Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Es probable que el título de este texto motive la lectura del mismo. Confío en que nuestra naturaleza humana haga de las suyas, y despierte en ustedes ese extraño instinto que reclama fijar la atención en lo indebido o en aquello que transgrede el establecimiento jurídico o moral. Lo prohibido, definitivamente, jalona.
Confiado en esa premisa, les extiendo una invitación descarada y descarnada. Como debe ser. Los exhorto a pensar mal. Los insto a concebir las peores ideas. Sé que tenemos cómo hacerlo. En nosotros habita un sin número de suspicacias. De hecho a veces me sorprende cómo es posible que nos mantengamos en un estado de tanta castidad mental, en semejante situación de ingenuidad.
 
Deseo ser más preciso. Cuando les pido “pensar mal” me refiero a hacer uso de la desconfianza que es connatural al hombre. Esa bendita cualidad -mal empleada en la mayoría de los casos- que sirve de sistema de alerta: aquella que nos indica que no todo lo que llueve de lo alto es agua, pues fácilmente también puede ser pura y física mierda. Y en esto me darán la razón quienes viven en el primer piso de un edificio, y cuyo techo está averiado. 
Mi invitación es, entonces, a direccionar nuestros malos pensamientos hacia lo público; es decir, a sembrar una pizca de duda (muy necesaria) sobre el quehacer de la clase dirigente (sea de tipo político, económico, cultural, deportivo, mediático…) del país, sobre aquel bombardeo de hechos coyunturales que presenciamos diariamente y que ingenuamente creemos que no tienen relación alguna. 
 
Toda acción nuestra, aunque no lo queramos admitir, es intencional. O sea, tiene un propósito. Y de esta tendencia no escapa la tarea de los políticos, los empresarios, los periodistas, en fin. 
A veces imaginar el peor escenario sobre un hecho cualquiera colabora a dar con las intenciones veladas de los actores involucrados, con aquello que nuestra bondad -de la que también estamos revestidos- nos impide sospechar. 
Se trata de cultivar una sana desconfianza sobre lo que pasa en lo público y que incentiva, de alguna manera, a examinar, a preguntar, a debatir y a tomar decisiones en condiciones de plena información.  
Pensar mal, como lo sugiere el adagio popular, lleva a acertar. Nos permite, casi siempre, toparnos con la verdad. 
* Espero en adelante, a través de este blog, provocar sus malos pensamientos. Y que, de paso, ustedes compartan los suyos conmigo. 

(Visited 42 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Docente universitario, periodista internacional y consultor de comunicación estratégica.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Uribe y el oportunismo político

    "Busque llamar la atención a cualquier precio", reza una de las 48 leyes del poder enunciadas por Robert Greene(...)

  • Colombia

    Petardo y traicionero

    Pensé que Óscar Naranjo y Elianis Garrido, dignos representantes de Protagonistas de Nuestra Tele, eran por estos días los(...)

  • Colombia

    Lo que no dirá Santos el 20 de Julio

    Estamos a pocas horas de que inicie un nuevo periodo legislativo. Ello me tiene ansioso. Sin embargo, el desasosiego(...)

  • Colombia

    De política y malos pensamientos

    Es probable que el título de este texto motive la lectura del mismo. Confío en que nuestra naturaleza humana(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La decaída del gamonal electoral. Hay dos formas de expresar lo(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. vincentvangogh

    Mi querido pan de trigo: Por favor PERDONA CIERTAS FALLAS TIPOGRAFICAS; sucede que mi ordenador es un poco viejito. Ahora,con todo respeto, disculpa mi informalidad y sugerencias pero debiste poner mas cuidado en clase cuando te ensenaron a jugar con las palabras y te dijeron, mas de una vez, que la sencillez es la clave de un buen articulo:PRIMER PARRAFO: debiste concluir la primera oracion diciendo “…motive su lectura”; y mas adelantico, quita la coma despues de “suyas” porque para eso tienes la “y” SEGUNDO PARRAFO: “Invitaciones descarnadas” no existen. TERCER PARRAFO: Evita a toda costa utilizar descortesias como “M…” Se que quieres emular a Garcia Marquez pero no se hace asi, a la guandola. Como lo escribiste, se dice en los circulos bajos y quita elegancia a tu escrito. Debiste haber colocado unos puntitos seguidos que se llaman “puntos suspensivos”, ahi, te aseguro, una mordaz sonrisa se dibujaria en los labios del lector. CUARTO PARRAFO: Mijo, no se dice “direccionar” -trata de no descrestar al lector con palabrejas traidas de los cabellos. Terminaste este parrafo debilmente al decir “relacion alguna”. Ahi debes presentar la aludida “relacion” y decir con que carajos se relaciona! QUINTO PARRAFO: Cuidado, No toda accion nuestra es intencional; las hay sin intencion como cuando hablo sin cuidado e hiero a las personas. Evita terminar un parrafo “…en fin”; da la impresion que eres un primiparo en las lides de las letras. SEXTO PARRAFO: intenciones veladas”? quiere decir que los secuases se desvelaron planeando algo? Se mas simple y sencillo; te ira mucho mejor y de pronto, hasta te suban el sueldo. Mi querido pupilo, en conclusion: 1.- Se concreto en tu escrito, ve al grano, 2.- Usa palabras sencillas, no descrestes al lector; no es necesario. Al hacerlo, creas la impresion de ignoracia y presumo que no lo eres 3.- Colocale vida a tu discurso usando el subjuntivo y palabras en castellano que de seguro aprendiste en tu alma mater.
    No me malinterpretes, pero se que usar el verbo de Cervantes no es cosa facil! Abrazos

  2. yovanaw2000

    Hola Juan..lo dicho en tu artículo..llama la atención si sr.
    Si pensamos mal, no creo que acertemos, se debe es vivir la realidad y estar consciente de ella.No crees.!
    Saludos.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar