Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
“Busque llamar la atención a cualquier precio”, reza una de las 48 leyes del poder enunciadas por Robert Greene en su bestseller. Ciertamente escabrosa, pero sugerente en el ámbito político para quienes aspiran a un cargo burocrático o se niegan a morir en el olvido.
De la anterior premisa parece estar impregnada la polémica desatada el viernes por cuenta del ex presidente Álvaro Uribe que publicó en su cuenta de Twitter dos fotos de los policías asesinados en la Guajira, y cuya divulgación defendió así: “las acciones terroristas de las Farc son tan graves como los campos de concentración de Hitler, qué tal que el mundo no hubiera conocido la tragedia de los campos de concentración”.
Le doy la razón, Ex presidente: el mundo debe conocer de los crímenes como los protagonizados por el nacismo. De hecho, los colombianos deberíamos estar al tanto de que docenas de niños y ancianos mueren, literalmente, de hambre a unas cuadras de nuestras cómodas viviendas sin que el gobierno se percate o le interese (otro crimen similar) ¿Pero creé que por ello deberíamos fotografiar sus cadáveres y exponerlos en las redes sociales para “golpear” la conciencia de la opinión pública? ¿No le parece que el solo hecho de mencionarlo ya suena cruel y morboso? Luciría, eso sí, más grotesco. Faltaría al respeto de sus seres queridos, y “masacraríamos” la dignidad de ese que ya perdió el aliento.
     
¡Qué ganas, Uribe, de acabar con el decoro que reviste su condición de ex mandatario! Un hombre con semejante oratoria no necesita proceder como el director de uno de esos pasquines sensacionalistas (que dicen llamarse periódicos) que, a fin de vender, empapan sus portadas de sangre. Informar de los crímenes de la guerrilla, oponerse al gobierno actual o pretender beneficios electorales -cualquier haya sido el interés de esos trinos- es posible conseguirlo de manera distinta. Se trata, también, de respetar a la amplia audiencia que lo lee y escucha. Aunque no lo parezca, la gran mayoría de la humanidad no es necrófila. 
Sigo creyendo, sin embargo,  que la buena política puede imponerse: aquella que sobrepone los argumentos a las diatribas, a las arengas y a las acciones lacrimógenas. La política hecha por figuras públicas, que conscientes de su rol, actúan ética y rectamente. ¿Acaso no fueron elegidos como nuestros líderes porque tienen, se supone, condiciones morales más elevadas que cualquiera de nosotros (los ciudadanos de a pie)? 
Me preocupa ¿en qué momento renunciamos al derecho (y al deber) de elegir “a los mejores” para que se ocuparan de los asuntos de nuestra sociedad? 
Pronto, la indignación hacia la publicación del ex presidente Uribe será, como en otras ocasiones, pasajera. Desaparecerá. Nuestra memoria fallará. Y, de nuevo, sucumbiremos ante el mesianismo. Resultado final: votaremos por él y/o su séquito para las próximas elecciones.
En tanto, los medios de comunicación y los periodistas seguiremos siendo “cajas de resonancia” de todos ellos. ¡Qué desatinado de nuestra parte seguir abriéndole los micrófonos y dedicándole páginas enteras a cada resuello del Ex mandatario, a cada pelea de barrio entre él y su sucesor!
 
Esta partida también nos la ganó, pues siguió al pie de la letra las recomendaciones de Greene: “Corteje el escándalo (…) No haga distinción entre las distintas formas de atención. Cualquier tipo de notoriedad le otorgará poder. Es preferible ser difamado y agredido que ignorado”.
Colofón: Lo aquí escrito no me hace santista y menos auxiliador del terrorismo, como dirían por ahí. Todo lo contrario, repruebo las acciones criminales de la guerrilla, el narcotráfico y las bandas emergentes. Reprocho la exhibición, por parte de la fuerza pública, de los cuerpos destrozados de los rebeldes. Y me apena el proceder de mis colegas cuando privilegian la sangre, el dolor y el espectáculo en sus escritos o piezas audiovisuales. 
(Visited 47 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Docente universitario, periodista internacional y consultor de comunicación estratégica.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Uribe y el oportunismo político

    "Busque llamar la atención a cualquier precio", reza una de las 48 leyes del poder enunciadas por Robert Greene(...)

  • Colombia

    Petardo y traicionero

    Pensé que Óscar Naranjo y Elianis Garrido, dignos representantes de Protagonistas de Nuestra Tele, eran por estos días los(...)

  • Colombia

    Lo que no dirá Santos el 20 de Julio

    Estamos a pocas horas de que inicie un nuevo periodo legislativo. Ello me tiene ansioso. Sin embargo, el desasosiego(...)

  • Colombia

    De política y malos pensamientos

    Es probable que el título de este texto motive la lectura del mismo. Confío en que nuestra naturaleza humana(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

A través de campañas de información y concientización dirigidas por organismos(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar