Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: Pineda le cuenta

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En el mundo laboral la lucha diaria es muy dura y muchas veces sin piedad, el trabajo es mucho, el pago es poco y las exigencias más grandes cada día.

Tenemos que levantarnos en la mañana y pedirle a todos los santos por que tengamos un día sin mayores contratiempos laborales, y muchas veces ni eso funciona.

Y a todo esto hay que agregarle un personaje que tiene el poder de hacer que amemos u odiemos nuestro trabajo, un personaje de amores y odios. Un personaje al que llamamos “Jefe”.

El jefe es un ser humano que por cosas del destino, está un escalón arriba de nosotros en la pirámide laboral por sus increíbles capacidades profesionales y enorme experiencia.

Sin embargo esta situación no se da en todos los casos, también hay jefes que están más arriba por todo menos por experiencia y conocimiento, al contrario, por ser detestables, gritones y mala clase como ellos solos.

Todos hemos tenido un jefe en la vida al que recordamos con ese repeluz detestable y otro al que recordamos como un amigo, un mentor que nos enseñó a ser mejores.

Suena increíble, pero un jefe tiene el poder de hacernos detestar lo que amamos hacer en cuanto al trabajo se refiere; y también puede hacer que amemos lo que hacemos y nos levantemos cada mañana a trabajar felices.

En mi vida laboral he enfrentado muchos jefes y pocos han quedado en mi corazón como modelos de aprendizaje. Más bien han marcado mi vida como historias muy negativas.


Tuve algún día un jefe que no podía comenzar el lunes sin regañar a todo el mundo, arrancaba la semana con una reunión a las 7 a.m. y siempre terminaba en regaños y reclamos, jamás una felicitación ni un mensaje positivo. Llegué a detestar ir a trabajar.

También tuve otro jefe que gritaba como loco y trataba a un equipo FANTÁSTICO como si fuera una escuela, a los putazos, echándoles la culpa de sus propios errores, enloqueciéndose como maniático y haciendo unas pataletas ENORMES y sin fundamento, aparte no entendía razones y solo exigía su voluntad.

Recuerdo un día que el viento causó un daño grave en mi casa rompiendo el tanque de agua y por ende una inundación enorme, tuve que pedirle la mañana del día siguiente para arreglar el daño y me dijo: “¿Acaso es culpa mía que se le haya inundado la casa?” Lo peor es que alardeaba de tener un gran corazón… Espero que la vida le dé justo lo que merece. ¡Saludos!


Pero no todo es malo, también he tenido jefes para recordar con admiración, jefes que se ganaron mi respeto profundo y me enseñaron con tranquilidad y profesionalismo. Gracias a un jefe excelente agradezco a la vida haber sido parte de un equipo de trabajo con resultados maravillosos y casos de éxito enormes.

¡Un buen jefe deja trabajar!

Porque un buen jefe no debe ser un “Mandamás” sin fundamento, un buen jefe debe ser un líder, un motivador, una persona que está dispuesta a aprender y a entender razones, a delegar responsabilidades, y lo más importante… ¡Un buen jefe deja trabajar!

Recuerde que se llama “Trabajo” porque cuesta. Y es tan difícil que le pagan por hacerlo. No es justo tener que aguantar a una persona que solo por tener una posición laboral más alta que la suya venga a tratarlo como le da la gana.

Y aunque la situación nos obligue a tener que aguantar, mi consejo siempre será que exija el respeto que se merece.

Gracias por leer.

Por

Pineda

(Visited 1.489 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Profesional en Medios Audiovisuales. Social Media y contador de historias tratando de dar a conocer mi versión de los hechos.

Más posts de este Blog

  • Bogotá

    ¿Hijos?...¡No gracias!

    Primero quiero aclarar que esta es mi opinión y que no quiero ofender, juzgar ni criticar a nadie por las(...)

  • Bogotá

    María, historia de maltrato

    Yo estaba nervioso, eran como las 2 a.m. y nuestras ganas de tomar vodka nos había llevado a enfrentar la(...)

  • Bogotá

    Para el jefe

    En el mundo laboral la lucha diaria es muy dura y muchas veces sin piedad, el trabajo es mucho, el(...)

  • Bogotá

    Si está cansado, ¡haga algo!

    Tener un plan es solo un formalismo para caminar por la vida, pretendemos tenerla organizada y nuestras metas claras por(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Carlos Eduardo Álvarez anhela conquistar a Silicon Valley. A sus 22 años,(...)

2

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

3

La vida se trata de ganar y perder, parece que nunca vas(...)

0 Comentarios
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar