Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

A veces, simplemente no somos suficientes. Aunque nos esforcemos para cambiar las cosas en las que creíamos estar correctos dejándolas atrás para ceder, a nuestra manera, para tratar de hacer felices a las personas que nos rodean.

Esos cambios, que para nosotros son serios, importantes y además, inmensos a nuestro juicio, se caen sin fuerza al aterrizar en la realidad de no ser valorados por la persona a la que tan dedicadamente tratamos de agradar y hace que la desilusión se abra ante nuestros ojos llenándonos de dudas, tristeza y sobretodo impotencia. El sentimiento más difícil de manejar.
Consideramos injusta a esa persona, nos damos con toda el alma como castigándonos por nuestra estupidez y después de todo nos vamos dando cuenta que lo simple es a veces lo más difícil de lograr y que nos complicamos mucho la vida tristemente porque así lo hemos decidido de manera innata.
¿Pero vale la pena?
En un escenario donde la persona a la que nos morimos por agradar se diera cuenta, notara y valorara nuestro esfuerzo, lo valdría… Pero en el caso específico del que estoy hablando, definitivamente no vale la pena, ni mucho menos el esfuerzo por mostrar algo que esa persona simplemente no va a ver.
Lo más triste de todo es que perdemos nuestra energía y nos rompemos el alma para agradar a mucha gente cada día en el trabajo y en la vida personal hasta el punto en el que cambiamos nuestra forma de vestir, de hablar y de ver el mundo como alguna vez lo vimos, con la seguridad de nuestro ser.
Por es bueno entender eso; que no todo ni mucho menos todos merecen que nuestra vida cambie para agradar a alguien a quien no le importa, es bueno entender que no vale la pena cambiar lo que sentimos para ser aceptados en un grupo. Y lo más importante, entender que debemos elegir por quién cambiar sólo cuando estemos seguros de que seremos valorados.
Evidentemente también es bueno ponernos en el lugar de quien pretende cambiar, porque también lo hacemos. Hay que dejar el orgullo y valorar a quien cede y cambiar algo por nosotros para ser recíprocos y dejar la balanza nivelada.
Abramos los ojos y la mente, entremos en detalle a valorar sin dudar entre lo que nos molesta de los otros y aceptemos la realidad de que somos diferentes. Los juicios duelen, imponer también. Seamos mejores a partir del entendimiento y seamos justos con nosotros mismos y nuestros sentimientos… No siempre tenemos que ceder y tampoco merecemos que nos den todo a nosotros. De las dos nos toca aguantar y eso es innegable. Entenderlo es básico para encontrar el balance.
No desesperar es la clave y no dejar pasar tiempo es el mejor consejo. Si no funciona y no hay valor ni entendimiento, simplemente no vale la pena. Sin ofender, sin agredir y sin estallar es mejor irse. Pero si el diálogo y la comprensión se unen en un mismo lenguaje, seguro habrá manera de solucionar, de ceder y de entender a los otros sin que cambiar sea un recorrido doloroso, sino que sea parte de nuestro crecimiento y aprendizaje en este mundo complejo de las relaciones interpersonales.
(Visited 122 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Profesional en Medios Audiovisuales. Social Media y contador de historias tratando de dar a conocer mi versión de los hechos.

Más posts de este Blog

  • Bogotá

    Nadie lo vio venir

    Cuando era niño siempre me imaginaba el futuro. Pensaba en naves espaciales al estilo Buck Rogers y Galactica con(...)

  • Opinión

    Cuando de agradar se trata

    A veces, simplemente no somos suficientes. Aunque nos esforcemos para cambiar las cosas en las que creíamos estar correctos(...)

  • Opinión

    Trabajo... ¿Si hay?

    Buscar trabajo es quizás una de las cosas más difíciles que hay en Colombia, las pocas oportunidades hacen que(...)

  • Opinión

    Hace 18 años...

    Hace 18 años el mundo era muy diferente, y aunque sé que el tiempo ha pasado y que todo(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar