Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Agarrar el celular de la mesita de noche es el primer ejercicio que hacemos cada mañana, nos quedamos un rato ocupando esos cinco minuticos más en el grandioso mundo de las redes sociales porque nos gusta ver qué dice la gente, las noticias, o simplemente porque hacen parte de nuestras vidas.

Acto seguido saludamos a nuestros seguidores (Sean muchos o pocos hay que saludar) hacemos un comentario sobre el clima o la pereza que tenemos de levantarnos y estamos listos para comenzar un nuevo día.

De ahí para adelante, incluso desde el momento en que salimos de la ducha, revisar el celular se convierte en un movimiento tan natural como caminar y cada vez que el tiempo nos da la oportunidad, sacamos el teléfono para ver qué están diciendo en las redes.

Ojo. no estoy diciendo que TODOS hagamos lo mismo… Pero aceptémoslo, la mayoría sí.

Y es que en las redes sociales pasa de todo todos los días, noticias falsas por doquier, gente vendiendo cosas, videos de robos en todas las modalidades, escándalos, golpizas, mentiras, memes, mensajes inspiracionales, religiosos, políticos locos, fans de esos políticos, mequetrefes sin rostro, perros, gatos, bebés, música, comida y hasta pornografía que ya adoptamos como paisaje.

Pero no hay nada que mueva mas las redes sociales, no hay nada que logre nuestra mayor participación activa o pasivamente que cuando nos unimos para hacer famosa o famoso a cualquier parroquiano desprevenido que disparó a la loca alguna barrabasada que su subconsciente creyó correcta pero para las redes sociales fue una mentada de madre general y sin vuelta atrás.

Ahí si nos ven indignados y vamos con toda contra de lo que conocemos decentemente como un “comentario impopular”. Leemos atentamente, analizamos con odio y reaccionamos con el montón (porque desde ahí es más cómodo).

Y después de llenarnos de indignación y a punto de explotar en palabras hirientes contra el payaso en cuestión tomamos la decisión más inteligente que se nos ocurre. ¡Lo seguimos! nos hacemos seguidores fieles, de odio pero fieles como borregos del montón.

Y para que acabe de afinar y aprenda su lección replicamos su contenido y que el mundo se entere de lo miserable que es no sin antes darle la última estocada… Un “Me gusta” para demostrarle que no nos gustó lo que dijo y que no estamos de acuerdo.

¡Somos unos justicieros! Los mejores defensores del la turba… Unos animales.

Me pregunto qué pasaría si hiciéramos o contrario, si en vez de seguir dejáramos de hacerlo, si diéramos nuestra opinión sin replicar esos contenidos, y si dejáramos en el olvido a esas personas que tanta indignación nos causan…

¿Qué pasaría?

Diego Mauricio Pineda

Sígueme en mis redes sociales

 

 

 

 

(Visited 563 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Profesional en Medios Audiovisuales. Social Media y contador de historias tratando de dar a conocer mi versión de los hechos.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    La música, un baúl de momentos

    La música es todo. Nos ha acompañado a través de generaciones haciéndonos vibrar, recordar, llorar, emocionarnos y, sobretodo, nos(...)

  • Opinión

    Permiso para vivir

    Ahora necesitamos permiso para todo. El mundo cada día está más desquiciado, vivimos convencidos de ser libres en cuanto(...)

  • Opinión

    No todas las oportunidades lo son

    La vida está llena de oportunidades que por alguna razón creemos que no debemos dejar pasar Pero ¿está mal rechazar(...)

  • Bogotá

    Redes sociales, el circo de la fama

    Agarrar el celular de la mesita de noche es el primer ejercicio que hacemos cada mañana, nos quedamos un(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Drogas, sexo, jóvenes, drama…y una ex Disney. ¿Cómo describimos a Euphoria,(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar