra de Dios)

(22) Yo les he dado la gloria que me diste, para que sean uno, así como nosotros somos uno.

(Palabra de Dios)

Los homosexuales son hijos de Dios, son creación divina, son seres humanos como todos los demás, son imagen y semejanza de Dios y así no sean atraídos hacia el sexo opuesto, eso no les quita que los cristianos tengan la oportunidad de demostrarles su amor y la grandeza divina.

No pueden existr humanos exeptuados del camino de Dios.

Lo critianos fariseos demuestran la variedad  humana con toda las inumerables Iglesias que cada uno se inventa para beneficio de sí mismos. Cada uno quiere tener su Iglesia pura aparte, con todos los beneficios temporales de la tierra que puedan obtener, que adventista, que bautista, que presbiteriana, que metodista, que evangelica, la lista es casi que interminable.

Cristo jamás dijo que desmembraran su doctrina en bienes terrenales personals y sectas.

(Muchos de esos seguidores cristianos no son fariseos, pero aquí solo me refiero a los que lo son.)

La llamada de Cristo a ser uno es todo lo contrario de lo que hacen los cristianos fariseos: dividir en lugar de unir la doctrina cristiana.

Entre todas esas Iglesias no existe una que sea sobre el amor, sobre el perdón o sobre la paz.

Los únicos mensajes y la verdadera doctrina que Cristo enseñó sobre la tierra.

¿Por qué los cristianos fariseos no son los primeros en defender el amor, el perdón y la paz que Cristo vino a enseñarnos sobre la tierra?

Porque su alegada “pureza” no es sobre la verdadera vida cristiana que con su ejemplo Cristo nos enseñó a llevar, sino que es sobre el albedrío para dividir los textos cristianos en enfoques que en nada exijan que la práctica cristiana sea la del amor, el perdón y la paz, los únicos componentes de la vida practica y enseñanza de Cristo para merecer nuestra union con Dios.

No es siguiendo textos, sino siguiendo la vida de Cristo cómo llegamos a Dios y les mostramos a los demás.el camino de Dios.

Es blasfemia que los fariseos cristianos, en nombre de Cristo, solo se unan para contradecir a Cristo.

¿Alguna vez alguien ha visto que los cristianos fariseos se unan para defender las obras de misericordia, la práctica cristiana?

¿Dar de beber al sediento de las FARC, dar de comer al hambriento de las FARC. Darle toda la atención médica al enfermo y el herido de las FARC?

¿No nos enseño Cristo que es con nuestro amor como les demostramos la grandeza de Dios y los unimos al pueblo de Dios?

Porque para el beneficio de todos solo se necesita una iglesia como Cristo es solo uno.

(11) Queridos hermanos, ya que Dios nos ha amado así, también nosotros debemos amarnos los unos a los otros.

(Palabra de Dios)

(12) Nadie ha visto jamás a Dios, pero si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece entre nosotros, y entre* nosotros su amor se ha manifestado plenamente.*

(Palabra de Dios)

Cristo vino a redimirnos del pecado con el perdón, el amor y la paz.

Cristo no vino al mundo para hacer justicia, para castigar y dar escarmiento.

Cristo vino al mundo para perdonar, la más alta expresión del amor y lo único que nos da la paz del cuerpo y del espiritu. La paz sea con vosotros. (2 Timoteo 4:22) (Romanos 15:33)

El cristianismo es siempre acerca del perdón, nunca acerca de la justicia.

Lo único que los verdaderos cristianos tienen que demandar inflexiblemente es que el perdón sea completo y real en cualquier acuerdo de paz.

Que la enseñanza de Cristo de perdonar al pecador sea llevada a cabalidad en cualquier tratado de paz.

Que el perdón sea ejemplo de la humilldad que nos enseñó Cristo, que el perdón sea ejemplo de la grandeza de Dios que Cristo nos dio, que el perdón sea ejemplo de amarnos los unos a los otros, que el perdón sea ejemplo de nuestra más alta expression del amor divino, que el perdón sea la puerta que se abre a la redención del pecado, a una vida nueva.

No puede existir un cristiano que no exija, que no defienda y que no abogue por el perdón.

El perdón fue la enseñanza más profunda de la venida de Cristo a la tierra y que viene del amor y lleva a la paz.

El perdón es lo único que nos enseña de la perfección de Dios. Los humanos no somos perfectos, solo Dios lo es. Y el perdón, redime nuestros pecados, por horribles que sean, para reconocer y acercarnos un poco a la perfección Divina.

Los cristianos fariseos se destapan, delatan y reconocen porque no tienen corazón cristiano. Porque no tienen amor por los demás, porque no buscan la paz de todos y porque le buscan todos los peros posibles al perdón para que el perdón no exista y sea erradicado de sus creencias.

Solo el perdón demuestra al verdadero cristiano, como solo el perdón es la redención del pecado que con su vida de amor y paz lo demostró Cristo.

El perdón sin peros y sin condiciones es el único perdón cristiano.

Ojalá las iglesias cristianas se unieran para enseñar la doctrina de Cristo, para enseñar el perdón, para vigilar que al perdón no se le haga conejo, para verificar que el perdon haya sido pleno y completo, porque sin perdón no hay paz corporal ni espiritual y porque sin perdón no se puede demostrar el amor que Cristo nos enseñó con su vida y su sacrificio.

 

 

José María Rodríguez González

 

 

 

 

 

 

(Visited 2.646 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Analista de conflictos armados y política internacional. Autor del libro "ALERTA" (Negociación de Paz y Conflicto Armado en Colombia). Co-autor del libro "El golpe de Estado en Honduras desde una perspectiva de los DD.HH." Y autor de varios ensayos, entre los que se destaca: "Asuntos de inteligencia militar sobre estrategia contra las Farc".

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

17 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Responder de nuevo a Pienc sería, en estas circunstancias, mayormente repetir lo dicho y, por ende, una perdida de tiempo para todos. Ademas, es poco serio eso de dar razón de una cosa cuando se cuestiona otra, mientras se ignora lo relevante. En cualquier caso, gracias y buen día.

  2. Muchas gracias jgs por su respuesta, la he leído con suma atención.
    También he leído el blog atentamente y créame que no existe ninguna «caricatura» de nada. Además esa palabra es un poco ofensiva cuando se dialoga seriamente sobre temas de Dios.
    Mi respuesta a “¿todo albedrío del pecado va a ser perdonado por Dios?” con un sí está fundamentada en muchos textos bíblicos que paso a citarle.
    En la Biblia aprendemos que Dios está “listo para perdonar” y que “él perdonará en gran manera” (Nehemías 9:17; Salmo 86:5; Isaías 55:7).
    Cuando Dios perdona, lo hace por completo.
    Las Escrituras dicen que nuestros pecados son borrados (Hechos 3:19).
    Además, sabemos que Dios perdona para siempre, pues él dice: “No me acordaré más de su pecado” (Jeremías 31:34). Cuando Dios perdona nuestros pecados no nos los vuelve a echar en cara para acusarnos ni castigarnos una y otra vez. Y acerca del Acuerdo de Paz esto hay que recordarlo.
    Dios tiene la capacidad de perdonar nuestros pecados aunque sean graves o los hayamos cometido muchas veces (Proverbios 24:16; Isaías 1:18).
    Dios perdonó al rey David cuando cometió adulterio y un asesinato (2 Samuel 12:7-13).También perdonó a Pablo, quien se veía como el peor de los pecadores (1 Timoteo 1:15, 16).
    jgs, el hecho de que existe el perdón es porque existe reconocimiento del pecado, o si no ¿qué se estaría perdonando?
    En mi réplica explico su cita de Mateo exactamente acorde a “Por eso les digo que a todos se les podrá perdonar todo pecado y toda blasfemia, pero la blasfemia contra el Espíritu no se le perdonará a nadie.” (Mateo 12:31) porque su cita de Mateo se refiere al amor a Dios, al Espíritu Santo y a Jesús que son uno solo. En eso Jesús trae una espada y es lo único que no perdona.
    “uno de los actos más nobles de la justicia es precisamente perdonar” no tiene nada que ver con ninguna frase políticamente correcta. Lo invito a que lea con detenimiento http://www.misionvida.org/el-mayor-acto-de-justicia-el-perdon/. El artículo se llama «el-mayor-acto-de-justicia-el-perdon» y está en el sitio misionvida.org poniendo tres w y punto antes. (Y verá que lo que tiene es sustancia divina).
    jgs, lo que usted dice sobre la justicia de Dios no contradice en nada lo que yo digo, a lo mejor hizo una lectura muy rápida de ese punto. Eso es solo una introducción.
    Sobre que el Dios Santo y Justo de los profetas es el mismo Dios Santo y Justo de los apóstoles no hay desacuerdo, la diferencia está es en las sociedades que afrontan el viejo y el nuevo testamento. Al igual que la sociedad que afrontamos hoy. La palabra de Dios es eterna en oposición a las cambiantes sociedades humanas. Razón por la que existe el Juicio Final. El cristianismo es acerca del amor a Dios y no de estar castigando y haciendo escarmiento humano a cada paso. Nunca olvidemos nuestra misión espiritual, en la que solo necesitamos amor, perdón y paz.
    Nunca hay que enredar la justicia humana, que no es perfecta, con la Justicia Divina.
    Ni se puede poner ningún juicio final antes del fin.
    Dios nos da todas las oportunidades para nuestra salvación y el perdón nos lleva a ella. Dios nunca deja de ser misericordioso e infinitamente bueno.
    Nosotros nos condenamos por nuestros pecados, nunca por designio de Dios.

  3. Pienc: Lo invito a que lea con atención el blog y mi respuesta. Ojalá al hacerlo se percate que su réplica carece de sustancia y falla al presentar, como en el blog, una caricatura del cristianismo.

    Responder a preguntas como «¿todo albedrío del pecado va a ser perdonado por Dios?» con un sí es simplemente una falacia injustificable.» Lo que lleva a tan espuria afirmación es asumir que el evangelio consiste en una gracia barata donde no existe reconocimiento de pecado y por ende se desconoce la realidad de juicio y condenación, algo de lo que Jesús habla en innumerables ocasiones en los evangelios. Además, aun aceptando esa versión sub-estándar de la gracia, la respuesta de Pienc es inequívocamente falsa a la luz de la Biblia: «Por eso les digo que a todos se les podrá perdonar todo pecado y toda blasfemia, pero la blasfemia contra el Espíritu no se le perdonará a nadie.» (Mateo 12:31) Pienc cree que todo pecado, indistintamente del arrepentimiento, será perdonado, el Jesús de la Biblia disiente, e incluso afirma que habrá un pecado imperdonable.

    Pienc afirma que argumento como un falso cristiano (¡en otro aparte me endilga insultos y burlas!), que antepongo la justicia sobre el perdón. Pienc apoya su punto en una de esas frases políticamente correctas, «uno de los actos más nobles de la justicia es precisamente perdonar», que normalmente dicen poco o nada en sustancia. Afortunadamente, por ahora, las cortes de justicia terrenales (que de cierta manera reflejan la justicia divina) no atienden a semejante locura. Uno se pregunta, ya que Pienc no ofrece mayor explicación, ¿cuál pudiera ser justificación bíblica, teológica, o filosófica para afirmar que el acto más noble de la justicia divina es el perdón indiscriminado del ofensor?

    Rechazar una versión de gracia en donde no existe espacio para la justicia de ninguna manera implica omitir la noción del perdón divino, es simplemente señalar la impropiedad que resulta de obviar la naturaleza santa de Dios y por ende el garrafal error de menospreciar su justicia, la cual en todos los casos debe ser satisfecha. Un Dios que no es perfectamente santo y justo en su esencia y en sus obras es simplemente un ser indigno de adoración.

    Presenté siete pasajes de la Biblia, uno solo de ellos del Antiguo Testamento (Nahúm 1:3) para referirme a que no existe tal antítesis entre justicia divina y perdón. Aun así, Pienc escribe que yo confundo al Cristo terrenal con el Antiguo Testamento ¿? Esta clase de comentarios, además de no ser serios, dejan ver extraña concepción respecto a la esencia divina de Cristo, Dios Hijo. Si tal y como el cristianismo historico ha afirmado confesionalmente por milenios, Padre, Hijo, y Espíritu Santo son un solo Dios verdadero (una misma naturaleza divina, tres personas distintas), el Dios del Antiguo no puede ser otro distinto al Dios del Nuevo Testamento. Esto quiere decir que el Santo y Justo de los profetas es el mismo Santo y Justo de los apóstoles, de lo contrario estaríamos hablando de dos dioses distintos, una noción repugnante al cristianismo.

    Contrario a lo que Pienc escribe, no existe diferencia alguna en el Antiguo y el Nuevo Testamento para la concepción de justicia (entendido esta última como el atributo divino por medio el cual Dios es justo en sí y por sí mismo, y por el cual ejercita justicia sobre todas las creaturas). Los términos comúnmente empleados tanto en el hebreo (tsedeq) como en el griego (dikaiosune) incluyen la rectitud de la divinidad y por ende el castigo retributivo para el agresor.

    Pienc dice que cito las palabras de Jesús en Mateo 10:34 “fuera de contexto” y en una muy confusa retorica explica que “jgs va a creer que Jesús es un enemigo del Padre, Dios, y jgs se va a poner a peliar contra su papá y le va a enseãr a su hija a peliar con su mamá, porque jgs no entiende la palabra de Dios… El jgs se creyó que Jesús vino a promulgar la guerra y no el amor. vino a promulgar la división de hijos contra padres y no la paz. De la misma manera que se creyó que la justicia es una virtud aparte del amor, el perdón y la paz, sin darse cuenta de que el amor genera el perdón y el perdón nos da la paz.” ¿? Poco o nada amerita una réplica a las anteriores palabras, simplemente es bueno señalar lo obvio, esto es, que el propósito al citar Mateo 10 era esencialmente indicar que el ministerio de Cristo, según sus propias palabras, no se limitó exclusivamente a la “paz, el amor, y el perdón”. Nada más, nada menos.

  4. luiguirambui y otros se preguntan si ¿todo albedrío del pecado va a ser perdonado por Dios? Realmente sí. Todos los días en las confesiones las personas tienen la intención de no cometer el mismo pecado. pero lo vuelven a cometer. Dios a través de sus ministros, pastores y sacerdotes los perdona. El único juicio en el cristianismo es el Juicio Final, donde la justicia divina se muestra en toda su extensión y para toda la humanidad.
    jgs antepone la justicia al perdón, pero ese es el error de quienes no son verdaderos cristianos de corazón. Uno de los actos más nobles de la justicia es precisamente perdonar.
    Tú serás perdonado en la misma medida que tú perdonas a los demás.
    jgs confunde la vida de Cristo en la tierra, nuevo testamento, con el antiguo testamento. El nuevo testamento es la relación directa de Dios con los humanos a diferencia del antigup testamento que es la doctrina divina muy relacionada con el desarollo naciente de esos tiempos.
    Justicia en el Antiguo Testamento significa rectitud, hacer lo que es correcto, mientras que en el Nuevo Testamento significa igualdad, de ahí la figura de la balanza donde los pesos de cosas diferentes tienen que ser iguales.
    Ambos se refieren a la justicia divina, Dios es justo, recto e imparcial, su balanza no pesa ni un ápice para un lado o para el otro.
    Dios es la perfección de la justicia.
    De ahí que el perdón sea lo más noble de la justicia, porque viene del amor hacia los demás y del reconocimiento de la imperfección que todos somos. «Levante la primera piedra el que esté libre de culpa». Por eso Dios manda a su hijo a redimir el pecado, a perdonar las imperfecciones humanas y a predicar el amor y la paz para que de esa manera nos acerquemos al entendimiento de la perfección divina. Todos los día Dios nos perdona.
    El juicio Final es al final de los tiempos, cuando el perdón no se le ha negado a nadie y solo la reincidencia irresponsable y dañina prevalece en un ser humano.
    Por eso se dice que es de Dios de quien se espera que imparta la justicia.
    La justicia humana es mecánica y a veces mezquina y errada.
    La única manera de evitar la justicia divina es teniendo una vidad de bien y de hacer el bien a los demás.
    «No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos» (Gálatas 6:9)»
    «Asegúrense de que nadie pague mal por mal; más bien, esfuércense siempre por hacer el bien, no sólo entre ustedes sino a todos. (Tesalonicenses 5:15)
    «En fin, el fruto de la justicia se siembra en paz para los que hacen la paz».
    (Santiago 3:18)
    jgs si cita algo fuera de contexto Mateo 10: 34 No penséis que vine a traer paz a la tierra; no vine a traer paz, sino espada. 35 Porque vine a PONER AL HOMBRE CONTRA SU PADRE, A LA HIJA CONTRA SU MADRE, Y A LA NUERA CONTRA SU SUEGRA; 36 y LOS ENEMIGOS DEL HOMBRE serán LOS DE SU MISMA CASA. 37 El que ama al padre o a la madre más que a mí, no es digno de mí; y el que ama al hijo o a la hija más que a mí, no es digno de mí».
    jgs va a creer que Jesús es un enemigo del Padre, Dios, y jgs se va a poner a peliar contra su papá y le va a enseãr a su hija a peliar con su mamá, porque jgs no entiende la palabra de Dios. A lo que Mateo se refiere es al amor de Dios y cómo Jesús es tajante y no tiene inflexión para quienes no tienen el amor a Dios. Precisamente porque el mensaje de Cristo es amor y principalmente amor a Dios que es su padre. No hay paz si no hay amor ni amor a Dios. Ese es el mensaje de Jesús. El jgs se creyó que Jesús vino a promulgar la guerra y no el amor. vino a promulgar la división de hijos contra padres y no la paz. De la misma manera que se creyó que la justicia es una virtud aparte del amor, el perdón y la paz, sin darse cuenta de que el amor genera el perdón y el perdón nos da la paz.
    jgs ha dado los argumentos de los cristianos fariseos.
    jgs no sabe que la justicia de que habla Mateo es la justicia divina del Juicio Final, mientras tanto el perdón es una obligación cristiana y será concedido por Dios sin pausa hasta el Juicio Final.
    Jesús jamás vino a impartir justicia y Rodríguez está en lo justo y lo verdadero cuando demuestra que la relación de Dios con la humanidad, que Jesús representa, es una relación de amor, por eso Dios con su infinita misericordia nos perdona a diario y de paz cuando el amor llega al perdón.
    jgs con su burla y comparaciones ofensivas solo demostró que es un verdadero cristiano fariseo.
    Alega conocer a Jesús y la Biblia mejor que nadie, pero no se atreve a vivir una vida cristiana en el amor, el perdón y la paz.

  5. Siempre han existido y seguirán existiendo, en la historia del cristianismo, aquellos que en su conveniente lectura de la Biblia seleccionan unos versos aquí y allá (mayormente fuera de contexto) para vender sus distorsiones acerca de la naturaleza de Dios y/o del contenido del evangelio.

    Para refutar el contenido de este blog no se necesita ser un académico en biblia o teología, basta simplemente con conocer lo suficiente de las escrituras como para con ello desnudar algunas falacias sustanciales en la nota y que de por sí dejan mucho que desear sobre la seriedad del contenido en «Los Cristianos Fariseos de Colombia» (LCFC).

    En breve, el mensaje de LCFC es que el cristianismo se reduce a tres aspectos exclusivamente: amor, perdón, y paz. En ese sentido, dice el bloguero, la encarnación del Hijo solo se explica a la luz de las tres virtudes mencionadas. y el dictamen es que todo aquel que se aparte del evangelio según Rodríguez González es de facto un «fariseo».

    El problema fundamental de LCFC no consiste en afirmar que el amor, la paz, y el perdón sean fundamentales en el mensaje del evangelio. No. La falacia está en que Rodríguez presenta las virtudes de amor, paz, y perdón en contradicción a otra virtud fundamental: la justicia. Al hacer esto se omite o se repudia nada menos que la santidad de Dios. El dios que se describe en LCFC sacrifica la justicia y violenta su propia santidad al ignorar la trasgresión del agresor: dios solo debe amar, estar en paz, y perdonar. A diferencia, el Dios de la Biblia ama, perdona, y ofrece paz, pero en perfecta armonía con los dictámenes que exige su santidad; por ende, declara el profeta, «El Señor es lento para la ira y grande en poder, y ciertamente el Señor no dejará impune al culpable.» (Nahúm 1:3)

    De igual manera, el «Jesús» en LCFC es una versión, a lo mucho, diluida, sino completamente desfigurada del Jesús de la Biblia, esto a pesar de los versos bíblicos que Rodríguez cita selectivamente en apoyo a LCFC.

    Como es de esperarse en estos tiempos, el tema de la nueva revolución sexual no puede estar exento en estos ejercicios revisionistas cuando se trata de la promoción de Jesús en su versión progresista y liberal. Tiene razón Rodríguez cuando afirma que las personas homosexuales no deben estar exentas de recibir el «amor y la grandeza divina» por parte de la iglesia, el problema es que esto se entiende como la obligación inobjetable de aceptar lo que la Biblia condena en cualquier trasgresión moral al mandato divino como, es decir el pecado. En otras palabras, en el evangelio según Rodríguez González la gracia es una gracia barata en donde no existe espacio para el reconocimiento del pecado como pecado ni del pecador como pecador, por ende, no hay lugar para el arrepentimiento, pero “¿No ves que desprecias las riquezas de la bondad de Dios, de su tolerancia y de su paciencia, al no reconocer que su bondad quiere llevarte al arrepentimiento?” (Romanos 2:4)

    El «Jesús» de Rodríguez González se limita a la doctrina del amor, el perdón y la paz; en contraste, el Jesús de la Biblia instruyó (además del amor, el perdón y la paz) acerca de los temas que, como el pecado, la justicia y la condenación, son repudiados en LCFC: «No penséis que vine a traer paz a la tierra; no vine a traer paz, sino espada.» (Mateo 10:34), «El que cree en él no es condenado, pero el que no cree ya está condenado por no haber creído en el nombre del Hijo unigénito de Dios» (Juan 3:18), «Y cuando él [Espíritu Santo] venga, convencerá al mundo de su error en cuanto al pecado, a la justicia y al juicio» (Juan 16:8).

    Increíblemente, el autor del blog niega que incluso que Cristo haya venido a hacer justicia, o a castigar al transgresor inconfeso. Una vez más, la Biblia no reconoce tales imposturas y por el contrario afirma sin equívocos: ««Éste es mi siervo[Cristo], a quien he escogido, mi amado, en quien estoy muy complacido; sobre él pondré mi Espíritu, y proclamará justicia a las naciones… No acabará de romper la caña quebrada ni apagará la mecha que apenas arde, hasta que haga triunfar la justicia.» (Mateo 12:18, 20), «Esto sucederá cuando el Señor Jesús se manifieste desde el cielo entre llamas de fuego, con sus poderosos ángeles, para castigar a los que no conocen a Dios ni obedecen el evangelio de nuestro Señor Jesús. (2 Tesalonicenses 1:7-8).

    No puede uno obviar que en notas como está presente el tufillo que proviene de ciertas ideologías políticas que al ser sobreimpuestas sobre conceptos cristianos hacen de este una caricatura para la promoción de ideas completamente ajenas al mensaje de fe que por más de dos milenios se ha venido proclamando.

    Irónicamente, esta respuesta concluye tomando una frase del mismo blog para decir que efectivamente es una blasfemia que un Cristo progresista se pretenda hacer pasar como el Cristo de la Biblia. No, El Jesús no es un hippie pacifista de Woodstock. De lo anterior, no da fe este servidor, solo falta atender a profetas, apóstoles y a Jesús mismo.

  6. Con todo respeto, Dios habla del perdón para el que se arrepiente. Si no hay un verdadero arrepentimiento, no puede haber perdón. Lo de las Farc no es arrepentimiento, es cambio de estrategia.

  7. Ya es bastante criminal,absurdo e inhumano que las ideologías y la política nos lleven a enfrentarnos y matarnos para que AHORA a nombre de una libre interpretacion biblica o de un concepto de Dios nos vayamos a enfrentar o matar tambien

  8. A algunos foristas que son soeces en sus argumentos solo quiero recordarles un texto del Señor Jesucristo: Mateo 12:36, «Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio».

  9. Sr Rodríguez, por su escrito se puede percibir que ha leído la Biblia, bueno fuera que le diera la interpretación correcta, pues cuando no lo hacemos, volvemos la palabra de Dios, una colcha de retazos que se acomoda a nuestros «muy loables» pero desviados conceptos. ¿Cree Usted que, cuando tengamos al Señor Jesucristo frente a nosotros, podremos argumentar para justificar todo lo que se nos vino en gana hacer? Ser humanistas no será la carta de presentación ante la realidad inexorable de la justicia divina, talvés eso sea valido ante la justicia humana, pero no lo será ante el juez de toda la tierra. Empiezo por aclararle que, todos somos creación de Dios, pero ¿hijos de Dios? solamente los que creen en él, confiesan su pecado, para recibir su perdón por gracia y comienzan una vida nueva. Jesús invita a todo ser humano a esa nueva vida. Lo invito a que medita con mayor detenimiento en estas cosas.

  10. carlos634685 y ricardoparis0601 Cristo no vino a trae juicio. Nadie (ninguna persona) es, ni puede ser justa por su propia cuenta o por sus buenas obras. (Romanos 3:10: ) Está escrito: No hay justo, ni aun uno –(Isaías 64:6). Cristo vino a redimirnos del pecado, a mostrarnos la salvación de nuestros pecados No vino a hacer ningún juicio, ni a juzgar a nadie.
    «Amaos los unos a los otros» es para toda la humanidad. La humanidad es el rebaño de Dios.
    Lo que Cristo nos enseñó es que los que cometen injusticias, pecados y crímenes también pueden llegar a Dios, eso es lo que se llama la redención, la virtud del perdón y el amor que nos acercan a Cristo y a Dios.

  11. Que poco de hipócritas y peor los que pretenden juzgar a los demás y dogmatizar. Hay pícaros que aprovechan pero cada cual tiene el libre albedrío para decicir. Dios es infinitamente misericordioso y nos perdonará TODOS los pecados. o es que no han leído? Importante ser buenos seres humanos, justos y humildes. Punto

  12. ricardoparis0601

    No se dejen engañar. No se dejen engañar. No se dejen engañar…. 1 Corintios 6: 9-11 Dios Habla Hoy (DHH)
    ¿No saben ustedes que los que cometen injusticias no tendrán parte en el reino de Dios? No se dejen engañar, pues en el reino de Dios no tendrán parte los que se entregan a la prostitución, ni los idólatras, ni los que cometen adulterio, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los que roban, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los ladrones. Y esto eran antes algunos de ustedes; pero ahora ya recibieron el baño de la purificación, fueron santificados y hechos justos en el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios.

  13. Mija le hace falta leer la biblia, citar la palabra fuera de contexto no hace verdad lo que usted quiere ver en ella.

    Jesús vino a traer juicio y Él es el único ya que es el único que puede cumplir la ley del antiguo testamento. Juan 9:39.
    Para poder enseñarnos ese amor, perdón y paz de que hablas, sino existiera el juicio primero, lo segundo no tendría como darlo.
    «amaos los unos a los otros» se lo dice a sus discípulos para que se amen entre ellos, según el contexto de la versículos anteriores, no dice amén a cada una de las personas de la Tierra, porque él sabe que esto es frustrante ya que no estamos de acuerdo con el carácter que desarrolla todo el mundo.
    Por otro lado es bueno que entiendas que aunque todos somos creación, no todos somos hijos, aunque muchos crean que lo son, solo somos hermanos cuando aceptamos a Cristo para vivir bajo su señorío y recibimos al Espíritu Santo para que nos guíe. Lo que no excluye a alguien que se crea homosexual, pero si recibe a Cristo, recibe su verdad (su palabra) y se convierte en su hermano, entiendo que es un ser humano confundido, pues el diseño de Dios es único (hombre y mujer) y entra en un proceso de crear hábitos para vivir en esa verdad y ahí esta el truco, Él nos libra pero el proceso de vivir libres esta en nosotros y dura el tiempo que estemos vivos, para eso nos sirve el libre albedrío.
    Pareces que tienes idea de lo que escribes pero estas separando cosas inseparables y estas uniendo otras que no caben. Obvio tampoco soy un experto pero estas tratando muchos temas con legalidad que es lo que la iglesia más trata de acabar, porque es lo que más aparta personas, que es lo que también quieres atacar con tu escrito.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar