Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La inteligencia artificial (AI) suele ser un terreno difícil de predecir cuando de guiones cinematográficos se trata. Lo mismo termina uno viendo 2001: A Space Oddissey que Bicentennial Man. Y 2015 parece haberse propuesto demostrar este punto al incluir un listado de títulos que va de la cerebral seducción de Ex Machina  a Chappie y a la quinta y más innecesaria entrega de Terminator.

Sin entrar en los terrenos de la informática ni mucho menos de la neurociencia, este listado se propone ser un repaso de los mayores aciertos y desaciertos de las películas dedicadas total o parcialmente al tema de la AI. Una advertencia: Supongo que algo de lo que aquí se dice cae en el terreno del spoiler, así que…

ACIERTO: Ex Machina (2015)

La primera cinta dirigida por Alex Garland es la sorpresa del año y no puedo enfatizar suficientemente que tienen que verla, aunque con toda probabilidad -pasado ya su corto periplo por las salas- hablamos ya del video doméstico (yo la vi en iTunes). Es, en caso de que quede alguna duda, la razón de que este listado exista.

El guion de Ex Machina es una obra maestra que usa solamente cuatro personajes, de los que uno no habla. Los demás forman un triángulo como nunca se había visto: un genio creador, un joven brillante pero inexperto en los asuntos del mundo y una robot que es tan avanzada como seductora. (Harían bien en grabarse en la cabeza el nombre de Alicia Vikander).

¿En qué acierta? En aproximarse de manera humilde al momento en que una gran corporación cree haber alcanzado la verdadera AI. No es algo que se dé por sentado, sino que debe ser probado y cualquier clase de prueba que pretenda ser confiable deberá ser enfermizamente compleja. Es de aplaudir, además, que la propuesta técnica para ‘explicar’ la tecnología (‘explicar’ va entre comillas porque nadie puede en realidad explicar cómo funciona un avance tecnológico que nadie sabe aún cómo alcanzar) apunte a la labor acumulativa e indexativa de un motor de búsqueda al mejor estilo de Google y a una nueva clase de ‘wetware’, en lugar de ‘hardware’.

La fuerza del planteamiento de esta cinta minimalista es la fuerza de su guion, que deposita el peso considerable de lo que la historia propone en los hombros de algunos de los diálogos más cuidados que hemos visto en una pantalla en mucho tiempo.

DESACIERTO: Chappie (2015)

Repetitiva y sensiblera, esta cinta de Neill Blomkamp parece una versión edulcorada de Frankestein en el que el cineasta agota los temas que sostuvieron su brillante District 9.  Un giro facilista –básicamente unas pocas horas de trabajo de un solo programador- le da conciencia a un robot policía que empieza a experimentar el mundo con una inocencia que es inexplicablemente infantil. La película ha sido equiparada cientos de veces a una mala mezcla entre Robocop y Short Circuit (¿se acuerdan de Jhonny 5?). Uno puede ver por qué.

¿En qué falla? Cuatro palabras: Transferencia de la conciencia.

ACIERTO: Her (2013)

Al no haber dotado a Samantha de un cuerpo y confiar en el poder de la voz de Scarlett Johansson, los realizadores de Her –encabezados por el director Spike Jonze- eludieron el conflicto que suele presentar la necesidad de darle forma humanoide a la AI en cualquier nueva película. Por eso la trama se centra en dos personajes que se relacionan en condiciones aparentemente equitativas, pero que viven dos experiencias del mundo por completo diferentes. Mientras Theodore deposita toda su atención y todo su afecto en Samantha, ella (el primer sistema operativo de Inteligencia Artificial) vive miles de relaciones y ama a miles de personas a la vez.

¿En qué acierta? El ángulo romántico de Her debería ser una desventaja para su tratamiento de la AI, pero en realidad le permite concentrar su exploración alejado de fórmulas tecnológicas vacías y la cinta es, increíblemente, más humana por eso. Y el fenómeno del apego de un humano por la tecnología es una carta fantástica a la hora de explorar el tema de una de las pocas AI no destructivas en este listado.

DESACIERTO: Transcendence (2014)

Sin ser el pedazo de mugre que se le ha acusado de ser (tiene un demoledor 19% en el tomatómetro de Rotten Tomatoes), Transcendence falla al proponer temas que al final le quedan grandes y, claro, el de la inteligencia artificial es uno de los principales. La película comienza con una premisa espectacular pero rápidamente cae víctima de su incapacidad de sostenerla con diálogos huecos y salidas fáciles. Como ‘Chappie’, recurre a la noción de que es posible ‘descargar’ la conciencia humana a un chip (o a una computadora) y prolongar así la existencia más allá de la muerte. La idea de la ‘Singularidad’ es interesante, no cabe duda, y la película parece funcionar por momentos. Pero al final, el director Wally Pfister desperdicia un muy buen elenco (Depp, Black, Bettany, Freeman) y les queda debiendo inteligencia a sus espectadores.

ACIERTO: Blade Runner (1982)

Si bien no son pocos los que cuestionan la habilidad de cualquier tecnología para ‘implantar’ recuerdos completos en un cerebro artificial, la obra maestra de Ridley Scott ‘resuelve’ el escollo de la inteligencia artificial al presentar a sus ‘replicantes’ como seres orgánicos indistinguibles de los seres humanos, excepto por patrones emotivos detectables mediante un test. Así, la película -basada en la novela de Philip K. Dick ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?no es en realidad una propuesta de la realidad tecnológica que permitió crear seres humanos artificiales sino una exploración de temas mucho más complejos en torno a lo que significa ser humano y ofrece una visión de un futuro en el que las personas, al igual que las máquinas construidas para replicarlas, tienen problemas para hallar sus emociones. Por eso es que su conclusión no es la de una típica película de acción, y alcanza una intensidad inmortal cuando el espectador descubre chispazos de humanidad en el impasible Blade Runner e, incluso, en la más violenta de sus presas.

DESACIERTO: I, Robot (2004)

I, Robot es un libro absolutamente significativo para la historia de los robots en la literatura (y, por extensión, en el cine), porque fue allí que Isaac Asimov consignó sus hoy bastante conocidas tres leyes de la robótica:

  1. «Un robot no dañará a un ser humano o, por inacción, permitirá que un ser humano sufra daño».
  2. «Un robot obedecerá las órdenes de los seres humanos, excepto si estas órdenes plantean un conflicto con la 1ª Ley».
  3. «Un robot protegerá su propia existencia siempre que al hacerlo no entre en conflicto con la 1ª o la 2ª Ley».

Sin embargo, la enunciación de las tres leyes es de lo poco que logró entrar a la película protagonizada por Will Smith (también tuvieron su momento en Bicentennial Man, con Robin Williams, también basada en un relato de Aisimov) y el resto de la trama es un policíaco entretenido pero, a la larga, mucho menos ambicioso que lo que prometía su título.

Por eso no es de extrañar que el tema de la AI pase de agache. ‘Sony’ es un robot consciente cuyo creador lo programó para poder ignorar las tres leyes. Pero ni I, Robot ni en Bicentennial Man explican satisfactoriamente cómo algo que es en últimas un producto masivo adquirió de pronto la capacidad para desarrollar una conciencia y una personalidad mientras miles de sus similares no lo hicieron. En el caso de I, Robot, la AI está mejor personificada por VIKI, un ‘cerebro positrónico’ que controla las instalaciones de la corporación que produce los robots y, por ende, controla a todos los robots de la infame serie 5. Este concepto, el del cerebro positrónico, es el otro gran aporte de Asimov a la historia, porque se trata del artefacto (ficticio, sobra decirlo) con que el autor explica que una máquina adquiera cierta forma de conciencia. Lo malo es que usa su poder de procesamiento de datos para concluir que la humanidad es un peligro para sí misma y así sigue –más o menos- los pasos de incontables villanos tecnológicos, de HAL 9000 al piloto automático del Axiom en Wall-e, a la versión cinematográfica de Ultrón.

ACIERTO: 2001: A Space Oddissey (1968)

La trama de 2001 abarca millones de años, conectada por los cuatro monolitos negros que llevaron al ser humano en su evolución desde los monos incapaces de usar herramientas hasta el ‘niño de las estrellas’ que tiene en el universo su campo de juego. HAL (la sigla está compuesta por las letras que anteceden a cada una de las que conforman ‘IBM’) es una computadora perfecta y nadie pone en duda su inteligencia. Pero tampoco nadie sabe si tiene sentimientos. Es incapaz de fallar un cálculo y, a diferencia de muchos de sus compañeros en esta lista, no se separa un ápice de su misión. Esa mezcla de características hace que, cuando se ve enfrentado a un problema sin solución, desarrolle el que quizás sea su rasgo más ‘humano’: una neurosis homicida. Cuando descubre que los astronautas planean apagarle (‘matarle’), desarrolla un instinto de autoprotección, que lo lleva a matar y, una vez vencido, a suplicar por su propia existencia. Es, en mi opinión, la única Inteligencia Artificial realmente incontestable de este listado, y eso explica por qué sigue siendo el referente absoluto cada vez que algún comentarista como yo retorna al tema.

* * *

Como siempre, un listado es arbitrario y no puede pretender ser más que un punto de partida. Opté por no calificar ni como acierto ni como desacierto a otro proyecto de Kubrick, cuyo nombre le da un lugar permanente en esta clase de listas: A.I. Aunque épico en su alcance, que se proyecta miles de años al adoptar el punto de vista de una androide en lugar del limitado punto de vista humano, es tanto un ejemplo de exploraciones muy profundas como de ambiciones no realizadas a la hora de tocar el tema de la inteligencia artificial.

No se trata, en absoluto, de una mala película. De hecho, puede ser genial en ciertos aspectos. (Kubrick no vivió para rodarla, pero la cinta llegó a ser en manos del director Steven Spielberg, quien además escribió el guion). Pero aunque la idea un robot programado para amar es emocionante y alcanza aquí un grado conmovedor por tratarse de un niño, esta lista analiza el tratamiento de la Inteligencia Artificial y, pese a su título, A.I. comete varios errores: David se mueve entre la perfección artificial que le impide a su ‘madre’ verlo como otra cosa que una máquina y la mucho más humana desesperación ante la inminencia de su abandono. Aquí las tres leyes habrían sido de ayuda, porque no se entiende cómo una pieza de lo que cabe suponer es la mejor tecnología disponible, en el futuro, privilegia su autoprotección a costa de mantener a un niño sumergido en una piscina. En una sociedad que los demás androides han aprendido a reconocer como cruel y brutal con los de su clase, David persigue literalmente hasta el fin del mundo al hada de un cuento de hadas. La fuerza poética de su expedición, aunque muy compatible con la cinematografía de Spielberg, choca con frecuencia con el tono curdo de la historia que influenció Kubrick.

Quizás lo mejor que se puede decir de la inteligencia artificial de David en A.I. es que, en la escena final, le permite autoengañarse, y ‘morir’ feliz en una situación espantosa. Si eso no es humano, no sé qué lo será.

Antes de terminar: Este año, en la pantalla chica, veremos una reedición del clásico Westworld, esta vez como una serie de HBO. Seguramente será tema para otra entrada pero, por ahora, les dejo este teaser espectacular.

Faltaron, lo sé, cintas como The Matrix (1999) y Ghost in the Shell (1995), que llevan el concepto de la inteligencia artificial al plano filosófico y, específicamente, al metafísico. Esas, al menos, han sido intencionalmente esquivadas. Pero si usted puede anotar omisiones importantes, por favor hágalo en los comentarios. Los dejo con esta pregunta: ¿Cuál es en su opinión la mejor aproximación a la Inteligencia Artificial en el cine? 

(Visited 2.703 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Periodista. Geek.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. En mis concepciones sobre inteligencia artihicial imagino una especie electrónica que se separa de la especie humana y de la corporeidad. Por lo tanto, carece de las limitaciones de la carne y de los sentimientos. y su realidad es la simulación de todas las realidades posibles a través de juegos de roles organizados por los llamados maestros del juego, desarrollados a altísimas velocidades.

  2. Supongo que Ex Machina puede ser interesante, pero si uno realmente se detiene a leer los libros y los prologos de Asimov, cae en la cuenta de que Ex Machina es solo una producción que refleja algo que Asimov llama como: Complejo de Frankenstein; en el cual siempre la creación humana termina por destruir a su creador, lo cual realmente lo hace una aproximación muy pobre a un campo de desarrollo técnologico

  3. christianw.432057

    Estimado Wilson, considero que un acierto que te faltó en la lista es Autómata, escrita y dirigida por Gabe Ibáñez y protagonizada por Antonio Banderas, Brigitte Hjort Sørensen y Melanie Griffith. No es una historia original ya que utiliza una trama similar a ‘Blade Runner’ y a ‘I, Robot’, pero es más profunda, oscura y con un final agridulce, muy al estilo del cine europeo. La idea central es la evolución de la inteligencia artificial en un entorno donde no se le permite a las máquinas evolucionar. Esto lleva a las máquinas a desarrollar el libre albedrío y el deseo de vivir libremente en contraste con la dependencia de la humanidad en las máquinas para poder sobrevivir.

  4. No hombre, ex-machina me decepciono. Por algo duro tan poco en cartelera, no porque el tema fuera muy arido, sino porque es una pelicula fofa, llena de lugares comunes y que no aporta nada. Me imagino que vimos diferentes peliculas, pero la verdad fue muy aletargada … lo que si espero es que Spielberg le cumpla la promesa a Daniel Wilson de llevarle uno de sus libros al cine, si se apegan a la linea de las tramas y mejor aun lo contratan para asesorarlos seguro que sera algo mas cercano, paleativo para los que no saben del tema y entretenido … ademas de ser un campanazo de alerta para no jugar con fuego.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar